Ir a contenido

LA HISTORIA INTERMINABLE DE LA TELEVISIÓN PÚBLICA VALENCIANA

Canal 9 estrena sainete

El presidente Fabra plantea ahora abrir una nueva radiotelevisión, si la economía lo permite El anuncio pilla a contrapié a la oposición y los extrabajadores, que hasta el jueves la reclamaban

LAURA L. DAVID / VALENCIA

PROTESTAS 8Extrabajadores de RTVV, ante la Generalitat valenciana.

PROTESTAS 8Extrabajadores de RTVV, ante la Generalitat valenciana. / MIGUEL LORENZO

Casi un año después de cerrar Canal 9, Alberto Fabra anunció el jueves que está dispuesto a negociar el modelo de una nueva radiotelevisión pública. Pero para Fabra, el nuevo ente debe ser «sostenible» y no podrá salir hasta que la Generalitat valenciana no cuente con «estabilidad presupuestaria» y siempre y cuando no suponga reducir las partidas en Sanidad y Educación ni incrementar la presión fiscal. Un escenario económico ideal que Valencia está muy lejos de alcanzar, como admitió ayer la portavoz del Consell, María José Català, que también asumió que el Gobierno valenciano no tiene ningún plan para la hipotética RTVV.

No obstante, la salida del presidente del Consell ha pillado con el pie cambiado a la oposición, ya que todos los grupos han asumido como propia la demanda de los extrabajadores de reabrir la RTVV.

PSPV, EUPV y Compromís llevan todo un año participando junto a muchos rostros de la cuestionada empresa pública en actos de apoyo. Y es que si en algo coincide el futurible tripartito valenciano es en llevar en el programa la promesa de la reapertura sugiriendo implícitamente una amnistía para quienes durante muchos años coadyuvaron a la manipulación ejercida por el PP, y que se han constituido en lobi de presión en las redes sociales. Fabra, en cambio, quiere acometer una radiotelevisión «desde cero» tras liquidar y extinguir la antigua RTVV. Y aunque su comité de empresa le ha pedido que derogue la ley de suspensión para sentarse a negociar, Català reiteró ayer que la ley «debe cumplirse».

En realidad, lo que Fabra dijo el jueves es que ni el Consell ni el PP se opondrán a la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular promovida por el comité de empresa de RTVV y otros colectivos ciudadanos que pide una radiotelevisión «pública, en valenciano y de calidad» y que, tras haber recogido 90.000 firmas, iniciará el trámite parlamentario en diciembre. Otra cosa es en qué sentido votará el PP (algo que ayer la portavoz Català no quiso avanzar), o cómo usará su mayoría parlamentaria para retorcer su contenido.

En cualquier caso, a seis meses de las próximas elecciones autonómicas y sin estar confirmado como candidato a la presidencia de la Generalitat valenciana, Fabra ha logrado descolocar a PSPV, Compromís y EUPV asumiendo el deseo de una radiotelevisión pública, pero cuando haya dinero. La portavoz negó ayer que «el ofrecimiento de diálogo» de Fabra respondiera a ningún anuncio electoralista y tampoco a un «ataque de celos» con respecto al presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, que el lunes irrumpió en escena anunciando la puesta en marcha de un canal a cuenta de la corporación y reconociendo sin rubor que su programación estará sometida al control político, según consta en el pliego de licitación.

Oficialmente, el Consell continúa trabajando por llegar a un acuerdo con RTVE para aumentar las horas de desconexión y, en paralelo, ha lanzado una línea de subvenciones para medios de comunicación que ofrezcan su programación en valenciano. «Esta es la apuesta del president, como medida transitoria», sostuvo ayer la portavoz del Consell, para apagar la llama que los fuegos artificiales lanzados el jueves por Fabra provocaron esta semana en propios y extraños.

Temas: Canal 9

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.