tú y yo somos tres

Alegría, DeVito es más bajito

El billete de Ferran Monegal.

Se lee en minutos
Noticias relacionadas

Hemos visto esta semana que una gran satisfacción ha invadido aPablo Motos (El hormiguero, A-3 TV). Tuvo de invitado aDanny DeVitoy, en un momento dado, con una alegría interior desbordante y muy bonita, pidióMotosal actor norteamericano que se pusiera de pie, a su lado. ¡Ahhh! La intención era clarísima: que todo el mundo comprobase la diferencia de estatura. Y, en efecto, la felicidad dePablo Motosfue inmensa: por fin había encontrado a un invitado más bajito.DeVito, que es un actor, unshowman, unentertainer, de primera categoría, entró al trapo, sin reservas, a todas las bromas que el programa le fue planteando. Por ejemplo, como a los anglosajones les cuesta pronunciar la erre, aceptó de buen grado cantar el célebrehuapangomexicanoCucurrucucú palomay , luego, hasta se quitó un zapato y puso el pie desnudo encima de la mesa para quePablole hiciese una foto y colgarla en Twitter. Naturalmente, toda esta espuma fue un divertimento muy bien calculado para ir publicitando continuamente la película de animaciónLorax, en busca de la trufula perdida,en la queDeVitopone voz al protagonista. O sea que lafórmula Motossigue funcionando a las mil maravillas: hace un programa trepidante y entretenido que en realidad es un espot de propaganda pura. El otro día, por ejemplo, tuvo a la espectacularvampbrasileñaAlessandra Ambrosio, criatura que en estos momentos está promocionando y anunciando una máquina depiladora de pelos femeninos, y tuvieron todo el rato, encima de la mesa, un ejemplar de este colosal y fino artilugio afeitador. ¡Ahh! Tres cuartos de hora de publicidad directa. Una maravilla. Si hubiera tenido que pagar este ejercicio a precio de espot televisivo, la dueña de la marca Philips no habría necesitado la maquinita: se hubiera quedado sin un pelo en el cuerpo, del susto.

REGRESO AL PASADO -.Los dos programas de más audiencia delprime time del viernes fueronLa hora de José Mota(TVE-1) y elSálvame Deluxe(T-5).La hora de José Motaeran repeticiones, refritos que está impulsando ahora la desnortada TVE, descabezada y sin dinero. ElDeluxe,por su parte, dedicó la mayor parte de sus cuatro horas a desenterrar de nuevo el cadáver deEncarna Sánchez, y dale que te pego hablando de lo mala y perversa que era. O sea, vuelven a repetir, a regurgitarnos, la misma papilla delTomatede hace casi una década. ¡Ah! La audiencia tendrá que visitar a un buendigestólogo.