Ir a contenido

Jan Cornet: "Mi personaje en 'El barco' no es malo, solo lo parece"

El actor catalán interpreta a un personaje carismático en la serie de A-3

ELENA FERNÁNDEZ / Barcelona

El actor Jan Cornet nació en Vilafranca del Penedès, estudió en Barcelona y vive en Madrid. Ha trabajado en televisión, en series como 'Motivos personales' (Tele 5) y 'Hay alguien ahí' (Cuatro). En cine ha participado en producciones de la talla de 'Camino', de Javier Fesser, y 'La piel que habito', de Pedro Almodóvar, papel que le valió el premio Goya 2012 al mejor actor revelación. Actualmente navega en 'El barco' de Antena 3 TV, donde da vida a Max, el joven misterioso que lidera a los supervivientes del edificio.

-Últimamente ha trabajado más en cine. ¿Añoraba la televisión?
-Es que yo no tengo la sensación de haber abandonado nunca la tele. Durante un tiempo he estado haciendo papeles pequeños mientras hacía cine, así que nunca me fui. Pero sí es verdad que el reencuentro con algo más duradero, como ha sido una temporada completa de 'El barco', supone otro tipo de trabajo. Tenía muchas ganas de estar con un personaje más tiempo y poder ir trabajándolo, y no como en las películas, que habitualmente las haces en dos meses y ya está.

-¿Qué otras diferencias destacaría entre un medio y otro?
-En cine tienes más tiempo para preparar el personaje. Los ritmos, cuando estás rodando una película, son más calmados y tranquilos. Pero en televisión se crea mucho más feeling entre los actores. Nace algo muy bonito, una cosa muy familiar. Obviamente, depende de cada producción pero, en el caso de El barco, la verdad es que no íbamos demasiado rápido y teníamos bastante tiempo para repetir. He trabajado muy a gusto en ese aspecto, e igual es la única diferencia que puedo encontrar con el cine. Porque los guiones, por ejemplo, no son mejores ni peores en un medio o en otro. Igual te puedes encontrar con algunos muy interesantes en cine, que en una serie de televisión

-El rodaje de la tercera temporada terminó en agosto. ¿Cómo se plantea la cuarta?
-Ahora mismo estamos emitiendo la tercera temporada y la verdad es que está teniendo muy buena audiencia. Así que solo estamos esperando un poquito para ver cuándo empezamos la cuarta.

-Max es un personaje carismático y está cobrando mucho protagonismo en los últimos capítulos...
-La verdad es que, cuando me ofrecieron el papel en El barco, lo que más me interesó es que suponía un reto, ya que Max es un líder. Se trata de una energía que normalmente la saco desde otro lugar. Es decir, hay muchos tipos de carismas pero, en este caso, Max es más echado para adelante y seguro de sí mismo. Me apetecía el reto de hacer un personaje que no fuera como otros papeles anteriores míos, que eran más inseguros, y empleas otro tipo de energía.

-¿Además es un personaje enigmático. ¿Qué esconde?
-Como comprenderás, no puedo explicártelo. Pero lo que sí te puedo decir es que es un personaje que está a cargo de muchas vidas, de todos los supervivientes del edificio. Max ha tenido anteriormente algunas negociaciones con el capitán del Estrella Polar, y no ha querido vender su secreto por un precio que no le convenía. Es un personaje que juega con la información que solo él tiene y que los otros desconocen, ya que sabía las coordenadas de tierra. En su momento, ya jugó esa baza con el capitán. Pero lo hizo para poder salvar a los supervivientes y llevarlos a la isla. No creo que por eso deba considerársele como un personaje malvado.

-Yo le decía que era un personaje enigmático, no malvado...
-Tú no, pero otras personas sí que me lo han dicho a veces, porque parece que Max esté en contra del capitán, pero no es así. Actúa de esa forma por su situación.


-Pero también es verdad que parecía sentir atracción por Ainhoa y en un determinado momento negocia para dejarla en el edificio y asegurarse así la vuelta...
-Es obvio que a Max le pasa algo con Ainhoa. Aunque lo niegue, es lo primero que se vio cuando presentaron mi personaje. Pero por encima de estas cosas está su conciencia. Él es el líder y tiene a su cargo las vidas de mucha gente y lo primero es salvarlos, llevarlos a tierra y conseguir que sobrevivan.
¿Veo que defiende con pasión a su personaje. ¿Qué tiene usted en común con Max?
¿Bueno, es que si no lo defiendo yo [ríe]... Max es una persona muy observadora, y yo creo que en eso me puedo parecer. Me gusta mucho observar, soy de fijarme mucho en las cosas y he elegido una profesión que es muy divertida para eso, para ser curioso. También tenemos en común que ambos somos reservados, aunque yo no soy tan carismático como él [ríe].

-¿Y sus compañeros? ¿Cómo es el ambiente de rodaje?
-Es maravilloso, como en otras series en que he trabajado. Yo conocía a muchos: David Seijo (Ramiro), Iván Massagué (Burbuja) y Marina Salas (Vilma), con la que ya había currado en Hay alguien ahí. Tenemos muy buen rollo, es todo muy familiar entre nosotros.

-¿Alguna anécdota?
-Para las escenas de tierra estuvimos rodando en un lugar maravilloso. Las imágenes son espectaculares¿

-¿En Elx?
-Sí, en el Palmeral. Hacía mucho calor y fueron muchas horas de rodaje. Pero fue muy chulo, porque estábamos todos juntos y salíamos, íbamos a cenar... No es como en Madrid. Lo pasamos muy bien. Fue duro por el calor.

-Pero para combatir el calor ustedes van ligeritos de ropa...
-Ja, ja, ja... Si lo dices por lo de las camisetas y todo eso, a mí todavía no me la han hecho quitar.

0 Comentarios
cargando