21 sep 2020

Ir a contenido

POLÉMICA EN EL PARLAMENT

Llorach debuta al frente de la CCMA defendiendo a Empar Moliner

La Corporació pide al Govern un incremento de 26 millones de euros en la aportación pública para el 2016

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Jaume Peral y Saül Gordillo, directores de TV-3 y Catalunya Ràdio, respectivamente, y Núria Llorach, presidenta en funciones de la CCMA. / PARLAMENT DE CATALUNYA

Jaume Peral y Saül Gordillo, directores de TV-3 y Catalunya Ràdio, respectivamente, y Núria Llorach, presidenta en funciones de la CCMA.
La escritora y periodista catalana Empar Moliner quemó ayer lunes ante las cámaras de televisión de TV-3.
Empar Moliner, durante su respuesta al polémico comentario del pasado lunes, en el que simuló quemar un ejemplar de la Constitucióin Española.   

/

La presidenta en funciones de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), Núria Llorach, ha defendido este viernes en el Parlament la continuidad de la escritora Empar Moliner en 'Els matins' de TV-3. "Moliner tiene todo el apoyo de la dirección para seguir haciendo denuncia crítica con toda la libertad de expresión que debe garantizar la ley en nuestro país", ha dicho Llorach en su primera comparecencia ante la comisión de control como máxima responsable de la Corporació. La quema simulada de una Constitución, que la escritora realizó el pasado lunes en el magacín matinal de la tele autonómica, ha sido uno de los temas destacados del debate.

Llorach ha confirmado, por otro lado, la aprobación de un anteproyecto de presupuesto para el 2016 expansivo, después de las drásticas reducciones de los últimos cinco años, en que el presupuesto de la CCMA se ha reducido en 142 millones de euros (más de un 30%), y que la Corporació espera disponer de 337 millones de euros (en el 2015 fueron 304 millones) para el presente ejercicio. Por ello, la CCMA ha solicitado al Govern un incremento de la aportación pública de 26 millones de euros "para afrontar con calidad los servicios que se deben prestar" y no traspasar "líneas rojas".

"LIBERTAD CREATIVA"

Jaume Peral, director de TV-3, ha asegurado que la tele pública seguirá defendiendo "la libertad creativa" de Moliner y su "libertad de expresión". A preguntas de C's, el PP y el PSC por esa acción, Peral ha justificado que con la quema de un libro con tapas de la Constitución, Moliner hizo una "denuncia metafórica" por la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de declarar nulas diversas medidas de la Generalitat para combatir la pobreza energética.

Peral, asimismo, ha recordado que TV-3 pidió disculpas a los que se hubieran podido sentir ofendidos por ese hecho y que retiró el vídeo de la web, actuando "como lo tenía que hacer", y que la propia colaboradora también pidió disculpas en su sección. El directivo ha subrayado que el Consejo Profesional de TV-3 ha defendido la libertad de expresión y el uso de la sátira y el humor para reflejar la actualidad.

TV-3 reitera que tanto la tele autonómica como la propia Moliner pidieron disculpas

UNA ACCIÓN "INTOLERABLE"

El socialista David Pérez ha considerado "intolerable" que se diga que los partidos de la oposición "son culpables de que los niños de este país pasen hambre o tengan frío", en referencia a la denuncia de Moliner. "Estamos en una sociedad de iconos y se deben respetar", ha añadido Pérez.

El diputado Fernando de Páramo (C's) ha comentado que "quemar libros no hace gracia y quemar la Constitución, menos", y que el sarcasmo y el humor tienen límites, por lo que ha pedido que Moliner no vuelva a colaborar en el programa.

"CRÍTICA SARCÁSTICA"

Andrea Levy (PPC) ha preguntado irónicamente si también se quema en TV-3 una bandera británica o un libro de Josep Pla y ha dicho que a la propaganda independentista "se le llama ahora crítica sarcástica". Peral ha insistido en que Moliner es una colaboradora que "ejerce en un espacio de humor la crítica política y social desde un punto de vista satírico, irónico y punzante".

Por ello, el director de TV-3 ha reiterado que la escritora y periodista continuará colaborando en 'Els Matins', y el director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, ha remarcado que también lo seguirá haciendo en la radio pública.

Petición de 7 años de cárcel para un trabajador

La presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach, ha ratificado en el Parlament que la Corporació mantendrá las acciones jurídicas contra el trabajador de TV-3 que, presuntamente, filtró en el 2012 los datos de carácter personal de la plantilla desde el ordenador del presidente, Brauli Duart. Llorach ha insistido en que la CCMA se mantiene “coherente” con la denuncia que presentó y que “se suma” a las conclusiones de la Fiscalía respecto de los hechos investigados y la petición de una pena de siete años de prisión para el acusado.

La presidenta ha declinado, así, las peticiones de la CUP y de Catalunya Sí que es Pot para que se retire la demanda, así como la de los sindicatos, comités d’empresa y consejos profesionales de TVC y Catalunya Ràdio, y ha reiterado que no se trata de un conflicto laboral, sino de una cuestión del "ámbito judicial penal". Además, ha recordado que los presuntos hechos delictivos fueron denunciados es su momento también "por los propios comités de empresa”. Un grupo de trabajadores de ambos medios han entregado este viernes a la presidencia de la comisión 1.300 firmas contra el proceso judicial.