entrevista

Hiba Abouk: "Siempre quise hacer una serie sobre el choque entre culturas"

La actriz protagoniza 'El Príncipe', que hoy finaliza su primera temporada en Tele 5

La actriz Hiba Abouk es Fátima en ’El Príncipe’.

La actriz Hiba Abouk es Fátima en ’El Príncipe’. / MEDIASET

Se lee en minutos

Es exótica tanto por su aspecto, con su dorada piel y sus intensos ojos verdes, como por su nombre: Hiba Abouk. Aunque nació en Madrid (1986), la actriz que da vida a la luchadora Fátima en 'El Príncipe' tiene ascendencia tunecina, una cultura a la que ha recurrido para aportar toques propios a su personaje, como el juego de miradas que cruza con Morey (Álex González). La exitosa serie de Tele 5 finaliza hoy (22.30 horas) su primera temporada, aunque pronto empezará el rodaje de la segunda.

--Con sus orígenes, el papel de Fátima parece especialmente pensado para usted. 

--Totalmente. Está casi escrito para mí. Así que cuando me lo propusieron, no podía ser más feliz. Incluso la descripción física que los guionistas y productores habían imaginado coincidía conmigo: una morena de ojos verdes. Fue un encuentro maravilloso.

--¿Pensó entonces que el personaje iba a marcar un antes y un después en su carrera? 

--¡Claro! Cuando lo leí dije: es el papel que toda mi vida he soñado con interpretar. Siempre había querido hacer una serie que hablara del choque entre culturas e interpretar a una mujer árabe potente, que respeta sus tradiciones y lleva sus costumbres por bandera, no como un hándicap, y a la vez es moderna.

--Tengo entendido que ha estudiado filología árabe. 

--Sí, aunque no terminé la carrera porque entré en la Real Academia Superior de Arte Dramático.

--¿Y en qué idioma habla con sus padres, que son tunecinos? 

--Son de Túnez, pero mi padre es de origen libio. Con ellos hablo en árabe, castellano y francés.

--Al principio de la serie, las miradas que se cruzaba con Morey hablaban por sí solas. ¿Es algo que estaba en el guion o que usted incorporó al personaje? 

--Lo que pasa es que cuando llevas un velo que te tapa y te cubre tanto, la expresión con la mirada es fundamental y hay que desarrollarla muchísimo. Para hacer este trabajo viajé a Túnez a ver a la familia y, de paso, visitar un país musulmán para ver cómo se comportan las mujeres que llevan velo.

--Porque usted no lo había llevado antes. 

--No. Solo antes de empezar a rodar la serie me lo puse alguna vez.

--¿Y qué aprendió en esa visita a Túnez? 

--Descubrí que las mujeres que llevan el velo tienen un lenguaje visual increíble, súper desarrollado. Y eso es algo que quise aportar al personaje, porque cuando llevas el velo, ni la gente te mira igual ni tú miras igual.

--En 'El Príncipe' ha tenido varias escenas subidas de tono con Álex González. ¿Le incomoda mucho rodarlas? 

--Sí que es incómodo desnudarte frente a los compañeros de trabajo. Pero como estoy trabajando con un equipo que me da tanto calor y cariño, no lo he pasado especialmente mal. Soy pudorosa y era la primera vez que hacía ese tipo de escenas, pero al final me sentí tan arropada que fue más fácil de lo que me esperaba.

--¿Le apoyó su familia en su decisión de dedicarse a la interpretación? 

--La verdad es que no les hizo ninguna gracia que fuera actriz. De hecho, me fui de casa a los 18 años precisamente por eso.

--Por lo que me cuenta, usted es tan valiente como Fátima, ya que ha luchado por el futuro que quería. 

--Nos parecemos mucho en eso.

--Ha hecho comedia ('La isla de los nominados', 'Con el culo al aire'), aventura ('El corazón del océano') y drama ('El Príncipe'). ¿Con qué se queda? 

--He hecho más personajes cómicos, incluso el de 'El corazón del océano' era de ese tipo. En 'El Príncipe' es la primera vez que hago drama. A mí me encanta reírme y hacer reír, pero no me puedo quedar con un género, sino con un proyecto. Ahora que doy vida a Fátima, que es un personaje con mucho peso dramático, también lo estoy disfrutando mucho.

--Habla árabe, francés, italiano e inglés. ¿No se plantea trabajar en el extranjero? 

--Me gustaría trabajar en Francia.

--¿Por qué allí? 

--Porque hablo francés perfectamente, por mis padres y porque estudie en el Liceo Francés. Así que tengo una relación muy estrecha con esa cultura y, además, me encanta el cine y el teatro de ese país.

--'El Príncipe' tiene más de cinco millones de telespectadores. ¿Cómo lleva que haya aumentado su popularidad? 

--Muy bien, porque la gente te saluda, te dice cosas bonitas, te piden fotos... Con los paparazis sí que me pongo más nerviosa.

--Se le acercarán también chicas musulmanas para hablarle de Fátima. 

--Sí, y me dicen que están contentas de tener a una actriz árabe en España que lleva sus orígenes por bandera.

Te puede interesar

--Antes viajaba en metro. ¿Sigue haciéndolo? 

--No, y con lo que me gusta...