Ir a contenido

entrevista

Alba Flores: 'La cárcel enseña, incluso la ficticia'

La visceral Saray de la serie de Antena 3 'Vis a vis' está viviendo una segunda temporada muy intensa

Marisa de Dios

Alba Flores, como Saray, en ’Vis a vis’.  / AGUSTÍN CATALÁN

Alba Flores, como Saray, en ’Vis a vis’. 
Alba Flores, como Jamila, en ’El tiempo entre costuras’. 
Maggie Civantos y Alba Flores (derecha), en una escena de la segunda temporada de la serie ’Vis a vis’.
Alba Flores, con Pablo Rivero, en ’Cuéntame cómo pasó’. 
Alba Flores, con su tía Lolita, en la serie ’El síndrome de Ulises’.
Alba Flores, con Najwa Nimri, en ’Vis a vis’. 
Alba Flores, con Mari Carmen Sánchez, en ’El tiempo entre costuras’. 

/

Siendo nieta de Lola Flores y El Pescaílla, hija de Antonio Flores y de la productora teatral Ana Villa y sobrina de Lolita y Rosario, estaba claro que Alba Flores iba para artista. Lo lleva en la sangre. Aunque en vez de decantarse por la música, optó por la interpretación, donde empezó haciendo teatro independiente. "Me gusta la música, pero quizá había demasiada gente en mi familia dedicándose a ella", se justifica.

Tras sorprender con su papel de la apocada aunque fiel sirvienta Jamila en 'El tiempo entre costuras' y aparecer en producciones como 'Cuéntame cómo pasó', 'Vicente Ferrer' y 'El síndrome de Ulises', se ha vuelto a poner en la piel de la visceral Saray, el brazo derecho de Zulema (Najwa Nimri), en la segunda temporada de la serie 'Vis a vis'

Su personaje está viviendo una segunda temporada muy intensa en la cárcel de Cruz del Sur. Después de pegarle una monumental paliza a Valbuena, uno de los guardas, ha sido víctima de una violación por parte del inquietante Sandoval, el médico de la prisión.

El compañerismo entre Saray y Zulema ha sido siempre uno de los pilares en Cruz del Sur. Nosotras, lo que pretendemos es crear entre ellas una relación poco común, que tiene que ver con una cosa de manada, de mafia, de familia... Es como el cuento de la rana y el escorpión.

Recuérdemelo. Ese en el que el escorpión le pide a la rana cruzar el río y cuando lo están atravesando le pica y le dice: "Es mi carácter, no me guardes rencor". Su relación es un poco así. Saray sabe que Zulema es un geniecillo del crimen y a veces ella sale damnificada, pero hay algo entre ambas más allá de eso. 

Sin embargo, sí que han tenido algún conflicto, como cuando no le perdonaba que hubiera provocado el aborto de Macarena. Eso no fue una estrategia. No, Saray, con Zulema y con todo el mundo, es puro corazón. Es un personaje que es todo instinto, no tiene estratagemas como otros. Es otro tipo de personalidad criminal explosiva y visceral. Además, la balanza se equilibró cuando, en la primera temporada, Saray ve que Maca está ahorcando a Zulema y no hace nada por impedirlo. A partir de ahí están en tablas.

Pero Saray es una chica bastante chunga. Yo no la siento chunga. Para mí es como un animal. Siempre pienso en ella como alguien muy en contacto con su naturaleza más animal. Yo creo que hay mucha gente así. Es peligrosa, porque los animales son peligrosos, pero no es una criminal retorcida ni nada de eso. Los conflictos que tiene son sencillos, muy territoriales, de estás fuera o estás dentro, o de sentirse traicionada, de quién es la más fuerte aquí. Sentimientos de manada, como si estuviese en el National Geographic.

Veo que la justifica. ¿Saray tiene entonces algo de usted? En las partes que le tengo que poner más corazón a Saray por trama, siento que aparezco más yo. Soy bastante sensible, me muevo mucho con el corazón, que es lo que más me impulsa. Cuando ella se pone así más con el amor (mientras dice la frase mira a Berta Vázquez, la Rizos en la serie, que está presente en la sala,y se ríe), es cuando yo me siento más reflejada. Con eso y con una cosa de sentimiento como de familia que tiene con Zulema. Es algo que puedo entender del personaje, porque yo tengo amigos que son como mis hermanos. Luego hay muchas cosas en las que somos muy diferentes. Aunque mi entorno y mi familia me dicen que estoy distinta desde que interpreto a Saray.

¿En qué sentido? Me dicen que sienten que estoy más dura.

Será porque se lleva parte del personaje a casa. Por ejemplo, cuando estoy en un restaurante y el camarero se me pone borde, en otro tiempo habría pasado, y ahora no.  Ahora contesto y le paro los pies. Hay muchos actores que dicen que en realidad no se trata tanto de lo que hay en un personaje de ti, sino de lo que tú te llevas del personaje que te hace aprender y crecer. Y, la verdad, me he dado cuenta de que la cárcel enseña, incluso la ficticia.

Alba Flores

actriz

"Desde que interpreto a Saray, mi familia me dice que sienten que estoy más dura"

Vaya cambio con el personaje de 'El tiempo entre costuras', tan apocado, tan para adentro, mientras que este está hecho tan para afuera. Me encanta que me pase eso y espero que mi siguiente papel sea completamente diferente a los otros dos. Lo más divertido de este trabajo es poder transformarme en otras personas y que veas las dos cosas y digas: "Es la misma chica la que lo está haciendo, la misma actriz, ¡qué fuerte!".

'Vis a vis' ganó un Ondas para todo el elenco femenino. Sería un premio especial al ser para todo el grupo. Yo creo que el premio fue casi más para Luis San Narciso [el director de 'casting'] que para nosotras mismas, porque al premiar a todo el elenco de una serie estás premiando la buena elección de poner a todas estas tías juntas a trabajar. Aunque bueno, aun así no nos quita mérito a nosotras (ríe).

Claro, no es una serie sencilla, ambiéntandose en una cárcel. Aquí todo el mundo ha hecho un esfuerzo bestial. Es una serie que exige de las actrices mucho compromiso, mucha entrega, estar lidiando todo el rato con violencia, asesinatos, con cosas que la gente y las actrices en su día a día no suelen lidiar. Por eso me parece lógico que lo hayan valorado y premiado. Es una serie en la que las tramas son duras y estás muy expuesta, porque pasa dentro de una cárcel, que no es un ambiente bonito como en otras series.

El apellido Flores, ¿implica un nivel de exigencia mayor? Tiene unas ventajas y unos inconvenientes. No estoy ni en una posición de ventaja ni en desventaja con nadie, simplemente diferente. A lo mejor a mí no me ha costado tanto que la gente me conozca porque me tenían muy localizada, sabían quién era yo, pero sí que por otro lado puede que se me mire con más lupa. Es inevitable que la gente me compare con mi familia. Aunque es una tontería, porque todos somos diferentes.

¿Y a usted le molestan esas comparaciones? Me lleva pasando desde pequeña y me he acostumbrado. Hay días en que me molesta y otros en los que estoy agradecida. Aunque la mayoría de veces estoy agradecida por la vida que me ha tocado. Creo que tengo mucha suerte.

Las Flores estuvieron un tiempo copando la parrilla. Rosario, como jurado de 'La voz'; Lolita, en 'Tu cara me suena' y usted, en 'Vis a vis'… Cada una en un día de la semana. Fue muy gracioso.

Alba Flores

actriz

"'Vis a vis' es una serie que exige de las actrices un gran compromiso y entrega"

Al menos no competían. No. Y si compitiésemos, tampoco pasaría nada porque es una competencia entre las cadenas, no entre nosotras. Nosotras siempre nos deseamos lo mejor. Pasa mucho que tienes compañeros en otra serie en el mismo horario que la tuya y es como si tuvieses que competir, y lo bueno sería que hubiera sitio y público para todos.

Viniendo de una familia formada mayoritariamente por músicos… ¿Siempre tuvo claro que tiraría hacia la interpretación? Siempre, desde los 13 años. A los 12 lo vislumbré y a los 13 me metí a estudiar.

¿Cómo lo vislumbró? Sabía que quería dedicarme a algo artístico, no sabía si la música. Pero había algo que no me acababa de apetecer de la música, quizá que había demasiada gente de mi familia dedicándose a ello, y yo quería hacer algo diferente. Siempre he sido muy consumidora de cine y a los 12 años vi dos películas, 'American beauty' y 'El club de la lucha', que me produjeron muchas cosas y me hicieron pensar mucho. Y me dije: "A lo mejor lo que quiero es producir precisamente esto en los demás". Empecé a leer mucho teatro, y me encantó poder vivir un montón de vidas en una.

Empezó haciendo teatro alternativo, que tampoco es lo más habitual. Yo espero empezar, seguir y acabar haciendo teatro. Es lo que más me gusta, sin desmejorar la tele y el cine, que tampoco lo he catado mucho y me gustaría ahora mismo. Pero como el teatro, para mí, ¡buf! no hay nada.

Es un examen diario frente al público. Es como la diferencia en la música entre grabar un disco o tocar en directo. La comunicación que hay con el público, cómo te vas sintiendo al ver cómo va reaccionando el espectador viendo la obra, lo que te devuelve el público, lo que te pasa a ti con eso… Me parece sagrado.

Precisamente ahora ha vuelto a las tablas con otra obra. Estoy en el Centro Dramático Nacional (CDN), en el María Guerrero, desde finales de abril, que estrenamos 'La rosa tatuada'. La directora es Carme Portaceli y también están Aitana Sánchez-Gjijón, Roberto Enríquez…

Roberto Enríquez, el sufrido funcionario de prisiones Fabio de 'Vis a vis'… ¿Lo trata mejor aquí? ¡Sí! ¡O él a mí! Es un reto muy interesante y un honor para mí porque es la primera vez que trabajo en el CDN, en el María Guerrero, que para la gente que nos gusta el teatro es emblemático en Madrid. Donde han estado todos los grandes desde los años 20.

Volviendo a la pequeña pantalla... ¿Qué ve usted en la tele? Esta nueva oleada en que uno elige lo que quiere ver me ha venido de perlas, porque es lo que a mí me gusta. No veía la tele hasta que no ha pasado esto porque nunca pillaba lo que me interesaba. Me llama más la vida, no me quedo en casa para ver algo. Ahora veo muchas series americanas. Me gustan mucho, creo que los guionistas americanos están haciendo algo espectacular, de lo más puntero. 

Alba Flores

actriz

"Había demasiada gente de mi familia dedicándose a la música y yo quería algo diferente"

¿Qué series sigue? He estado viendo 'Narcos'. Me parece una mezcla de documental y ficción muy bien hecha, muy detallista. Y es una coproducción, algo que me parece interesantísimo por trabajo… Como me han regalado Netflix, también me he puesto a ver 'Orphan Black', que quizá no es tan genial como 'Narcos', pero me parece que la protagonista hace un trabajo espectacular. En la serie la clonan y hace un montón de personajes con personalidades diferentes y está fantástica. 

Por lo que comenta de que le interesan las coproducciones, deduzco que tiene las vistas puestas en el mercado internacional. Claro que tengo puestas las miras fuera, como la mayoría de los jóvenes de este país. Ahora mismo, gracias a Dios, no me puedo quejar, pero este trabajo es muy incierto, el mundo está todavía más incierto y uno tiene que saber que a lo mejor aquí no hay suficiente trabajo y hay que irse fuera. Y siempre lo tengo en cuenta, siempre estoy mirando el mercado.

¿Cómo lleva el inglés? He pasado alguna temporada fuera dándole caña. Me gusta hablarlo, así que ahí voy.

¿Y no la veremos algún día debutar en la música? Tengo mi pequeñita formación musical y tengo ganas de poder hacer algo algún día, pero ahora mismo no es el momento. Por lo menos no de hacer algo como una producción propia, un disco, unas canciones mías. No tengo hueco en mi vida para sentarme a crear nada de esto. Pero a lo mejor algún día. Me encanta cantar y cuando tengo la oportunidad en el trabajo lo hago. ¡Vamos, en 'Vis a vis' me ponen cantando cada dos minutos y ahí que voy!