10 ago 2020

Ir a contenido

tú y yo somos tres

Carne de cañón y pitorreo

Ferran Monegal

No habíamos hablado todavía de esta gran gaseosa de frikis y esperpentos marginales que ha estrenado Tele 5 con el título de Todo el mundo es bueno. Tiene mucho mérito esta parada. Un mérito que recae exclusivamente en los participantes, criaturas que creen ir a un concurso que les saque del anonimato -«¡Tele 5 nos da una oportunidad, gracias, gracias!», repiten todos, ilusionados, cuando aterrizan en el plató para actuar-, pero pronto se dan cuenta de que solo son carne de cañón para el festín de la hamburguesa del pitorreo nacional. Tomando ideas de aquel antiguo concurso de Chicho Ibáñez Serrador que se llamó El semáforo, y también aplicando las técnicas de la trampilla o del tierra trágame del ¡Ahora caigo!, el material humano es sistemáticamente pasado por los espejos cóncavos y convexos del cachondeo generalizado. Y claro, su posible o imposible capacidad para el arte queda todavía más deformada. Eso es, precisamente, de lo que se trata. Oficia el burlesco aquelarre José Corbacho, acompañado de Pilar Rubio, que le hace de partenaire y posturista sobre la marcha. Conforman una pareja de chistosos a costa de los que van saliendo a actuar. O sea, que en sus manos todo el mundo es bueno, en efecto, para la charlotada. La mayoría de participantes, todo hay que decirlo, se resignan a ser tratados como materia prima para la guasa. Incluso muchos se esmeran en el arte de la birria. Seguramente ya han aprendido, y comprendido, que hoy, para triunfar en la tele -y muy particularmente en la cadena berlusconiana-, es imprescindible irla cagando de manera sistemática, o sea, irla pifiando para llegar a la gloria de ser trending topic por un instante. Es la consagración del feísmo por la vía del recochineo de las masas. En esta sublimación mediática de la cutre y torponcilla bufonada, el papel de José Corbacho consiste en impulsar, hacia abajo, esta roñosa y desballestada bacanal. Me cabe la esperanza de que esta renuncia de su talento en favor del chapoteo sirva al menos para comprar tiempo y tranquilidad para volcarse en proyectos tan notables y estupendos como, por ejemplo, la película Tapas. ¡Ahh!

BANKIA.- Los informativos nos hablan de la investigación que se ha abierto sobre los forjadores de la putrefacta Bankia. Veremos en qué se va a quedar. Temo a los caciques: preferirían sacarnos del euro para evitar que Bruselas investigue más.