tú y yo somos tres

¡Viva el nuevo Mr. Marshall!

El billete de Ferran Monegal.

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Es fantástica la nueva ilusión, el sobrevenido frenesí informativo que le ha entrado a TV-3 con el proyecto Barcelona World. El viernes, en el TN Vespre, vibraba nuestro admirado Ramon Pellicer contándonos la maravilla de este ingenio que va a instalarse en Tarragona. Nos detalló los inmensos beneficios que va a reportar, le hizo una gloriosa entrevista complementaria, en el plató, al conseller Recoder, y durante casi un cuarto de hora el TN no solo fue estupenda caja de resonancia del nuevo plan, sino que también dieron pintorescas pinceladas sobre el proyecto que ahora ya no queremos, el de Sheldon Adelson, de ninguna manera, fuera, fuera, advirtiendo que incluso hay quien duda de que se vaya a hacer en Madrid, porque doña Espe Aguirre ha pasado de una gran euforia a una sospechosa prudencia. ¡Ahhh! Contrasta esta renovada alegría de ahora del TN con aquella otra que aquí mismo les conté, a mediados de marzo de este año, hace apenas cuatro meses, cuando también salió Pellicer con un magnífico diagrama que glosaba las ventajas que tenía Barcelona frente a Madrid para albergar Eurovegas, entre las que destacó con gran satisfacción: «¡Barcelona cuenta con el turismo de cruceros! El año pasado llegaron a la ciudad ¡más de 800 barcos!», dato ante el que doña Espe quedó hecha polvo porque en efecto en Madrid no tienen mar, y eso no hay quien lo arregle. Contrastan aquellos TN, tan fervorosos con el salvador Sheldon Adelson, con estos de ahora, que lo entierran con la misma satisfacción que lo aupaban hace cuatro meses, entrando en nuevo y hermoso éxtasis con el nuevo Mr. Marshall, el señor Bañuelos.

No es ninguna rareza que el Govern haga ahora una ceremonia fúnebre, hasta despreciativa y displicente, sobre el multimillonario de Las Vegas, y toda la bondad que aseguraba que tenía aquel magnate lo traslade ahora sobre el nuevo multimillonario que llega de Brasil. Mi querido compañero Andreu Farrás, en su luminoso artículo del sábado en EL PERIÓDICO, ya nos refrescaba la memoria con aquella otra virtuosa iniciativa de Pujol, en 1984, buscando un multimillonario para Port Aventura, y resulta que encontró a Javier de la Rosa, el «empresario ejemplar», según le bautizó el propio President. La política es así. Pero aquí, lo televisivamente hermoso, es ver cómo el TN traspasa la línea informativa, abraza el agitprop, y se transforma en una especie de entusiástico timbaler del Bruc del Govern.