tú y yo somos tres

De la infanta a la Pantoja

Se lee en minutos
Noticias relacionadas

Se preguntaban este fin de semana en elDeluxe(Tele 5) si la infantaCristinay la tonadilleraIsabel Pantojaestaban siendo tratadas por igual ante la justicia. Y nos dijeron que iban a discutir ampliamente el tema. Hombre, el debate que montaron -con las criaturas cotillas habituales del programa- fue de menor cuantía, pero la pregunta era oportuna. Hace unos días se emitieron en Espejo publico(A-3 TV) aquellas explosivas declaraciones de la tonadillera en las que, entre otras cosas, se quejaba de cómo la habían tratado a ella. O sea, y resumiendo lo esencial de su queja:«A mí me detuvieron y pasé una noche en el calabozo, mientras a Urdangarin le dieron dos meses para declarar. Yo soy como la Infanta, pero con la diferencia de que no tengo con nadie una sociedad al 50%». Es decir, ahí va eso y que cada palo aguante su vela. En efecto, el agravio comparativo parece evidente, lo cual permitiría un debate que elevase la anécdota a categoría. Es decir, la igualdad de los ciudadanos ante la ley o, dicho de otro modo, el persistente enquistamiento en la sociedad española de una casta de privilegiados, una raza de seres inmunes a todo, una tribu que se va ampliando con nuevosaristócratasque van surgiendo, miembros del club de la impunidad, la desvergüenza y hasta la delincuencia. Lamento que tema tan importante haya sido manejado al vaivén del cotilleo.

EL 'J'ACCUSE' DE BARBERÀ.- Más nítida, más clara, más útil, ha sido la denuncia queJaume Barberàexpresó esta semana al comenzar suSingularsen El 33. Sin disimular su indignación, advirtió:«Bankia, la gran caja de Aznar, de Esperanza Aguirre, de Ruiz-Gallardón, de Zaplana, de Camps, de José Luis Oliva, de Miguel Blesa, de Rodrigo Rato..., es decir, la gran caja del Partido Popular puro y duro, ha sido nacionalizada. A cada uno de nosotros nos costará 1.352 euros. Es decir, la España de la fatxenderíava a ser salvada con el dinero de todos. Y el PP se niega a investigar. Nosotros no somos los culpables: los culpables son los gestores y los políticos que lo permitieron».¡Ahh! La indignación deBarberàno es un arrebato, ni un calentón que le haya sobrevenido de pronto. Es la expresión de una ira generalizada. Ayer noche hasta enInforme semanal (TVE-1) abordaron el escandaloso tema Bankia. Y allí escuchamos las voces airadas de los que se resisten a ser esquilmados y tratados como imbéciles.