Ir a contenido

Serie documental

TV-3 retrata a los profesionales de las 'Emergències'

La tele pública catalana estrena este domingo un 'docurreality' que muestra la labor cotidiana de médicos, enfermeras, bomberos y mossos d¿esquadra

La producción, de 13 capítulos dirigidos por el periodista Pol Izquierdo, es la gran apuesta de esta temporada de la cadena autonómica

Txerra Cirbián

Un grupo de bomberos luchan contra un incendio, en un episodio de Emergències.

Un grupo de bomberos luchan contra un incendio, en un episodio de Emergències.
Médicos y enfermeras intentan salvar a un accidentado, en el primer episodio de Emergències.
Una bombero atiende a una anciana que se ha caído en su casa, en la serie Emergències.

/

TV-3 estrena este domingo ‘Emergències’, una de las grandes apuestas de la tele autonómica catalana para esta temporada. Se trata de una serie documental que retrata la labor diaria de varios colectivos profesionales que trabajan al servicio de los ciudadanos en situaciones complejas: médicos y enfermeras de urgencia, bomberos y mossos d’esquadra, básicamente. El programa se emite después del veterano espacio informativo ’30 minuts’, al filo de las 22.30 horas.

“Nosotros queríamos mostrar cómo trabaja el profesional y cómo solventa situaciones que para nosotros son muy complicadas”, explica el director del programa, Pol Izquierdo. “Como en algún momento de nuestras vidas seremos atendidos por un médico, un bombero o un policía, lo que queríamos enseñar y mostrar es que, en esas situaciones de fragilidad en que nos encontramos cuando pasa alguna cosa, que sepa que tiene a esa gente a su servicio”.

Josep Maria Campistol

director general del Hospital Clínic

"La idea que subyace en la serie es mostrar la dedicación y generosidad de estos profesionales y transmitir sus valores"

Josep Maria Campistol, director general del Hospital Clínic de Barcelona, uno de los escenarios básicos de la serie ‘Emergències’, señaló el jueves, durante la presentación de esta nueva producción, que la idea que subyace en ella es mostrar “la dedicación y generosidad de estos profesionales” y transmitir “sus valores” a toda la sociedad, y quiso destacar “la sensibilidad” con la que el programa ha tratado a los profesionales que han participado en ella.

El director de TV-3, Jaume Peral, recordó a su vez que “se trata de una visión de su trabajo elaborada con respeto y profesionalidad”. Por ello, en la serie “no solo hay imágenes impactantes, que las hay, sino que también muestra a unos profesionales, anónimos, pero con rostros, que explican por qué toman unas decisiones y no otras”. La presencia de buena parte de los protagonistas del programa y los aplausos al final del visionado lo dejó claro.

ACCIÓN Y REFLEXIÓN

TV-3

Retrato de familia de algunos de los profesionales que aprecen en 'Emergències'.

Así, las imágenes más trepidantes de ‘Emergències’ vienen punteadas por fragmentos de las entrevistas, realizadas posteriormente con sus protagonistas. Así, por ejemplo, en el primer episodio, que se emite este domingo, los temas principales son un trabajador que entra muy grave en Urgencias del Clínic tras caer accidentalmente de un andamio; un incendio junto al barrio de Montbau de Barcelona; y el seguimiento de un médico y un técnico miembros del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), que atiende primero a una señora mayor en su domicilio y luego a un drogadicto.

Pol Izquierdo

periodista y director de la serie

"Queremos dar a conocer las personas que hay detrás de las emergencias, más allá de sus uniformes"

El director del programa es Pol Izquierdo, periodista responsable de algunos de los éxitos más notables de TV-3, como ‘Veterinaris’, ‘Bèsties’, ‘Caçadors de bolets’ y ‘La meva’: “Hemos querido contextualizar lo que pasa y explicar el porqué pasa”, así como dar "a conocer las personas que hay detrás de las emergencias, más allá de sus uniformes", señaló. La serie consta de 13 capítulos de 40 minutos cada uno y ha sido realizada en colaboración con Media 3.14, productora especializada en documentales que dirige el veterano Joan Úbeda.

BLANCO Y DIVULGATIVO

Blanco y divulgativo, este ‘docurreality’ huye del morbo de ciertas imágenes de impacto, para ofrecer “un retrato de esos momentos en los que nos sentimos más frágiles”, dice Izquierdo. “Cuando entramos en un hospital, nos encontramos en un estado de gran fragilidad, estamos en manos de estos profesionales, que gestionan y resuelven estas situaciones”, señala Izquierdo, que pone de relevancia la empatía como elemento clave de la asistencia.

El director del programa aseguró que todas las personas anónimas que aparecen en la serie (y hay un montón) han dado su consentimiento. “Por ejemplo, el enfermo de la sonda nasogástrica que aparece en el primer episodio, nos dijo ‘Por Catalunya, lo que sea’”. 

Izquierdo también indicó que han querido saber “cómo gestionan esas vivencias con la familia, como se llevan a casa esos momentos duros y cómo afrontan la posibilidad de equivocarse, sabiendo que, en sus trabajos, puede tener consecuencias muy graves”.

ADICTOS A LA INCERTIDUMBRE

TV-3

De izquierda a derecha, Jaume Peral, Josep Maria Campistol y Pol Izquierdo.

Con un punto de admiración, Izquierdo afirmó que, “mientras para todos nosotros, lo habitual es planificar lo que tenemos que hacer cada día, ellos son personas adictas a la incertidumbre: no saben con qué se van a encontrar cada día”. Y puso un toque de humor que arrancó la sonrisa de los asistentes: “Sois raros, porque encima os gusta”. Y en un aparte con este diario, añadió: "Esta gente es muy especial. Se mueven y están confortables en ámbitos en que la gente no lo está. Son tan buenos porque, en situaciones en las que tu y yo estaríamos nerviosos, ellos no lo están. A ellos les acompaña la incertidumbre y el riesgo".

Los profesionales asistentes al acto del jueves agradecieron “el trabajo del equipo que, a pesar de tener una cámara a un metro de nosotros, hizo que nos sintiéramos muy cómodos, como si no estuvieran, y nunca interfirieron en nuestro trabajo". Una de las enfermeras afirmó que en ningún momento han “actuado”, como mucho, “volver a entrar o pasar por un pasillo”, dijo sonriendo. “Son muy majos, pero a veces también eran un poco pesados”.  Es lo que tiene convivir con una cámara pegada al cogote.

Observar y preguntar poco

Pol Izquierdo explica que los equipos de rodaje de esta docuserie tienen mucha práctica: "Saben cuándo y cómo se pueden acercar o alejar, cuándo pueden preguntar… Básicamente has de observar mucho y preguntar poco y que la persona a la que estás siguiendo se sienta cómodo contigo y que se olvide de que estés allí". Y añade: "Hemos retratado a gente cuyo trabajo requiere mucha concentración. Al cabo de dos días se olvidaban de nuestra presencia, porque no podían estar pendientes de nosotros, sino de la urgencia que les entraba o el incendio que tenían que apagar. La instrucción que tenía el equipo era, por ejemplo, enseñar solo a los médicos, mostrar el esfuerzo en salvar una vida a partir de sus rostros, focalizar la atención en algunos de nuestros personajes, como Carmeta y Coral en el primer capítulo".

El proceso de grabación ha consistido en convivir durante días, semanas e incluso meses, con los equipos de emergencias que voluntariamente se prestaron a colaborar con el programa. “Han dado para cientos de horas de grabación”, procedentes de los dos equipos del programas, señala Samantha Vall, jefa de contenidos de ‘Emergències’. Unos 10 o 15 profesionales, de un total de unos 40, se repiten a lo largo de varios episodios.  

Tras siete meses de rodaje y una previa criba del material filmado, con incendios, accidentes ictus, ataques cardiacos… dibujaron lo que se llama “mapa de la serie”, y decidieron qué iba en cada capítulo. De alguna manera todos son episodios autoconclusivos, menos el caso del trasplante de hígado de una niña de 6 años, cuyo donante era su madre. Una historia que se verá hacia el mes de noviembre.

0 Comentarios
cargando