LA POLÉMICA DE LOS RECORTES DE LOS SUELDOS

Los trabajadores de TV-3 recuperan el salario perdido

La Audiencia Nacional ha declarado ilícito el 'tijeretazo' del 5% del 2013

Trabajadores de TV-3 protestan frente al Palau de la Generalitat, en febrero del 2014.

Trabajadores de TV-3 protestan frente al Palau de la Generalitat, en febrero del 2014. / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO
BARCELONA

tal como era de prever, tras el fallo del Tribunal Supremo sobre los sueldos de Catalunya Ràdio, la Audiencia Nacional ha condenado a la dirección de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) a abonar a los trabajadores de Televisió de Catalunya (TVC) todas las cantidades descontadas (un 5% del sueldo), y que aplicó bajo el concepto Reducció d'Acord de Viabilitat (RAV), desde el 1 de enero del 2013. Además, hay una condena añadida del 10% de intereses de demora.

El pasado mes de febrero, el Tribunal Supremo ya se pronunció en contra de la rebaja de este 5% en Catalunya Ràdio, y ordenó su devolución en términos similares a los que ahora ha hecho la Audiencia Nacional con respecto a TVC. Ya entonces, el comité de empresa de la tele catalana advirtió que ambos casos eran idénticos, y que era necesaria la «supresión inmediata del recorte y la devolución del dinero ilegalmente descontados desde el 2013». Pero la dirección de la CCMA se negó a plantear esa posibilidad y optó por esperar el fallo, que ahora acaba de corroborar la tesis de los trabajadores.

En una nota, el comité de empresa recuerda que los trabajadores de la CCMA aceptaron en referéndum «un recorte voluntario y temporal del 5% durante los años 2011-2012». Según el comité, el acuerdo comprometía a la dirección con el mantenimiento de la plantilla, «pero desde el año 2013 ha continuado haciendo el recorte ilícito, ha despedido a más de 300 trabajadores fijos y ha eliminado a los colaboradores y trabajadores temporales».

La dirección de la CCMA podría presentar un recurso sobre la sentencia ante el Tribunal Supremo, pero esta opción «aún se está estudiando», señaló ayer a este diario un portavoz de la Corporació, que ha reconocido que, lo que toca ahora, «es aplicar la sentencia, e intentar analizar la situación para que esta nueva partida de gastos no afecte a la calidad del servicio público».

Te puede interesar

Este portavoz se ha remitido a las declaraciones del presidente de la CCMA, Brauli Duart, tras hacerse público la sentencia con respecto a Catalunya Ràdio. Según dijo entonces Duart, el fallo suponía «un fuerte golpe a la viabilidad de la Corporació», que evaluó en cerca de 30 millones de euros (desde mayo del 2011). Tras remarcar el presidente que estas sentencias suponen un compromiso de deuda que alteran la situación de estabilidad actual, advirtió: «Si el Parlament no decide incrementar los recursos de la CCMA para poder hacer frente a los gastos, con efectos retroactivos, solo quedaría la alternativa de una nueva reducción en contenidos audiovisuales y gastos de mantenimiento». Y si se llegase a esta situación, Duart fue tajante: «Afectaría de forma irreversible, no solo a la viabilidad, sino también a la competitividad de TV-3 y Catalunya Ràdio».

El martes, 28 de julio, se celebrará en el Parlament la última sesión de control de la CCMA antes de las vacaciones, y este peliagudo tema será el centro de interés.