Ir a contenido

'The Good Wife' y sus féminas alfa

Los creadores de la serie se lucen en la construcción de sus personajes femeninos

ALEJANDRA PALÉS

The Good Wife y sus féminas alfa

The Good Wife y sus féminas alfa / SERIELIZADOS

Si yo fuera una actriz en la trentena o con un pie en los temidos cuarenta, esa edad en la que una mujer deja de existir para el cine, hace tiempo que habría vendido mi alma al diablo para conseguir asomar mi cabecita en 'The Good Wife', aunque fuera haciendo de barrendera muda. En un mundo perfecto no puede haber nada más maravilloso que ser mujer y formar parte del universo creado por Michelle Robert King. Sin desmerecer a los hombres que pululan alrededor de Lockhart & Gardner, quien se lleva el gato al agua en esta serie son los personajes femeninos, desde la más joven (Gracie) hasta la más mayor (Jackie Florrick).

'The Good Wife' es una gran serie, cuya grandeza solo conocemos los que la vemos (obvio) y que ignoran todos aquellos que, desde su episodio piloto, arqueaban las cejas suspirando aquello tan manido de "es una serie para mujeres". ¡Oh, osados! Sí, es probable que la serie parezca destinada a conectar más con el público femenino pero mi experiencia me dice que hay hombretones de pelo en pecho que se alteran hasta lo inenarrable con el devenir de Alicia Florrick, esa mujer alfa a la cabeza del amplio y rico abanico de féminas que pueblan el drama de la CBS.

Desde el inicio hasta la quinta temporada, hemos vivido y sufrido con Alicia su lento despertar: desde el letargo de una vida relegada a la familia y el hogar hasta la construcción de su yo profesional. Despojándose de las diferentes corazas que la recubrían, consigue reiniciar su carrera de abogada, puesta en pausa para entregarse a un proyecto personal que no le ha dado la oportunidad de realizarse. Su evolución ha contado con un personaje-espejo en el que mirarse, su jefa Diane Lockhart, una mujer a la que admira pero que, al mismo tiempo, es su antagonista, pues la socia fundadora del bufete nunca hubiera renunciado a su vida profesional en favor de su vida personal.

Diane representa la mujer profesional que ha decidido dejar en un segundo plano su vida íntima para afianzar su posición de poder en un ambiente dominado por hombres que nunca se han encontrado ante una disyuntiva similar. Sin embargo, la necesaria evolución de los personajes, que los King trabajan cuidadosamente, la ha llevado, muy lentamente, a prestar atención a una parte de su vida que tenía prácticamente congelada.

Estos dos personajes, junto a la investigadora Kalinda Sharma, son quizás los dos ejemplos más evidentes de lo buenos que son los Kings construyendo personajes femeninos, la mayoría de ellos, mujeres independientes, muy profesionales y sobre todo bastante duras. Su genialidad no se limita a las protagonistas, los creadores reparten su generosidad hasta con personajes esporádicos como Elsebth Tascioni, una auténtica robaescenas interpretada por Carrie Preston. Este personaje, que sobre el papel podría llegar a ser irritante por su punto de histrionismo, es en pantalla uno de los grandes aciertos de la serie y uno de los más queridos por los fans. Bajo un halo de cierta locura, Tascioni es en realidad una abogada más que competente, capaz de ganar los casos más rebuscados ante la mirada sorprendida de sus rivales.

Poniéndonos un poco intensos podríamos afirmar que más que una serie femenina, el drama de la CBS es feminista. Sin caer en el estereotipo, 'The Good Wife' nos presenta diversos modelos de mujeres, todas ellas con un gran deseo de hacerse un hueco en el mundo y buscar aquello que las hace felices sin replegarse a los deseos de los otros, algo que no las diferencia de sus compañeros masculinos. Uno de los pilares de la serie es el contraste entre hombres y mujeres, sus relaciones en el ámbito laboral y cómo, en ciertos casos, ellas y sus decisiones acaban por desconcertarlos a ellos (el caso más claro lo encontramos en el triángulo: Alicia – Will – Peter). El listado de razones para ver 'The Good Wife' es largo y contundente y, sin duda, sus mujeres de rompe y rasga se sitúan a la cabeza de sus cualidades positivas. 

Este artículo se ha publicado en Serielizados.

0 Comentarios
cargando