Tú y yo somos tres

La curiosa Diada de Isabel

Tú y yo somos tres. Por Ferran Monegal. / TV1

1
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Después de sonoras zozobras e incertidumbres sobre cuándo TVE iba a emitir la teleserieIsabel, sobre la reinaIsabel de Castilla, finalmente la nueva dirección de TVE, recién nombrada por el Gobierno del PP, ha decidido estrenarla la vigilia del 11 de septiembre, o sea, como preámbulo televisivo a la Diada Nacional de Catalunya. ¡Ahh! Se puede hacer una curiosísima lectura acerca de la elección de esa fecha. Permítanme una pincelada historicista. En 1476, la victoria de la jovenIsabelcomo reina de Castilla, absorbiendo además el reino de Aragón y Catalunya, significó el nacimiento, el primer esquema, de lo que más tarde se llamaría España o Estado español. SiIsabel hubiera sido derrotada por la otra aspirante al trono,Juana La Beltraneja, la mayoría de historiadores coinciden en que el reino de Castilla se habría ligado al reino de Portugal, y el reino de Aragón y Catalunya habría comenzado una historia al margen, independiente y bien distinta. Cuando ayer elTN Migdia

Noticias relacionadas

(TV-3) resaltó y mostró ese momento en la Ciutadella en el queMònica Terribasrecordó aquella frase, irónica y valiente, del poetaJoan Sales i Vallès:«Desde hace 500 años, los catalanes hemos sido unos imbéciles. ¿Se trata pues de dejar de ser catalanes? ¡No! Se trata de dejar de ser imbéciles». ¡Ahh! Cuando escuché aMònicaa través delTN, recordé que esos 500 años de imbecilidad que con lúcida retranca citaba el poeta arrancan conIsabel de Castilla, precisamente la teleserie que con tan curiosa elección de día ha estrenado TVE-1.

Visto el primer capítulo de esta ambiciosa producción, cabe destacar una realización pulcra, y un seguimiento bastante fiel de la historia. La interpretación es impecable. Nos ha gustado en casa, en particular, la recreación que el actorPablo Derquihace deEnrique IV, aquel rey llamadoEl impotente,que hubo de recurrir a rudimentarias técnicas de fertilización -sorprendentes en el siglo XV- para poder tener descendencia. No era fácil ese papel, yDerquilos adorna con una personalidad potente, ingeniosa, y sin caer en efectismos. El personaje deIsabel, la gran protagonista, lo interpretaMichelle Jenner. En este primer capítulo sale jovencísima, radiante, subyugadora y limpísima. Veremos si más adelante siguen fieles a la historia y la pintan como cuentan los libros: una reina que despreciaba la limpieza y no se lavaba nunca. ¡Ahh! Va a ser duro para tan deliciosa actriz.