Ir a contenido

DRAMA HUMANO EN EL MEDITERRÁNEO

Los ángeles de Lesbos

TV-3 emite un duro documental sobre una ONG catalana que intenta evitar que los refugiados sirios se ahoguen en el mar Egeo

MANUEL DE LUNA / BARCELONA

Imagen del documental de TV-3 To Kyma. Rescat al mar Egeu. 

Imagen del documental de TV-3 To Kyma. Rescat al mar Egeu. 
Imagen del documental de TV-3 To Kyma. Rescat al mar Egeu. 
Imagen del documental de TV-3 To Kyma. Rescat al mar Egeu. 
Imagen del documental de TV-3 To Kyma. Rescat al mar Egeu. 

/

Vaya por delante de que no es un documental agradable para entretenerse la noche del martes. Es un trabajo periodístico duro, emotivo y, sin necesidad de mostrar excesivas imágenes truculentas, deja muy mal cuerpo. Pero ‘To Kyma. Rescat en el mar Egeu’, que estrena el programa de TV-3 ‘Sense ficció’ (21.50 horas), es de visión obligatoria para todo aquel que quiera ver realmente el drama de los refugiados que intentan llegar a la isla de Lesbos, una tragedia humana que denuncia la miseria de lo que ni Europa, ni el mundo, quieren ver. Y toda esta tragedia se centra en un pequeño equipo de socorristas catalanes que intenta, luchando contra la dura naturaleza (y la no menos inmisericorde burocracia europea), salvar vidas. Y a veces obra el milagro y lo consiguen. A veces.  

Vídeo de promoción del programa Sense ficció de TV-3 sobre los refugiados en Lesbos. 

   

Coproducido por La Kaset Ideas Factory y TV-3, ‘To Kyma. Rescat en el mar Egeu’ muestra cómo miles de personas, familias enteras, con bebés y ancianos, intentan huir de la muerte segura en Siria, Irak o Afganistán atravesando los 10 kilómetros de mar que separan la costa turca de la isla de Lesbos. Pero las condiciones en las que lo hacen no garantizan la vida: precarias lanchas neumáticas, barcos de madera en desuso y salvavidas de juguete son el material que ofrecen las mafias rusas a precios disparatados, y que muchas veces provocan la tragedia. Pero ¿a quién le importa? Mientras no se vea.

Òscar Campos

DIRECTOR DE PROACTIVA OPEN ARMS

Ofrecimos nuestros servicios a la administración española, a la griega, a Médicos sin Fronteras, a Frontex ..., y ni siquiera nos contestaron"

Pero a quien sí le importa, y quiere darle visibilidad el documental, es a Òscar Campos, hilo conductor de esta producción y máximo responsable de Proactiva Open Arms, una minúscula ONG que hace algo tan grande como es salvar vidas humanas. “El socorrismo es nuestro trabajo en Badalona y cuando terminó la temporada, viendo lo que pasaba, decidimos coger el dinero que teníamos e ir a Lesbos”, explicó Campos, la pasada semana en  Barcelona, durante la presentación del documental que estrena este martes TV-3. En el acto, el director de  Proactiva Open Arms se quejó públicamente de la “nula” respuesta que han recibido de las administraciones y de otras organizaciones. “Antes de ir a Lesbos, ofrecimos nuestros servicios a la administración española, a la griega, a Médicos sin Fronteras, a Frontex ..., y ni siquiera nos contestaron. Si cuatro personas, los que empezamos, con muy poco dinero hemos podido hacer esto, ¿qué podrían hacer las administraciones?”, reflexiona Campos, quien ha visto llegar a Lesbos hasta 3.000 personas en un solo día.

RESCATAR NIÑOS

David Fontseca, codirector del documental junto a Arantza Díez, explicó que la idea de la producción nació al conocer el trabajo que hacía la ONG Proactiva Open Arms. “Había que explicarlo y ojalá  así podamos abrir los ojos de la gente de nuestro entorno para que vean lo que está pasando en otro lado de nuestra casa”. Pese a la loable intención, la realidad les superó en muchas ocasiones, y hubo escenas que no se pudieron grabar: “Yo llevaba la pértiga de sonido y, muchas veces, la dejaba de lado para ayudar a rescatar niños”, recordó Díez. Tampoco hay imágenes de cómo padres desesperados dejan ir a sus hijos al agua en un intento desesperado de salvarse ellos, de cómo alguno de los socorristas deben sacar sus cuchillos y ‘pinchar’ a las decenas de personas que se le echan encima enmedio del mar y ponen en peligro su vida. Eso no se ve, pero los testimonio de los protagonistas, ya en la playa de Lesbos, a salvo, son suficientes para sentirlo. No es de extrañar que, impotente ante la tragedia, Òscar Campos exclame en el documental: "¡Estamos enfadados, estamos decepcionados! ¡No nos representan! (las autoridades europeas)". 

“Estamos ante una catástrofe humanitaria, y no se entiende como no se intenta detener”, explicó Joan Salvat, director de 'Sense ficció'. “Topamos con el silencio y la impotencia, y eso es lo que explica el documental. Nuestra obligación como televisión pública es poner los temas sobre la mesa y esa es nuestra intención. Por ello, en '60 minuts' estamos preparando para marzo una serie de documentales hechos por televisiones europeas que abordan el problema de los refugiados".

0 Comentarios
cargando