Ir a contenido

ENTREVISTA

Elisabet Carnicé: «Ahora estoy en La 2, pero la gente siempre me ha vinculado con TV-3»

INÉS ÁLVAREZ / BARCELONA

Elisabet Carnicé, presentadora de A punto con la 2.

Elisabet Carnicé, presentadora de A punto con la 2.

Tras una década presentando programas en TV-3, y estar vinculada desde sus inicios al espacio de castells 'Quarts de nou' (El 33), Elisabet Carnicé (Sabadell, Barcelona, 1981) ha dado un giro a su carrera y a su vida aceptando el reto de presentar el nuevo magacín de La 2 'A punto con La 2', junto a Sergi Amat. Si la cadena quería renovar el formato y darle un nuevo aire a la franja, lo mejor que podía hacer era abrir la puerta al huracán Elisabet. Porque esta chica derrocha energía, positivismo y pasión por todo aquello que hace. En la entrevista que le hizo 'Teletodo' explica su experiencia en el programa.


¿Cómo se siente en el magacín 'A punto con La 2'? Lo he cogido con una ilusión desbordante. Para mí es un reto en mayúsculas. Porque este programa quiere sacar la mejor versión de nosotros con las herramientas que tenemos a mano. Y si no las tenemos, es solo porque no las hemos sabido buscar. A veces, por ejemplo, nos obsesionamos porque no tenemos trabajo, pero es que nos limitamos solo a unas capacidades. Hay que buscar las cosas en las que eres original, que te hacen diferente. 

Y el programa da esas herramientas, ¿no? Sí. A nivel de conocimiento me parece muy interesante, porque es un programa de divulgación: ya sea de tecnología, gastronomía, de asesoramiento sobre el aspecto personal... También nos ayuda a trabajarnos como personas. Para eso tenemos un buen coach, un buen psicólogo... Asimismo, propiciamos el espacio de relax, de innovación, de debate... Además, 'A punto con La 2' recoge la idea de mens sana in corpore sano. Por eso tenemos una técnica en 'chi kung' y una preparadora física. En una sociedad tan cambiante, quieres estar a punto con la mejor de las herramientas. Este programa lo reúne todo. 


¿Qué supone para su carrera? Las personas que me conocen saben que soy una persona muy inquieta. Pienso que hemos venido a este mundo a aprender y yo me considero una aprendiz de la vida. El programa recoge también esta filosofía. Que la gente aprenda con nosotros. Y eso es lo que intentamos con los casi siete colaboradores que aparecen cada día. 

"Soy una aprendiz de la vida y el magacine 'A punto con La 2' recoge esta filosofía" 


¿Por qué cree que la eligieron a usted para esta nueva apuesta? Quizá pensaron que una persona de mi carácter, alegre y positivo, podía dar el perfil ideal, un perfil que se se complemente perfectamente con el del otro presentador, Sergi Amat, que es actor y una persona más metódica, que todo lo interioriza y compartimenta más. Dos periodistas igual hubiéramos ofrecido lo mismo y dos actores hubiéramos desempeñado el mismo papel. 

Dice que le gusta aprender. ¿Lo está haciendo en el programa? Sí, de los expertos. Me gusta no solo escucharlos atentamente, sino también ver cómo lo viven. Porque con una sola mirada te transmiten su pasión por el tema. 

Ya había hecho magacines... Sí, pero culturales. Como 'Tvist', en TV-3, que se basaba en hacer tele sobre la tele. Metatelevisión, vamos. Lo que seguíamos era la actualidad de la parrilla de TV-3 e íbamos a escenarios teatrales. Culturalmente hablando, tocábamos el teatro y la televisión. Aunque sí que teníamos participación de artistas en directo y también reporteros. 

¿A la gente le ha extrañado verla en otra cadena? Sí, cuando se estrenó este programa, la gente debió de pensar: ¿cómo es posible que veamos a Elisabet Carnicé en La 2? Porque desde los 20 años, que fue cuando empecé en la tele, casi todos los programas que había hecho eran para TVC. 

El primero, 'Cinc minuts més!' Sí, era un despertador juvenil. Pisaba por primera vez un plató y era un caramelo, porque no era solo presentar, sino también escribirme mis propios guiones. Es que soy muy polifacética; soy una todoterreno. He hecho de todo. Solo me queda llevar una grúa en el plató. Es mi próximo reto (ríe). 

Con 'A punto con La 2' también ha dado el paso a la tele nacional. Sí. Pensaba: ¿cómo se lo tomará la gente, que siempre te ha visto y te ha cogido cariño en TV-3?. Pero aquí también estoy en una casa, lo que pasa es que tengo otros vecinos con los que compartir. Llego a más territorio, a más culturas. ¿Sabe lo enriquecedor que es que te vea un mexicano o una chica de Sevilla? Intento cada día llegar a esos cuerpos y a esas mentes. 

"Siempre he sido más matutina. No me veo en un programa nocturno, aunque no lo descarto"

El destino le lleva a los mediodías. ¿Se siente especialmente cómoda en esa franja? Sí. Siempre he sido una persona muy activa de buena mañana. Siempre me ha gustado levantarme pronto, porque te activas antes. Esa mañana ya la has trabajado, ya te has abierto al mundo, con lo que el mediodía es un punto óptimo de clímax para compartirlo con todos. Soy más matutina que verpertina. La verdad es que no me veo tanto en un programa nocturno, aunque no lo descarto. Ya estuve en un late night como reportera y colaboradora. Pero era mucho más rompedor. 

¿A qué 'late night' se refiere? 'Control central'. Fue hace años, en CityTV, con Llucià Ferrer. Iba con una cámara y vivía experiencias como pasar un fin de semana con 10 euros. A lo 21 días. 

¿Se ha fijado en el trabajo de otras presentadoras? He buscado más un estilo propio. Siguiendo la filosofía que se le ha querido dar a 'A punto con La 2', que es un programa fresco, dinámico, útil, versátil, permeable... No he buscado referentes, porque quien me conoce sabe que Eli Carnicé tiene su propio mundo y es una persona culturalmente activa. Mire, le haré una confesión... 

Adelante. Desde pequeña, y de esto doy fe porque alguna imagen habrá por ahí que tendría que recuperar de un álbum familiar, me ponía en un rincón de casa con mis tarjetas como si hiciera mis programas. Y siempre he sido consumidora de espacios culturales y de magacines. Por lo que cuanto más espontánea sea, mejor. Mi perfil no es de presentadora de informativos, sino de magacín, que es más distendido. Huyo del estatismo. 

"Han sido 10 años en TV-3, pero les dije que tenía que coger ese tren y me respondieron: 'Adelante'"


¿Cómo se ha sentido al abandonar TV-3, después de 10 años? Siempre he tenido un perfil muy inquieto y autónomo. De hecho, soy laboralmente autónoma y siempre he trabajado para productoras con programas entregados en mano por capítulo y obra. Y cuando se acaba una etapa, porque este mundo es muy fluctuante, tienes que hacer otras cosas. Yo he hecho mil. Pero no se me caen los anillos... 

¿Entre cada temporada del espacio de castells 'Quarts de nou'? Sí, ese programa va de junio a noviembre, y durante los nueve años en los que lo he estado presentando, y haciendo de redactora, me ocupaba solo seis meses al año. Durante el resto era lo que yo llamo la travesía en el desierto. Por eso, mientras tanto he hecho vídeos corporativos, me he recorrido kilómetros en coche como cuentacuentos... 

¿Era la hora de dejarlo? Cuando terminó la temporada, le comuniqué a TVC que me había salido esta oportunidad, que había pasado este tren por mi vida y tenía que cogerlo sin pestañear. Quieras que no han sido 10 años en TV-3, y la gente me vinculaba a esa cadena, se pensaba que era de la casa... Pero como esta era una oportunidad muy interesante, a nivel personal y profesional, me dijeron: «Adelante». 


 

0 Comentarios
cargando