Historias sobre la maternidad

Cuatro pasa '9 meses con Samanta'

Samanta Villar muestra todo el proceso de su embarazo hasta el nacimiento de sus mellizos

La audiencia también podrá conocer al marido de la periodista, Raül Calàbria

Imágenes del programa de Samanta Villar ’9 meses con Samanta’.  / MEDIASET

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Después de ponerse en la piel de otras personas en '21 días', Samanta Villar protagoniza, a partir de este miércoles en Cuatro (22.30 horas), su reportaje más personal en '9 meses con Samanta', un programa que recoge todo el proceso de su embarazo '9 meses con Samanta', desde que confirma su estado al momento del parto de sus mellizos, nacidos el pasado marzo. Su experiencia sirve de hilo conductor para introducir otras historias relacionadas con la maternidad.

Se trata de un proyecto que Villar llevaba largo tiempo gestando. "Siempre me había impactado la incondicionalidad de las madres en casos realmente dramáticos y pensé que sería muy bonito que, el día que yo estuviera embarazada, pudiera explicar todo el proceso y, al mismo tiempo, ir conociendo esas maternidades diferentes y poderosas", explica.

LA IDEALIZACIÓN DE LA MATERNIDAD

La periodista, que se sometió a un tratamiento de reproducción asistida, compartirá con la audiencia sus ecografías, sus emociones, su sorpresa al saber que espera mellizos y sus incertidumbres en esta nueva etapa de su vida, sobre la que considera que hay "una idealización que no encaja con todas las realidades". "Hay mujeres que viven el embarazo como algo estupendo, pero para otras es un periodo de sacrificio físico y emocional", señala.  

El padre y marido

"La maternidad no es solo cosa de uno", comenta Samanta Villar, en referencia al papel que desempeña el futuro papá. Así que en '9 meses con Samanta' la audiencia también podrá conocer al marido de la periodista, Raül Calàbria, con el que comparte profesión: él es reportero del programa 'Diario Vice' del canal #0 de Movistar+. 

"El problema de que la maternidad esté tan idealizada es que, si te quejas, acabas estigmatizada", considera, así que ella decidió explicar en todo momento cómo se sentía. "Si me tengo que quejar, me quejo, y si tengo que decir que no tengo ni idea de lo que me está pasando, lo hago, porque las mujeres también aprendemos a ser madres", afirma rotunda.   

Precisamente ella sacará algunos consejos y aprendizajes de los protagonistas de las otras historias sobre la paternidad "fuera de lo común" que recoge el programa.

COMPRAR SEMEN POR INTERNET

Entre esos casos está el de una mujer que se somete en el Hospital del Vall d'Hebron a una delicada operación para intervenir la espina bífida del bebé que está esperando, el de una mamá de 52 años con un bebé de siete meses, el de un matrimonio que recurre a la gestación subrogada tras varios abortos, el de una pareja con una hija en la que sus dos miembros mantienen relaciones estables con otras personas y el de dos mujeres que han decidido comprar semen por internet porque en España no pueden elegir al donante.

Esta última historia lleva a Samanta a viajar a Dinamarca, a la ciudad de Aarhus, donde se encuentra el mayor banco de esperma del mundo, la clínica Cryos, que abastece a 80 países. Allí, entrevista al dueño y fundador de la empresa y a un estudiante que, dos veces por semana, realiza donaciones.

El programa, que se divide en tres ediciones (una por trimestre del embarazo), culmina con el alumbramiento de los mellizos de Samanta, Damià y Violeta, un momento que la periodista decidió mostrar ante las cámaras aunque era consciente de que "generará polémica" y de que "mucha gente dirá que es algo que no se tiene que enseñar en televisión". 

PARTO ANTE LAS CÁMARAS

Noticias relacionadas

"Las personas que aparecen en el programa han sido tan generosas, mostrando sus operaciones y sus partos, que yo tenía que estar a la altura", se justifica, a la vez que asegura que se siente tan cómoda ante una cámara tras su paso por '21 días' que llega a olvidarse de su presencia.

Sobre todo, teniendo en cuenta que el momento del alumbramiento lo captaron dos compañeros con los que lleva años trabajando. "Después de haber vivido juntos momentos tan potentes durante tanto tiempo, me parecía muy coherente y apropiado que en esa situación también estuviéramos juntos", resalta.