Ir a contenido

HISTORIA HUMANA

'El Foraster' despide el catamarán de Pepe

El vecino de Castellfollit de la Roca, enfermo de cáncer, ha logrado poner rumbo a Panamá con su embarcación tras su aparición en el programa de TV-3

Pepe Soto, en la foto con Quim Masferrer, cumple su sueño y navega rumbo a Panama con su catamarán. / ACN

El pasado 20 de enero, 'El Foraster' de TV-3 visitó Castellfollit de la Roca. En esta pequeña localidad de la Garrotxa Quim Masferrer, además de poder disfrutar de una de las diez mejores vistas del mundo, dio a conocer la peculiar historia de Pepe, que por entonces estaba intentando construir un catamarán para cruzar el Atlántico y hacer realidad el sueño de ir a San Blas (Panamá). Este sorprendente deseo tenía, desgraciadamente, una parte dramática: enfermo de cáncer y sin ganas de seguir más tratamientos de quimioterapia, Pepe había decidido concentrar todas sus fuerzas en acabar la embarcación y botarla.

La historia la vieron en televisión una media de 655.000 personas (de hecho, fue el programa más visto del día en Catalunya), y causó un gran impacto.Tanto, que provocó un movimiento solidario de ayuda de mucha gente, y que se acaba de plasmar ahora, nueve meses justos después de aquella aparición en la pequeña pantalla: este sábado, 22 de octubre Pepe Soto ha zarpado del puerto de Roses, acompañado de una cincuentena de amigos que la han querido despedirle en esta aventura.

Y entre los amigos estaba el propio 'foraster' Quim Masferrer, que no se ha querido perder el final de una historia que empezó a contar en enero, y que ha plasmado en la cuenta de Twitter del programa de Televisió de Catalunya.

Así, el catamarán de Pepe ya navega rumbo a Panamá donde espera llegar a finales de febrero, si no hay imprevistos. De momento, el primero ya lo ha superado sin mayores problemas: pese a la persistente lluvia que caía durante la mañana, el barco ha zarpado pocos minutos después de las once de la mañana del puerto de Santa Margarida de Roses (Girona).

Y como el protagonista de la aventura es optimista, considera que lo más difícil ya ha pasado y que ahora le toca disfrutar del viaje. "La aventura de verdad era llegar hasta aquí, ha sido muy difícil", ha explicado Soto, que se ha despedido, visiblemente emocionado, de la cincuentena de vecinos de Castellfollit que la acompañaban este sábado en Roses. Sin la ayuda de estos vecinos, y de telespectadores solidarios, se ha podido embarcar en su sueño.  

La previsión es dirigirse a las Baleares, para luego enfilar hacia el Cabo de Gata; de allí, al Estrecho de Gibraltar para poner rumbo a San Blas, en Panamá.

Pepe ha podido iniciar su soñado viaje gracias a la ayuda de los vecinos del municipio, que colaboraron desinteresadamente en la construcción de una embarcación que, por lo que se puede ver en las imágenes, tiene una presencia imponente.

0 Comentarios
cargando