Ir a contenido

ENTREVISTA

Antonio G. Ferreras: "Vamos a mantener la línea crítica gobierne quien gobierne"

El directivo de La Sexta considera que su canal tiene un "espíritu inconformista y un punto irreverente" y que apuesta por la actualidad

JUAN CARLOS ROSADO / MADRID

Antonio García Ferreras, director y presentador de La Sexta columna.

Antonio García Ferreras, director y presentador de La Sexta columna.

Corría el año 2006 cuando al periodista Antonio García Ferreras (León, 1964), por entonces director de comunicación del Real Madrid, le ofrecieron dirigir un nuevo canal de televisión, La Sexta. Él aceptó el reto y se puso al frente de una cadena que, tras unos inicios indecisos, parece haber encontrado la estabilidad desde que fue absorbida por el grupo Atresmedia (octubre del 2012). Desde entonces, Ferreras dejó la dirección y se centró en la realización de dos programas: el debate político 'Al rojo vivo' (que empezó a moderar en el 2011) y el espacio de reportajes de actualidad 'La Sexta Columna' (2012).    

¿Cómo definiría a La Sexta 10 años después de su nacimiento? Como una cadena que mantiene el espíritu inconformista y un punto irreverente y que apuesta por la actualidad, el entretenimiento y la buena ficción internacional. Es un canal que intenta hacer algo más que televisión porque trata de hacer periodismo.

¿Qué balance hace? Como uno de los fundadores, diez años más tarde hay algo que es muy destacable. Cuando creamos La Sexta, uno de nuestros principales objetivos y obsesiones era convertirnos con el tiempo en un medio de comunicación de referencia. Me refiero a referencia de actualidad y de credibilidad. Pues bien, creo que ese objetivo esencial se ha conseguido. Pero luego hay otros logros, como formar parte ahora de un macrogrupo de comunicación tan importante como Atresmedia y estar entre las cuatro primeras cadenas.

"La Sexta es un canal que intenta hacer algo más que televisión, porque trata de hacer periodismo"

-¿Qué le faltaría a La Sexta para afianzarse del todo? Tenemos un buen presupuesto, pero que tiene sus limitaciones. ¿Qué nos faltaría? Pues quizás, como diría Mario López (director de antena), una buena serie de ficción nacional que rompiese. No sé si es una asignatura pendiente porque tampoco es que se haya afrontado con claridad. Pero es algo que siempre ha estado en las reuniones de trabajo como desafío de futuro. Lograr algún día tener una gran serie de producción propia sería nuestro objetivo.

Sí, porque la de 'Refugiados' no funcionó nada bien pese a estar coproducida con la BBC…

-Bueno, creo que fue una serie que tuvo un alto nivel de calidad pero no alcanzó las cuotas de popularidad que se esperaban. Pero en La Sexta tampoco es una obsesión la audiencia. Ya sé que hay mucha gente que le cuesta creerlo, pero es así. A veces apostamos en la ficción por elementos nuevos y sabíamos que 'Refugiados' era un producto exigente. Pero a pesar de ello se apostó por hacer una serie muy especial como esta.

-Con la perspectiva que da el tiempo transcurrido, ¿cree que la fusión con Antena 3 fue un acierto o simplemente una necesidad?

-Era un proceso repleto de lógica en un momento complicado con un ecosistema audiovisual dificilísimo y una crisis económica global muy grave. El mestizaje nos ha enriquecido. Y lo más importante: las líneas editoriales siguen siendo diferenciadas entre Antena 3 y La Sexta.

"Con A-3 somos más fuertes y se ha respetado nuestra personalidad y la línea editorial irreverente e inconformista. Ha sido todo un éxito para nosotros"

¿Salió beneficiada de su boda con Antena 3 o le hubiera ido mejor con Mediaset? Es imposible saber lo que hubiera ocurrido si la fusión hubiera sido diferente. Con Antena 3 nos ha hecho más fuertes y además se ha respetado nuestra personalidad y la línea editorial irreverente e inconformista. Ha sido todo un éxito para nosotros.

-¿Cree que La Sexta se habría desnaturalizado en manos de Mediaset, como le ha sucedido a Cuatro? Es una hipótesis que no sabemos si se hubiera cumplido. Sabemos lo que ha ocurrido en la fusión de Cuatro y Tele 5, pero desconocemos lo que hubiera sucedido si la fusión se hubiera hecho con La Sexta. A mí me gusta hablar siempre de mi territorio, y no del ajeno. Yo respeto las líneas estratégicas de los adversarios y competidores, que saben hacer televisión muy bien.

-¿Cuál ha sido el mayor acierto y el mayor fracaso en estos 10 años? Eso lo tendrían que decir los espectadores. Pero creo que es un acierto lo de poder decir que una televisión tan joven sea referencia de periodismo de actualidad y de información cuando en este país hay grandes medios de comunicación. La religión del periodismo es la decencia y creo que somos un medio decente. Hacemos un periodismo duro, crítico y apasionado, pero creo que también es subjetivamente riguroso. ¿Algún fracaso? Nos gustaría algún día que algún día La Sexta fuera la líder de España, pero eso es un sueño y no un objetivo.

"El éxito es que una televisión
an joven sea referencia de periodismo de actualidad
y de información"

¿Le ha beneficiado en términos de audiencia haber enarbolado la bandera del progresismo frente al Gobierno del PP? Tenemos claro que cada medio privado tiene derecho a tener su línea editorial. Nosotros quisimos tener una línea progresista y de izquierdas, como la tienen otros medios en sentido diferente. Hay que ser respetuosos. Lo bueno para este país es que haya pluralidad. No sé si habrá sido una de las claves, pero lo que sí sé es que eso estaba en nuestro ADN y se conserva. Es verdad que no somos neutrales, y que tampoco hay ningún medio que lo sea, pero somos rigurosamente subjetivos y honestos pase lo que pase.

¿Teme que con un Gobierno de izquierdas les cueste más enganchar con la audiencia? Nosotros no hacemos un tipo de periodismo que se identifique más con un partido que con otro, sino que nuestro objetivo son los votantes y los no votantes. Para nosotros las noticias y la información son un deber, una obligación y una pasión más allá de quien esté en el Gobierno. Vamos a mantener la línea crítica gobierne quien gobierne. No porque cambie el Ejecutivo vamos a cambiar de actitud. Nos da igual quién esté en el poder. Nosotros vamos a seguir preguntando, repreguntando y poniendo en duda las versiones oficiales. 

0 Comentarios
cargando