30 nov 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Juan Carlos Ortega: "Me conformo con gustar mucho a unos pocos"

El humorista catalán, que llevaba "toda la vida esperando el Ondas", cree que hacer reír se considera "una cosa menor" dentro de la radio

JUAN CARLOS ROSADO / MADRID

Juan Carlos Ortega, premio Ondas por su trayectoria.

Juan Carlos Ortega, premio Ondas por su trayectoria. / ELISENDA PONS

El humorista Juan Carlos Ortega (Barcelona, 1968) recibirá el miércoles, día 9, el premio Ondas que se le ha concedido por toda su trayectoria. El colaborador de EL PERIODICO desvela sus sensaciones poco antes de recoger el galardón.

¿Le sorprendió que le dieran el premio Ondas? Me ha sorprendido que me lo dieran ahora, porque no me lo esperaba. No obstante, este es un premio que estaba esperando. Llevaba toda la vida deseándolo. Lo quería pero nunca me lo daban. Y este año que ni siquiera se me había pasado por la cabeza van y me lo conceden. Me ha hecho una ilusión brutal, pero de perder la cabeza. Lo había dejado por imposible.

O sea, que soñaba con el Ondas… Desde pequeño, cuando empecé a oír a Luis del Olmo porque la radio me encantaba. Me ha alegrado sobre todo por el tipo de premio que es: a toda una trayectoria. Habrán hecho la media y les ha salido un aprobado.

Además, no se lo suelen dar a los humoristas… No sabría decirle. Sí que recuerdo que se lo dieron una vez a Gila, que para mi ha sido el mejor humorista de este país. Hace dos años se lo concedieron a ‘Todo por la radio’, de ‘La ventana’.

Pero me refiero a humoristas individuales. ¿No cree que se menosprecia o subestima el humor como género radiofónico? Sí, creo que se considera como una cosa menor, como algo que tiene que estar encapsulado en una sección. Algo que deber durar 10 minutitos para que después los locutores serios sigan haciendo lo suyo. Es cierto que se le valora poquito.

"Me da rabia que circulen por wasap un montón de 'sketches' que la gente no sabe que son míos"

Parece que ahora hay más humor en la radio española que hace unos años. ¿A qué se debe? Sí, ahora hay mucho humor. Creo que los directores se han dado cuenta de que funciona y la gente está harta de seriedad y pomposidad. Hacer humor es muy complicado y hacer cosas serias es relativamente más sencillo. El humor es darle la vuelta a las cosas, y eso es siempre más difícil que presentarlas tal cual son.

¿Se considera un humorista de culto? Eso tiene una parte positiva y otra negativa. La buena es que parece que tiene más prestigio lo de ser de culto. Pero la parte mala es que queda implícito que tienes menos popularidad. Es posible que sea algo así como de culto. Yo tengo una minoría de gente a la que le gusto mucho y para mi eso es suficiente. Me conformo con eso: me gusta gustar mucho a unos pocos. .

¿Cómo definiría ese humor suyo que algunos consideran inclasificable? Yo diría que no es humor surrealista. Casi me inventaría un género que se llamaría humor híperrealista. Aunque tiene alguna pincelada de surrealismo, básicamente es realista. Yo cuento cosas que podrían ocurrir aunque fuesen muy improbables. Es como poner al límite la realidad, pero siendo todavía realidad sin que se convierta en fantasía, que es lo que le ocurre a los humoristas surrealistas.

Me imagino que los humoristas estaban deseando que ganase Donald Trump las elecciones en EEUU, ¿no? Muchos sí, igual que una gran cantidad de humoristas españoles, pese a decir lo contrario, estaban deseando que ganase Rajoy porque les da más trabajo. Pero yo toco muy poco el humor político y por eso prefería que ganase Hillary Clinton para mantener la seriedad.

"Comparado con 'Hombres y mujeres y viceversa', 'Crónicas marcianas' parecería ahora como el 'A fondo' de Joaquín Soler Serrano"

En televisión, en cambio, el humor parece estar de capa caída. ¿A qué lo achaca? Es verdad. Creo que hay menos humor porque todo el mundo va a gastar menos dinero y no hay presupuesto para contratar a humoristas buenos. Y eso, unido al hecho de que se hayan puesto muy de moda las tertulias políticas, ha provocado ese fenómeno.

Javier Cansado denunciaba hace un año en una entrevista de EL PERIÓDICO que los monólogos han sustituido en la televisión a los programas típicos de humor. También es cierto. Mucha gente considera que el humorista es el monologuista, hasta el punto de que mucha gente me dice que cuándo voy a hacer un monólogo. Y me dan incluso ideas para hacerlo. Yo no he hecho monólogos nunca, pero la mayoría de la gente tiende a pensar que el único humorista que existe es el monologuista. Es una moda que está durando muchísimo.

¿Qué siente al ver que sus 'sketches' radiofónicos son de los que más circulan por whatsapp y las redes sociales? Por un lado me da alegría, pero por otro me da rabia. Es que por 'whatsapp' circulan un montón de 'sketches' que la gente no sabe que son míos. Cree que son fragmentos de radio con oyentes y locutores reales. Y sin embargo, ese mismo 'sketch' puesto en Youtube o en otra red social tiene menos visitas. Nunca lo he podido entender. Creo que a la gente le gusta pensar que eso es real y por eso lo comparten. Pero no lo sé. Y luego está lo de que no se cobra, que me da una rabia… (ríe).

¿Va a renegociar sus contratos después de este premio Ondas? Ojalá pudiera. Pero lo único que se renegocia ahora es a la baja. Bueno,  tampoco lo he intentado. A lo mejor ahora…

"Si el Gobierno de Rajoy se hubiera cargado a Pepa Fernández, los oyentes se habrían sublevado"

Pues quiero mi parte por la idea… Sí, pero lo que pasa es que va a quedar usted muy mal porque voy a empezar con EL PERIÓDICO. Voy a hablar con los jefes del diario y les voy a decir que la idea ha sido suya (ríe).

¿Le gustaría que volviese ‘Crónicas marcianas’? Si, para que toda la gente que acusaba a ‘Crónicas’ de telebasura se dieran cuenta de que comparado con lo que se hace ahora es casi un programa blanco. Tú ves ahora un programa de aquellos y dirías: “¿Pero esto es lo que nos parecía tan bestia?” Comparado con ‘Hombres y mujeres… y viceversa’ parecería un programa como aquel que presentaba Joaquín Soler Serrano (‘A fondo’). 

¿No cree que tiene ya el pan asegurado con un programa tan longevo como el ‘No es un día cualquiera’ de Radio Nacional de EspañaSí, sí. Espero que siga el programa después de 17 años. Es el programa de Radio Nacional con más éxito. Sus oyentes son de una fidelidad a prueba de bomba. Cada vez que se hace fuera de Madrid se llena de una forma increíble. Son ‘fans’ enloquecidos. Eso garantiza su continuidad, a no ser que haya un director loco, que no lo descartemos.

Ya estuvo en el aire su continuidad cuando ganó Rajoy las primeras elecciones en el 2011… Si se hubieran cargado a Pepa Fernández, creo que los oyentes se habrían levantado y sublevado. Hubiera sido demasiado bestia.