Ir a contenido

CRÓNICA

Otra joya de La Perla

'Traduccions-Translations' es una obra de delicada artesanía y mensaje rotundo

JOSÉ CARLOS SORRIBES
BARCELONA

La Perla 29 lleva una década y media de inequívoca trayectoria. Paso a paso, se ha convertido en una referencia indiscutible del teatro catalán por una manera de hacer que, por encima de todo, irradia pasión por el teatro. Un teatro artesanal que mima los detalles y que nunca hace gala de ostentaciones gratuitas. Su último y sobresaliente estreno, Traduccions-Translations, es otra joya pulida con dedicación de orfebre.

Escrito en 1980, el texto del irlandés Brian Friel es un mayúsculo fresco sobre el proceso de colonización lingüística que sufrió Irlanda, en el siglo XIX, por parte de las autoridades inglesas con un pequeño pueblo, una Arcadia casi idílica, como escenario. Identidad y lenguaje son dos conceptos que destila el mensaje rotundo de Friel y que remiten a una realidad que nos es muy próxima. Sobran más detalles. Una historia de amor imposible se convierte además en un excelente complemento a tan altos propósitos.

Traduccions-Translations no tiene actores llenaplateas (Pere Arquillué, Julio Manrique o Clara Segura) de otras obras de La Perla, ni la dirige Oriol Broggi, el piloto de la productora. Pero Ferran Utzet ha tejido un montaje imprescindible y del que no debería asustar su duración: dos horas y tres cuartos, con pausa. El juego con el lenguaje (fiel al original en inglés), con catalán rural para los irlandeses y estandar para los ingleses, es otra notable baza a su favor.

A FUEGO LENTO / La nave gótica de la Biblioteca muta de nuevo en un viaje hacia una escuela rural de Irlanda en un espacio con la magia de siempre. Utzet cocina a fuego lento la primera parte de la obra, en la que vemos la vida en esa escuela y la llegada de los geógrafos ingleses. En la segunda, el ritmo se acelera cuando irrumpe la tragedia. Los nueve intérpretes despliegan un trabajo extraordinario que pocas veces como en este admite el adjetivo de coral. Veteranos y nuevos fichajes juegan siempre en equipo. Como es norma de la casa.

0 Comentarios
cargando