Ir a contenido

entrevista con uno de los 'peripatètics'

Marcos Franz: "En la primera temporada de 'Merlí', hasta a mí me caía mal Gerard"

En los nuevos episodios de la serie de TV-3, el personaje que interpreta el actor se siente intimidado por la alumna recién llegada, Oksana

Marisa de Dios

Marcos Franz, que interpreta a Gerard en la serie Merlí. 

Marcos Franz, que interpreta a Gerard en la serie Merlí.  / TVC

Marcos Franz (Mataró, 1993), el Gerard de 'Merlí', no para. Acaba de estrenar la segunda temporada de la serie de TV-3, en la que no está llevando muy bien enterarse de que su idolatrada Mònica está saliendo con Joan, a la vez que se siente intimidado con la alumna recién llegada, Oksana; ha participado en Italia en la miniserie 'The young Pope' de las cadenas Sky, Canal+ y HBO, protagonizada por Jude Law, en la que encarna al español Angelo Sánchez; se encuentra rodando en Praga una nueva serie para History Channel, y el 7 de octubre saca su primer proyecto musical, el álbum 'Start', del que ya ha lanzado un videoclip de la canción 'Tot en ella'.

La primera temporada de 'Merlí' no finalizó muy bien para Gerard, porque la chica de la que estaba enamorado acabó con su mejor amigo, y tampoco ha mejorado en la segunda, en la que se ha hecho pública la relación de Mònica (Júlia Creus) y Joan (Albert Baró). No, la primera temporada acabó fatal para él. De hecho, incluso a mí me caía mal Gerard. Veía la serie y pensaba: "¡Ay, para ya con el tema de Mònica, que eres un pesado!".

¿Cómo evolucionará su personaje en los nuevos episodios? Esta temporada me gusta mucho el papel que desempeña Gerard porque descubre, obviamente gracias a la filosofía y a Merlí, que se puede deshacer de esa obsesión que siente por Mònica. Se mostrará bastante más seguro de sí mismo, ya no será tan introvertido ni tan nervioso, sino un poco más calmado y confiado. Debido a su forma de ser tendrá altibajos emocionales muy bestias, pero me lo he pasado muy bien interpretándolo porque juega un papel interesante.

Marcos Franz

actor y músico

"En los nuevos episodios Gerard se mostrará más seguro de sí mismo"

La que está descolocándole del todo es Oksana (Laia Manzanares), que se ha marcado como reto personal conquistar a Gerard, sobre todo sabiendo que él está enamorado de Mònica. El personaje de Oksana es bastante chulo porque le da igual todo. Es una tía muy explosiva, muy directa, cosa que causa un desconcierto muy grande entre algunos compañeros de clase y hace que la vean como una chica oscura y misteriosa. Entre ellos habrá una relación bastante guay.

¿Qué comparte usted con Gerard? Ahora tengo 23 años, pero cuando tenía 16 o 17, he de reconocer que era un 80% como Gerard.

¡Y eso que usted comentaba que la primera temporada no le soportaba! ¡Pero ahora he cambiado! Entonces sí que era muy inseguro, muy nervioso, y siempre hacía una montaña de un granito de arena... y era horrible. Si tuviera aquí al Marcos de 16 años le diría: "¡Va calla!". Me gusta mucho interpretarlo porque es un poco como volver a revivirlo. De hecho, cuando estábamos rodando en clase, parecía que tuviéramos 16 años, volviendo a ser unos chavales, y era superdivertido.

¿Cómo era usted de estudiante? Bastante malo. Pasaba el curso pelado. Pero, básicamente, porque me distraía mucho. Yo soy músico y entonces solo pensaba en tocar la guitarra, quería ser Mick Jagger. Salía del cole y no pensaba en hacer los deberes, no estudiaba, simplemente escuchaba música, tocaba, y eso hacía que sacara un tres o un cuatro como mucho. Así que tuve que apretar para pasar de curso, y al final lo logré. Ahora me arrepiento de no haber estudiado más.

¿Y cómo se le daba la Filosofía? No le daba mucha importancia, era una asignatura más. No era como las Matemáticas, que me gustaban, o la Educación Física, que la detestaba. Era más neutra. Tampoco destacaba mucho.

Marcos Franz

actor y músico

"Cuando tenía 16 o 17 años, era en un 80% como mi personaje en 'Merlí'"

Después de haber participado en 'Merlí', ¿se ha sentido más interesado por esta materia? Sí, me ha hecho ver que es fácil. El guion de la serie está muy bien escrito y el personaje de Merlí hace que parezca fácil. La verdad es que ahora siento que me hubiera gustado estudiar bien la filosofía.

¿Cómo ha vivido el éxito que ha cosechado la serie, que la gente le conozca por la calle? Al principio me molestaba un poco. Soy una persona un poco cerrada en el sentido de que me apetece estar con mis cosas y no me gusta mucho que la gente me observe, me analice y me juzgue. Ahora ya he superado todo eso y me da bastante igual. Pero el tema fama… es algo un poco superficial porque, al fin y al cabo, ¿qué es la fama? Va con la profesión y hay que saber convivir con ella.

¿Cómo vendería la segunda temporada de la serie a alguien que todavía no la ha visto? Filosofía en 'prime time'. Una serie que te hace pensar. No sé si sabría venderla muy bien pero, sinceramente, creo que es una serie necesaria. Merlí es necesario.

¿Le hubiera gustado un profesor como él, que diera tanta caña a los alumnos? Sí, porque yo tenía unos profesores muy aburridos. Leían, explicaban el temario y te hacían un examen. Merlí me encanta, es un personaje pero, al fin y al cabo, es casi real. Cuando estás interpretando en la serie, llega un momento en que te lo crees y me parece fantástico. Me habría encantado tener un profesor como él.

0 Comentarios
cargando