Ir a contenido

#MujicaDeVuelta

Mujica: "El reto de Europa es combatir la pobreza y el hambre en África"

Évole vuelve a entrevistar al carismático político, ahora ya expresidente de Uruguay

GEMMA VARELA / BARCELONA

Mujica y Évole en un momento de la entrevista de Salvados.

Mujica y Évole en un momento de la entrevista de Salvados.

Conduciendo su viejo escarabajo azul celeste llegó José Mujica, expresidente de Uruguay, a su segunda entrevista con Jordi Évole para 'Salvados' (en la primera, todavía era #UnPresidenteDiferente). "El auto tiene unos 30 años, ¡me aguanta 20 más!", dice con una afable sonrisa el Pepe. No tiene coche oficial, solo cuatro guardias que escoltan su casa (que se convierte en el plató de la entrevista). "Él posicionó a Uruguay en el mundo", asegura Lucía Topolansky, esposa del ahora senador y compañera del Frente Amplio y de la lucha (también estuvo encarcelada durante la dictadura; 13 años, dos menos que su marido). Así empieza 'Pepe Mujica, camino de vuelta', en la que habla de fútbol y capitalismo; de asado y desigualdad. Todo, con una mirada social y humana. 

Empiezan por el fútbol. Évole le recuerda la sanción a Luis Suárez en el Mundial de Brasil y sus polémicas palabras: "Son una manga de viejos hijos de puta", dijo Mujica sobre la FIFA, antes de taparse la boca con las manos. "Me quedé corto. Lo que más me dolió  es que tuvo que venir una fiscal 'yanki' a sacar las castañas del fuego. Si seremos inferiores…", se lamenta. 

Continúan hablando de su expresidencia y Mujica se pone las manos a la cabeza con los exmandatarios que aprovechan su paso por el cargo en beneficio personal: "Se me caería la cara de vergüenza si por dar una conferencia voy a cobrar". 

Avanza la entrevista y conversan sobre la desigualdad y la inmigración. "El reto de Europa es combatir la pobreza y el hambre en África", asegura Mujica. El exdirigente cree que el continente va a tener problemas con el envejecimiento de su población, con más población pasiva que activa: "Va camino de convertirse en un cotolengo [un asilo]". Una solución "es organizar" la inmigración. "Es la hora de los pueblos mestizos", augura.   

Finalmente, tras explicar que tendió puentes entre EEUU Cuba para reconciliar sus relaciones diplomáticas, repasa sus impresiones sobre los principales dirigentes internacionales. De los líderes  mundiales con los que ha coincidido -Hugo Chávez, Barack Obama y Vladimir Putin, entre ellos-, a Mujica le cuesta destacar a alguno por encima de los demás porque "ninguna época tuvo tanta mediocridad" como la actual. 

EN 10 FRASES

La entrevista deja otras muchas frases destacadas. Entre ellas, estas 10: 

1. "La sífilis es evitable, el capitalismo todavía no". 

2. "La dictadura del proletariado, termina teniendo poco de proletariado y mucho de dictadura". 

3. "El problema de la izquierda en la historia de la humanidad, es (la desgracia) de no mantener la unidad". 

4. "No se llega a presidente por más sabio. Si  no, el mundo sería mejor". 

5. "No quiero ser nobel de la Paz. Propuse que lo declararan desierto". 

6. "Soy hijo de un pueblo de inmigrantes". 

7. "No me gustan los presos, pero no se puede hostigar a Venezuela, como se la hostiga de todos lados". 

8. "El poder es algo que te apreta mucho". 

9. "Soy, era y sigo siendo parte de mi pueblo".  

10. "Lo más hermoso es la aventura de la vida".