tú y yo somos tres

Burla del peludo

El billete de Ferran Monegal.

Se lee en minutos

Otro golpe, otra luminosa mordida, de latroupedeFenómenos(A-3 TV) al sensacionalismo sin escrúpulos. En esta ocasión, en el programa de radio de la emisoraOnda Futurahan entrevistado a un peludo. Se trataba de un pobre caballero que padecía la enfermedad de hipertricosis, también llamada hirsutismo. ¡Ahh! Es una dolencia terrible. No queda ni un milímetro de piel a la vista. Todo el cuerpo, rostro incluido, queda tapado por un tupido y salvaje bosque de vello. O sea, que no es una enfermedad que provoque dolor físico, sino que subsume al paciente en un desasosiego profundo, en una especie de tortura existencial, en un trágico suplicio. La dentellada deFenómenosconsiste en retratar la excitación que le entra al presentador del programa de radio cuando ve a la peluda criatura. ¡Ahh! Su alegría es infinita. Comenta, relamiéndose de gusto:«Hoy, en Onda Futura, ¡espeluznante entrevista a un hombre lobo!». Y efectivamente, la entrevista resultó espeluznante: trató al enfermo como si fuera un licántropo, añadiendo vejato-

Te puede interesar

rios chascarrillos sobre la marcha, además de cantarle la canciónCinco lobitos tiene la loba, cinco lobitos detrás de la colapara mayor befa de la pobre criatura. Hombre, el ejercicio ha sido oportuno. Hoy en día prolifera una clase de falso periodismo que se basa en elshow y la burla. Decir«vamos a entrevistar a un enfermo de hirsutismo»no llama la atención. Hay que vender el producto diciendo«¡Entrevista a un hombre lobo!». ¡Ahh! Eso sí que da audiencia, amiguitos. No sé si el sarcástico equipo deFenómenos sabe que, en la propia cadena que les impulsa, ocurrió, de verdad, un caso parecido. Fue en junio del 2006, en el programaEl show de los récords que presentabanMar SaurayCarlos Sobera. Sacaron a un ciudadano mexicano,Danny Ramos, aquejado de hipertricosis aguda. En aquella ocasión tuvieron la caridad de no llamarlehombre lobo, pero el cachondeíto fue superlativo. «Oye Danny, no me lo quiero tomar a broma, pero cuando llega el veranito tú lo debes de pasar muy mal. Un calor tremendo ¿eh? (..) Mira lo que te digo, yo para peinarme tardo dos horas. ¡Pero para peinarte tú...!", y así, dale que te pego al peludo.

Es verdad que aquelDannytrabajaba en un circo y hacía bolos televisivos para redondear el sueldecito. O sea, que había transformado su enfermedad en sumodus vivendi. Pero comoshowtelevisivo, se mantuvo el escarnio intacto y explícito.