Ir a contenido

INFORME ANUAL

El catalán pierde sintonía en la tele

EL CAC denuncia la desigualdad de la oferta a favor del castellano desde la implantación de la TDT

La radio mantiene un equilibrio en la oferta, ya que todas las emisoras deben cumplir la normativa catalana

Centro de control de la televisión digital terrestre (TDT) de Abertis Telecom en la Torre de Collserola.

Centro de control de la televisión digital terrestre (TDT) de Abertis Telecom en la Torre de Collserola. / JOSEP LOASO

La implantación de la televisión digital terrestre (TDT) ha traído consigo una espectacular aumento de la oferta audiovisual, pero mayoritariamente en castellano, lo que ha provocado que prácticamente 'se coma' la oferta en catalán. Así, en esta última década, la oferta de canales de TDT en castellano se ha multiplicado por cinco en Catalunya, pero la audiencia de la tele en catalán ha caído 10 puntos en este mismo periodo.

Este es el principal dato que ofrece el último informe anual del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC), que destaca el "importante descenso" sufrido por la tele en catalán, al que también ha contribuido el 'boom' de la tele de pago y las nuevas formas de distribución audiovisual por internet; todas básicamente en castellano.

El trabajo precisa que la audiencia de todos los canales en catalán en el 2005 era del 29,7%, pero en el 2015 ya había caído hasta el 19,8%En el caso concreto de TV-3, su audiencia se ha reducido en esta década 10 puntos porcentuales.

En el entorno analógico del 2005, previo a la implantación de la TDT, en Catalunya se podían sintonizar seis canales de cobertura estatal en castellano (TVE-1, La 2, A-3 TV, Tele 5, Cuatro y la incipiente La Sexta), y dos en catalán (TV-3, K3-33), además de las locales (como BTV y CityTV). Pero finales del 2015, la oferta es totalmente diferente: 32 canales de cobertura estatal en castellano y 8 en catalán, además de las desconexiones de TVE-Catalunya y las televisiones locales.

Para el CAC, con la digitalización de la tele  "no se ha tenido en cuenta la diversidad cultural y lingüística del Estado, pese a que este precepto estaba incluido en la Ley 7/2010, General de la Comunicación Audiovisual". Esto ha provocado que, una década después, "la evolución de la oferta de canales en catalán y en castellano ha sido la opuesta".

LA RADIO, LA PARTE POSITIVA

Si en la televisión, el panorama para el catalán es pesimista, en la radio ocurre todo lo contrario, debido a que, según el CAC,  la Generalitat es competente en la adjudicación de licencias. Así, todas las emisoras que  hay en Catalunya (321 en FM) están sujetas a la normativa catalana. Y esta obliga a incorpora el catalán, como mínimo, en el 50% del tiempo de emisión. Lo mismo ocurre en relación con la música, que debe incorporar un mínimo del 25% de canciones en catalán.

Para el CAC, uno de los retos futuros es garantizar la presencia de la lengua catalana, "a pesar de la falta de igualdad competitiva de los prestadores catalanes en relación con los de los ámbitos español y global". Por esta razón, el Consell está elaborando, por encargo del Parlament, un Libro Blanco del audiovisual catalán, trabajo que presentará un conjunto de propuestas para consolidar y fortalecer el audiovisual catalán y en catalán.

De hecho, el informe anual ya sugiere que convendría tener competencias plenas sobre el espectro radioeléctrico, así como sobre regulación de redes y de contenidos de internet. Y consecuentemente, ve necesario que el CAC evolucionara hacia una autoridad catalana de las comunicaciones, con competencias sobre todos los ámbitos de este macrosector.

0 Comentarios
cargando