Ir a contenido

ENTREVISTA

Raül Tortosa, a 'Acacias, 38' desde 'Juego de tronos'

"Las series de época enganchan por la nostalgia", asegura el actor que da vida al duque de Somoza en la ficción de TVE-1

Marisa de Dios

Raül Tortosa, caracterizado como el duque de Somoza, en ’Acacias, 38’. 

Raül Tortosa, caracterizado como el duque de Somoza, en ’Acacias, 38’.  / RTVE

La arrogante Cayetana, la vecina más influyente de 'Acacias, 38', ha abierto su corazón al amor gracias a la llegada al barrio del carismático duque de Somoza. Interpretado por el tarrasense Raül Tortosa, el apuesto aristócrata ha movido cielo y tierra para sacar de prisión a la protagonista del serial de sobremesa de TVE-1. Antes de retroceder hasta finales del siglo XIX para meterse en la piel del personaje, este actor y doctor en Medicina Veterinaria ya había aparecido en series como 'El cor de la ciutat', 'La Riera' o la mismísima 'Juego de tronos'donde apareció en una escena de la sexta temporada dando vida al capitán del ejército de la casa Tyrell

El duque ha demostrado algo difícil: que Cayetana también tiene su corazoncito. Claro, todo el mundo tiene corazón, y Cayetana también. Lo que pasa es que el duque, cuando llega a Acacias, no es consciente de la parte oscura de Cayetana. Y cuando empieza a ver alguna cosa extraña, porque obviamente no es tonto, no le importa demasiado. Pero él no sabe lo que ella esconde realmente.

¿Cree que si descubriera todo lo que oculta Cayetana seguiría tan enamorado? Yo creo que no. ¡Cualquier persona en su sano juicio no lo haría! Pero ese carácter un poco arisco, rebelde y brusco de Cayetana, a él no le importa, e incluso creo que hasta le gusta.

¿Es oro todo lo que reluce en el duque de Somoza? Porque es casi el hombre perfecto. Sí y no. A veces, el ser tan claro y tan directo como él, que no se anda con rodeos y se muestra tan asertivo y transparente, no facilita las cosas. Es como un arma de doble filo, sobre todo en temas de pareja. Aunque yo creo que es mejor ser así que tener dobles caras.

¿Cómo se siente haciendo de galán de finales del siglo XIX? Lo primero, luchando contra el lenguaje antiguo, que no facilita las cosas...

Raül Tortosa

actor

"Hablar castellano antiguo es lo más complicado de 'Acacias, 38'"

Porque en 'Acacias', los actores hablan casi declamando. Todos los personajes en la serie hablan castellano antiguo y eso ya suma un poco de dificultad, pero en el caso de mi personaje, como es aristócrata, su manera de hablar es todavía más rebuscada. Una vez que lo integras está bien, pero al principio no juega a tu favor para interpretar el papel.

¿Considera que utilizar ese tipo de lenguaje es lo más complicado de interpretar a un personaje como el duque de Somoza? Yo creo que sí porque, por otro lado, tienes cosas que ayudan muchísimo, como los compañeros. Sara Miquel [Cayetana en la serie] e Inma Pérez-Quirós [Fabiana], que son las dos con las que he trabajado más, son supergenerosas. Pero también, por ejemplo, ayuda el vestuario. Te pones esos trajes y te transportan a otra época.

¿Ha descubierto cosas sobre finales del siglo XIX gracias a 'Acacias, 38'? Sí, sobre todo temas relacionados con mi personaje, que viaja mucho. Me informé un poco sobre cómo estaba el mundo en aquellos años, sobre las rutas de comercio de aquella época, la ruta de las telas, pero tampoco hice un trabajo de campo profundo. 

¿Cómo ha sido llegar a una serie que lleva más de 300 episodios, en la que muchos actores permanecen desde el principio? El primer día vas con una mezcla de curiosidad, miedo, nervios y ganas. Yo ya había estado en otra serie diaria, 'El cor de la ciutat', pero entrar en una producción siempre es un mundo nuevo y no sabes lo que te vas a encontrar. Y la sensación que tuve cuando puse el pie por primera vez en los estudios de 'Acacias' fue superpositiva, y así ha seguido hasta ahora. Hay un ambiente de trabajo espectacular. 

'Acacias' sería como el 'Arriba y abajo' o el 'Downton Abbey' español, con las historias entrecruzadas de los señores y los criados. Sí, tienen un paralelismo. Además, hay como un momento de oro de las series diarias de época, como El secreto de Puente Viejo o Seis hermanas, que han encontrado un filón. Acacias ha renovado por 200 episodios, lo que supone un año más de emisión, y esto también significa que al público le gusta, y eso da confianza a la gente del sector. Ojalá dure.

¿A qué cree que se debe ese interés por las series de época? Primero, el guion debe enganchar, tiene que ser interesante. Después, el tema del pasado lleva implícita la nostalgia, y eso engancha. Y en cuanto a Acacias, creo que al final el share se mantiene porque se transmite este buen ambiente que hay en el rodaje, porque la gente trabaja con muchísimas ganas, no solo los actores, sino también el personal de vestuario, maquillaje, producción... Es algo que me extrañó muchísimo porque en una serie diaria hay mucha presión.

Decía que no veía mucho la tele, pero ha aparecido en una de las series con más tirón a nivel mundial, 'Juego de tronos'. ¡Esa sí que la seguía! Soy muy fan de las novelas en las que se basan, las había leído hacía años.

Raül Tortosa, en 'Juego de tronos'

Raül Tortosa, en 'Juego de tronos'

Participó en la sexta temporada, en una escena que rodaron en las escaleras de la catedral de Girona. Hacía de capitán del ejército de la casa Tyrell en el asalto al Septo de Baelor. Estaban Jaime Lannister, Margaery, el septón, el rey Tommen y Mace y Olenna Tyrell.

Seis personaje principales. Para rodar esa escena que se quedó en dos minutos y medio, estuvimos cinco días muy intensos grabando. Mi personaje no tenía frase, pero sí una conversación visual con Mace Tyrell (Roger Ashton-Griffiths), que también se recortó un poco. Yo me quedo con la experiencia, que fue espectacular. Fue como un sueño trabajar con Jack Bender, que había dirigido Perdidos, y tuve la gran suerte de poder charlar durante mucho rato con Roger Ashton-Griffiths.

¿Cómo llegó a 'Juego de tronos'? Como ya era fan, cuando dijeron que se iba a rodar en Girona dije: "Yo voy, aunque sea a hacer de extra", porque el casting ya venía cerrado de Belfast. Así que por la parte 'friki' fui, hice la cola para ser un ciudadano de Desembarco del Rey y ya está. Luego, por el azar o el destino, me llamó mi representante para decirme que estaban buscando a un actor para ser el capitán del ejército de los Tyrell, y que me iba a presentar. Y al final me cogieron. 

Raül Tortosa

actor

"En 'Juego de tronos', para rodar una escena de dos minutos y medio estuvimos cinco días"

Supongo que será muy distinto trabajar para una serie así que para una producción española. Hacer una serie así es como trabajar en Hollywood, porque mueve mucho dinero. La diferencia la marca la financiación. Además, con presupuestos tan elevados mueven a muchísima gente. Por ejemplo, había 300 personas del equipo y unos 500 extras para la escena que grabamos. Aparte, cuentas con actores con una gran trayectoria, con un departamento de arte espectacular…, con lo que va todo ligado. Una serie como 'Juego de tronos' es poco comparable con cualquier otra.

Siendo usted tan fan de los libros, ¿entiende la fiebre que hay por 'Juego de tronos'? La serie funciona tan bien por el guion, porque las historias de las novelas son buenísimas, enganchan desde el primer momento y me extrañaría que una serie así no funcionara. Las novelas son muy cinematográficas y la serie está supervisada por George R. R. Martin, lo que es una garantía, y tiene unas interpretaciones espectaculares.

Por cierto, usted es licenciado en veterinaria. Soy doctor en Medicina Veterinaria.

Raül Tortosa, con Nausicaa Bonnín, en 'El cor de la ciutat'

TVC

Raül Tortosa, con Nausicaa Bonnín, en 'El cor de la ciutat'.

¿Y nunca ejerció? Sí, aunque me dediqué más a la investigación, en la parte de neuropatología. Por ejemplo, con el tema de las vacas locas hacía exámenes neurológicos y de patología.

¿Y cómo un veterinario acaba en 'Acacias' y en 'Juego de tronos'? Cuando acababa la carrera, sentía que necesitaba hacer algo diferente. Hablando con una compañera, me propuso hacer teatro. Cuando lo probé fue como hacer un 'click'. Siempre me había encantado el cine, pero no te llegas a plantear trabajar en esto por la trayectoria familiar, y fue probarlo y ver que era lo mío. Ahí empecé mi formación teatral, con cortos, luego en 'El cor'…

También canta en un grupo, llamado Una hora más. Sí, pero es un 'hobby'. En el 2012 sacamos un disco, pero me falta tiempo para los ensayos.