29 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Carlos Hipólito: "Yo pedí este final épico para mi personaje en 'Vis a vis'"

El actor les dijo a los productores que prefería "desaparecer de forma potente" a que la figura de Leopoldo "se fuera diluyendo"

JUAN CARLOS ROSADO / MADRID

Carlos Hipólito, en una contundente escena de la serie de Antena 3 TV ’Vis a vis’. 

Carlos Hipólito, en una contundente escena de la serie de Antena 3 TV ’Vis a vis’.  / RAÚL GUERRERO

Carlos Hipólito se ha despedido de la serie 'Vis a vis' con una muerte épica que sabe a Tarantino y a John Wayne. Su personaje del exguardia civil Leopoldo Ferreiro en la claustrofóbica ficción de Antena 3 duerme ya el sueño de los justos. Así ha visto su propia muerte el actor desde su sillón de ilustre espectador. 

¿Qué ha sentido al ver su último capítulo en ‘Vis a vis’? Una catarata de emociones. Yo lo había grabado, pero no lo había visto porque no me gusta verme durante el rodaje a través del monitor. Eso me despista. Viendo el capítulo me he quedado con la boca abierta, porque me parece muy potente. Me ha emocionado muchísimo en muchos momentos. Aparte de la historia de mi personaje, el capítulo es un prodigio de montaje por la forma de intercalar las distintas tramas sin que ninguna de ellas invada a la otra, que es muy difícil. A mi me ha encantado el capítulo.

¿Cómo se ha visto a sí mismo? Es curioso porque me ha pasado algo que no me pasa siempre: me he visto un poco como desde fuera, como si no fuera yo. Estaba como viendo a Leopoldo. Me conmovía mucho la historia de este hombre. Lo que dice en ese monólogo tan bonito del cementerio resume en pocas palabras todo lo que les ha pasado. Cómo una familia normal se ve zarandeada de repente por la vida de esa forma tan salvaje. Y las cosas que han hecho, que serían impensables hace tres meses. Eso me ha conmovido mucho. Está muy bien contado por los guionistas el final de la trama de esta familia, que yo conocía ya desde el arranque de la segunda temporada.

¿Cómo se enteró de que iba a morir? Cuando nos explicaron el mapa de tramas de esta temporada, el productor ejecutivo, Alex Pina, me habló de la posibilidad de cerrar la trama de 'El Egipcio' porque creían que se estaba agotando. Estaban pensando ya en introducir la trama de la niña secuestrada. Esta serie tiene un 80% de cárcel y un 20% de exteriores, que estaban copadas por la familia Ferreiro y sus fechorías para defenderse. Su idea era ir sustituyendo nuestra historia por la de la chica secuestrada, que ocuparía ese 20% de exteriores de 'Vis a vis'.

¿Y cómo le plantearon su particular final? Me explicaron que mi personaje iba a dejar de tener importancia o iba a desaparecer. Entonces yo les dije que prefería que desapareciera de una manera potente a que se diluyera en unas subtramas que ya no iban a tener mucha importancia. Les expliqué que un personaje como Leopoldo, que ha tenido bastante relevancia dentro de la historia, merecía un final como este.

¿Qué le dijeron ellos? Que estaban de acuerdo. Pina me prometió un final épico y ha cumplido su promesa. No les conté nada a mis compañeros de que iba a morir porque soy muy disciplinado: me pidieron que fuera discreto y así lo hice.

Carlos Hipólito

ACTOR

No les conté a mis compañeros que iba a morir porque soy muy disciplinado"

¿Cómo ha sido la relación con sus compañeros? Prodigiosa. Incluso con personajes con los que yo no he tenido ninguna escena. Somos como hermanos. Hace poco hicimos una comida en mi casa con todo el equipo y nos juntamos 45 personas. Estábamos felices. Se notaba que estábamos orgullosos de estar en una serie como esta, y eso nos ha unido mucho. Seguimos en contacto.

Entonces le habrá dado mucha pena ese final anticipado, ¿no? Pues sí, me da mucha pena que se me acabe Leopoldo porque no es fácil encontrar una serie tan buena como 'Vis a vis'.

¿Se lo perdona a los responsables de la serie? Claro que se lo perdono. Yo llevo el suficiente tiempo en esto como para saber que ningún personaje es eterno, y que además no debe serlo. Hay veces que por querer estirarlos acabas desvirtuándolos. Entiendo perfectamente que ellos hayan tomado esa decisión. Por supuesto que la trama podía haber seguido, pero les comprendo. Y encima me han regalado un final muy bonito, que parece una película. Este capítulo será para mi una cosa muy emblemática.

Esa teoría de los estiramientos contraproducentes no se cumple en el caso de Imanol Arias en 'Cuéntame'… Bueno, en esa serie han encontrado la vía de poder seguir contando cosas interesantes de esos personajes. El de Antonio Alcántara es potentísimo. Siempre he comparado mi personaje de 'Vis a vis' con el Walter White de 'Breaking bad', un hombre corriente superado por las circunstancias. La diferencia es que White es el protagonista de esa historia, mientras que el mío es importante pero en una trama paralela a la principal, que es la de Macarena. En 'Vis a vis' hay vida después de Leopoldo porque tienen millones de historias que contar. Y en Carlos hay vida después de Leopoldo: me voy a rodar una película y empezaré pronto una obra de teatro.

Ahora verá desde casa la serie. ¿No sentirá que deja demasiado huérfana a Macarena? Pues sí. Yo he dejado de leer los guiones porque prefiero disfrutar de la serie como espectador. Y lo haré con una emoción enorme y con ganas de saber lo que pasa como un 'fan' más.

¿Cree que habrá tercera temporada a pesar de la caída de audiencia? Me imagino que sí. Es una serie que ha tenido ventas internacionales y se va a pasar por el Channel 4 de Inglaterra, lo que es un récord. Y está en Netflix. Supongo que tendrá que tener una continuidad porque todos esos espectadores extranjeros pedirán más.

Me da mucha pena que se me acabe Leopoldo porque no es fácil encontrar una serie tan buena"

¿A qué achaca esa pérdida de audiencia? No lo sé. Esta forma de medir las audiencias debe de ser fiable porque todos la aceptan, incluso los que salen malparados. Pero cada vez hay maneras más diversas de ver las series. Los que hayan visto este capítulo en la tele se pueden multiplicar por 10 con los que la vean por otros canales, por la web o por las tabletas.

¿Cómo se tomó el cambio del jueves al miércoles? No lo sé. Yo no acabo de saber por qué toman estas decisiones. Te dan mil razones, pero nunca acabas de conocer las razones reales. De todos modos, ninguna cadena va a ser tan tonta de tirar piedras sobre su propio tejado.   

¿Cómo es su relación con Maggie Civantos (Macarena), con la que ha visto el capítulo de su muerte? Es como una hijita. La quiero como a una hija porque es un cielo, una compañera maravillosa y una actriz con un talento descomunal. Me descubro ante su trabajo. Lo que ella hizo en la primera temporada es una heroicidad. Su personaje salía en casi todos los planos de la serie y eso supone un esfuerzo tremendo. Estuvo impecable. La admiro muchísimo, pese a que no hice muchas escenas con ella. Pero las que ha habido son muy potentes y han creado un vínculo muy fuerte entre nosotros y también entre nuestros personajes. Creo que en esas escenas juntos supimos transmitir que ese padre y esa hija se quieren.

¿Qué tal fue su experiencia en aquel capítulo de 'El Ministerio del Tiempo'? Precisamente es una serie que le debe de estar pasando lo mismo que a 'Vis a vis': hay un montón de gente que la ve por otros medios. Está teniendo una audiencia muy pequeña, pero tiene unos seguidores muy fieles. Me cuesta creer que solo la siguen los que aparecen en los índices de audiencia. A no ser que sean pocos y hagan un ruido enorme. Creo que va siendo hora de que revisen esta forma de medir la audiencia.

¿Cuál es la escena más difícil que ha rodado en 'Vis a vis'? La de la muerte de Leopoldo ha sido difícil de grabar no solo por lo que suponía emocionalmente para mi, con todo el equipo transmitiéndome su pena por mi marcha, sino por lo complicada que era desde el punto de vista técnico. Es una coreografía y tú tienes que estar con la cabeza hiperconcentrado en ella, aparte de poner la cara que tendría ese hombre en ese momento. A mi me costó rodarla. Menos mal que ensayamos lo suficiente.

En mi último capítulo he visto a Leopoldo como si no fuera yo"

¿Y la más bonita? Ese monólogo del cementerio es uno de los momentos emocionalmente más intensos. Me emocioné mucho al rodarlo. Y también en la escena de la muerte de Encarna, mi mujer. Aunque sea un 'flash' muy cortito, me abracé a ella y agarré una emoción tremenda. Probablemente, porque yo veía ya lo que se me venía encima (ríe).

Recuerde alguna escena divertida. Las que he grabado con Dani, mi hijo Román. Decíamos en broma “Leopoldo y Román, tatatachán”. Había momentos en que reaccionábamos como padre e hijo de verdad. Metíamos cosas que no estaban en el guion. Por ejemplo, cuando me cogía el móvil y metía la pata con 'El Egipcio'. Ahí me salió un “trae pacá el teléfono, hombre”. Ya le hablaba como si fuera mi hijo de verdad. Cuando cortaban nos daba la risa a los dos.

Ahora que está en el mercado como los futbolistas, ¿por qué serie le gustaría fichar? Por una nueva. Que me escriban un papel potente en una buena serie. Uno como aquel de 'Desaparecida' o el de 'Guante blanco'.