Ir a contenido

VICTORIA FEMINISTA

La 'presidenta' de 'House of cards' ya cobra lo mismo que el presidente

La actriz Robin Wright exigió a la plataforma Netflix que le equiparasen su sueldo con el de Kevin Spacey

La actriz Robin Right, coprotagonista de House of cards, serie de la plataforma de televisión Netflix.

La actriz Robin Right, coprotagonista de House of cards, serie de la plataforma de televisión Netflix. / MATT SAYLES

Nueva victoria feminista en el complicado universo de Hollywood: la actriz Robin Wright, coprotagonista de la prestigiosa serie 'House of cards', ha conseguido que la productora le pague lo mismo por su trabajo que a Kevin Spacey, su compañero en la producción de la plataforma de pago Netflix.

Wright, que encarna en 'House of cards' a Claire Underwood, la implacable mujer del presidente de los EEUU, el maquiavélico Frank Underwood (Spacey), se suma así a las exitosas reivindicaciones de compañeras de profesión, como han sido las actrices Gillian Anderson (por su trabajo en la última entrega de 'Expediente X') y las combativas Jane Fonda y Lily Tomlin (por la serie 'Grace and Frankie').

Robin Wright anunció el pasado martes, 17 de mayo, durante una conferencia en la Fundación Rockefeller, que había conseguido por fin que le equiparasen su sueldo en la serie con la de su compañero de trabajo. "Hay muy pocas películas o series de televisión en las que el protagonista masculino y el protagonista femenino cobren lo mismo, como era el caso de 'House of cards'", explicó la actriz, por lo que protestó por esta situación, que considera totalmente injusta. Aunque se esperó al momento que consideró oportuno: cuando su personaje tuvo más tirón mediático que el de Spacey.

PAREJA PERFECTA

En la conocida ficción, que se desarrolla en buena parte en la Casa Blanca, el matrimonio Underwood tiene un protagonismo similar. De hecho, la trama de la serie se sustenta precisamente en que Frank y Claire conforman un tándem perfectamente compenetrado. Por eso, sus logros se basan, además de coincidir en que son muy ambicioso y sin ningún tipo de escrúpulos, en que se complementan. Pero, temporada a temporada, este coprotagonismo perfecto se ha ido rompiéndose a favor del personaje de Claire; hasta el punto de que es ella la que lleva el papel predominante en la tercera y cuarta temporada.

"En ese momento comprobé en los estudios de audiencia de la serie que el personaje de Claire era ya más popular que el de Frank. Con estos datos en la mano, aproveché para reunirme con los productores y reclamarles cobrar lo mismo que Kevin (Spacey)", explicó la actriz.

En la segunda temporada de 'House of cards', Spacey cobró alrededor de 500.000 dólares por episodio, una cifra que se disparó al millón de dólares por episodio en las siguientes temporadas. En el 2015, la revista 'Forbes' estimó que Robin Wright se podía haber embolsado 5,5 millones de dólares por una temporada, es decir, 420.000 dólares por episodio.

0 Comentarios
cargando