tú y yo somos tres

Los canallas triunfan más

Tú y yo somos tres. Por Ferran Monegal

1
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Ha comenzado con enorme éxito la tercera temporada deGran reserva(TVE-1). ¡Ahh! El gran atractivo de esta serie es ir siguiendo las maldades que perpetra el perverso bodegueroVicente Cortázar, magníficamente interpretado porEmilio Gutiérrez Caba. Lo canalla vende, atrae, subyuga, arrebata. Es un fenómeno comprobado: cuanto más cabronazo es el protagonista, más se horroriza la audiencia pero al mismo tiempo más se entretiene y se engancha. Ahora mismoCortázarha conseguido una orden judicial a su favor y regresa a la mansión de la que le habían expulsado sus hijos y su esposa. ¡Ahh! Podría parecer una historia inspirada enHumberto Janeiro, cuando le echaron deAmbiciones. PerodonHumbertoes un corderito, una cándida criatura, comparado con el malvado bodeguero. Hay una escena muy buena, cuando llegaCortázarde nuevo a la mansión. La familia le recibe de uñas, como era de prever. Pero él, lejos de achicarse, se crece, se ensoberbia, se ve dueño de todo otra vez, y le dice aRosalía, su exesposa:«Me voy a descansar a mi dormitorio. Tus cosas las encontrarás en el pasillo». O sea, el dormitorio es mío, la cama es mía y tú te vas a la habitación del servicio, con viento fresco. Tremendo. Y entoncesRosalía, sacando también su reserva de mala leche, responde:«Llevo 30 años esperando verte caer. Y no pienso permitir que te levantes». ¡Ahh! «Los monos son demasiado buenos para que un hombre tan despreciable como tú pueda descender de ellos», escribió una vezFriedrich Nietzschecomo quintaesencia de la venganza. Y esa es la sublime atracción televisiva que proyecta el bodeguero malo. Un ser mezquino, urdidor de siniestras artimañas, que es capaz de decirle al mosén del pueblo cuando le pide que pase al confesionario:«Arrodillarme no es lo mío, padre Ramiro». ¡Ahh! Que ustedes lo disfruten. Qué gran interpretación la deEmilio Gutiérrez Caba.

'BESTIARI'.- Después del sonoro simulacro de disparos deketchupcontra el Rey de España, ha regresado a la parrilla de El 33 elBestiari il·lustrat. Había morbo ante este retorno, es innegable. Parece ser que estos programas que quedaban por emitir habían sido grabados mucho antes del escándalo. No obstante, la primera escena que hemos visto ha sido la de una criatura disfrazada de elefante. ¡Ahh! No sabemos si es casualidad, o es un irónico acuse de recibo ante la tormenta desatada.