Ir a contenido

La ultra alta definición se asentará en el 2020

El revolucionario sistema audiovisual multiplica por cuatro la calidad de imagen de los actuales televisores HD

La ultra alta definición (UHD), que soporta imágenes con una calidad cuatro veces mejor que la actual alta definición (HD), será una realidad en unos 88 millones de hogares de todo el mundo en el 2020, según la compañía de satélites SES Astra, que ha participado este jueves en una jornada organizada por Canal+ con la colaboración de Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA) y empresas tecnológicas como Newtec, Ovide, Promovisa, Sapec, Sony CineAlta y Trigital.

 Durante todo el jueves, C+ ha emitido a través de su plataforma un corto de cinco minutos rodado en UHD (también conocido como 4K) para demostrar las posibilidades que ofrece esta nueva tecnología. La definición de imagen 4K, hasta ahora utilizada solo en el cine, permite al espectador recibir más calidad y profundidad de las imágenes y, por tanto, una mejora de la experiencia del usuario. Concretamente, una producción en HD cuenta con 1920x1080 píxeles, mientras que una producción en 4K cuenta con 3840x2160 píxeles, y por tanto cuadruplica la cantidad de información por imagen, lo que permite reducir a la mitad la distancia de visionado respecto a la HD y genera una sensación de inmersión sin precedentes en el mundo de la televisión, según ha explicado la plataforma de Prisa.

De acuerdo a las previsiones de SES Astra, para el 2015-2016 ya habrá entre 25 y 30 canales con esta tecnología en todo el mundo y en el 2020 se habrán multiplicado, hasta unos 213 canales. Para entonces, la UHD será una realidad en 88 millones de hogares, que recibirán, al menos, un canal de TV UHD y 50 millones dispondrán de receptores instalados. Además, para el 2025 casi al mitad de los televisores serán compatibles con esta calidad de imagen y la cuarta parte de los hogares tendrán al menos, un televisor en UHD, según las previsiones de la plataforma de satélites, que espera que esta tecnología impulse a los fabricantes hacia pantallas de 50 pulgadas o superiores.

Los expertos señalan que el próximo Mundial de fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016) van a ser los acontecimientos que van a impulsar definitivamente la implantación del 4K.