Ir a contenido

fenómeno sociológico

El gran zoo de los zombis

La Universal inaugura el lunes en Los Ángeles un gran parque temático de la serie 'The walking dead'

Los visitantes recorren una ruta por los más icónicos escenarios de la serie acosados por muertos vivientes

Manuel de Luna

Un actor caracterizado como zombie en el parque temático de la Universal The walking dead.

Un actor caracterizado como zombie en el parque temático de la Universal The walking dead. / VALERIE MACON

Allá por 1990 se abrió en el parque de atracciones del Tibidabo un nuevo espectáculo que llegaba avalado por su originalidad y su éxito internacional: 'Pasaje del terror', un desasosegante recorrido por una especie de casa embrujada habitada por todo tipo de monstruos clásicos, interpretados por 18 actores. Aquel ya finiquitado 'Pasaje del terror' (fue sustituido por el 'Hotel Kruger') se convirtió en un icono turístico de la Barcelona del siglo XX.

Y aunque aquel terrorífico paseo ya es historia, 26 años después la idea persiste, aunque mejorada, amplificada, globalizada y digitalizada, tal como demuestra el espectacular montaje de 'The walking dead', un superpasaje 3.0 que reúne a los más selectos y asquerosos zombis que han hecho de la serie de televisión homónima un fenómeno de masas mundial.

Este pasaje 'walking dead' hará las delicias de los millones de fans que tiene la serie, pero no es de fácil acceso: el nuevo parque temático, que se inaugura oficialmente el próximo lunes, 4 de julio, se encuentra dentro del complejo de atracciones que los estudios Universal tiene en Los Ángeles (EEUU), un inmenso centro de recreo del 'show business' audiovisual, en el que también se han instalado espectáculos de taquillazos como 'Harry Potter', 'Los Simpson', 'Waterwold', 'Jurassic Park', 'La momia', 'Transformers', Los Minions', 'Fast&Furious'... Un auténtico paraíso para grandes y pequeños cinéfilos.

La competencia que tiene este 'walking dead' en los estudios Universal es, sin duda, importante, pero los responsables del proyecto, entre los que se encuentra Greg Nicotero, productor ejecutivo y artífice de los fantásticos efectos especiales de la serie, lo tienen claro: controlan la producción de la televisión por cable más seguida en todo el mundo, por delante incluso de la todopoderosa 'Juego de tronos'. Además, van sobre seguro: en el 2012, el parque de la Universal en Orlando (Florida) estrenó el laberinto 'The walking dead: dead Inside', como parte de sus espectáculos anuales con motivo del día de Halloween (las denominadas 'Halloween Horror Nights'). Y ha sido un gran éxito. Así, el siguiente paso era casi obligatorio.

"Creo que lo que la gran diferencia de 'The walking dead' con el resto de producciones audiovisuales actuales es que trasciende más allá del mero hecho de se una producción de terror, que se ha convertido en un auténtico icono de la cultura pop de este principio de siglo, y que engancha a milllones de personas que no son especialmente fans del género", comentaba en la presentación de la atracción John Murdy, director creativo de la Universal.

Los privilegiados que pudieron asistir al preestreno de esta nueva atracción (que se llevó a cabo una semana) pudieron comprobar la terrorífica categoría del espectáculo: salieron exudando adrenalina y con la tensión arterial bastante más alta.

Aunque no es cuestión de hacer 'spoilers' hasta de una atracción, sí se puede adelantar el planteamiento del 'show': no se trata de matar zombis, sino intentar huir de ellos a la carrera para no caer en sus garras, porque, además de ser todos bastante imponentes, presentan unas caracterizaciones que rozan lo repulsivo, como no podía ser de otra manera. No en vano, el responsable de las caracterizaciones ha sido el propio Nicotero,quien también se ha encargado de supervisar el diseño de los impactantes 'animatrónics' (robots maquillados como zombis).

"La imagen de los muertos vivientes es a lo que doy más importancia, ya que la verosimilitud a la que nos obliga tener como referencia la serie es vital para que esta atracción funcione ante los fans de la producción, que son muy exigentes", explicaba en la presentación el propio Nicotero.

El espectáculo es eso: recorrer, cuando no correr, por diferentes escenarios que reproducen fielmente algunos de los 'sets' más conocidos e icónicos de la serie. Así, destaca la inquietante puerta garabateada ("Don't open. Dead inside") y semiatrancada con una barra, que un puñado de vomitivos dedos (en este caso, 'animatronics') intentan abrir. También se reproduce la guarida de la desasosegante comunidad canibal Terminus, que marcó la cuarta y quinta temporada de la serie.

"Es una experiencia muy intensa -reconoció Murdy-. Peor la idea es esta. Queremos que el visitante se sienta como Rick y su grupo de supervivientes cuando tienen que hacer un recorrido por territorio zombi a pie y  expuestos a cualquier peligro inesperado".

"Todo lo que hemos utilizado en la serie de televisión lo hemos recreado aquí al detalle, minuciosamente sangriento", afirmaba Nicotero sobre la calidad de este proyecto, la última muesca de un negocio planetario (cómics, serie de tele, 'merchandising', webs, parque de atracciones...) que ha hecho de los zombis ideados sobre el papel por Richard Kirkman los amos del mundo. ¡Qué gran idea tuvieron los creadores del 'Pasaje del terror'! Y qué lejos queda.        

0 Comentarios
cargando