18 sep 2020

Ir a contenido

Reacciones a una entrevista polémica

«No soy un ariete de A-3»

Pablo Herreros desató en su blog la rebelión contra 'La noria'

JUAN FERNÁNDEZ
MADRID

Nada hacía sospechar al periodista y bloguero Pablo Herreros (Madrid, 1973) que el post que colgó el 30 de octubre en su página (comunicacionsellamaeljuego.com) sería la chispa que pondría en marcha la mayor rebelión ciudadana que se recuerda contra un programa de televisión. Pero su olfato al dirigirse a las marcas que se anuncian en La noria (Tele 5) para pedirles que retiraran sus espots por la entrevista pagada a la madre de El Cuco (condenado por su implicación en la muerte de Marta del Castillo), unido al poder propagador de las redes sociales -difundió su propuesta a través de la plataforma de ciberactivismo Actuable y de su cuenta de Twitter-, le han convertido en el Robin Hood de la lucha contra la telebasura.

Muy a su pesar: «Yo nunca he planteado que cierren La noria. Solo pido que las teles impidan que un implicado en un asesinato, o un familiar suyo, se lucre por haber cometido un crimen», argumenta el periodista, quien reconoce que la bola de nieve iniciada con aquella carta, convertida en una bomba mediática desde que las marcas empezaron a aceptar su propuesta, se ha transformado en una movilización que él no controla, ni desea abanderar. «Espero que los anunciantes vuelvan a La noria, pero también que el programa entienda el mensaje».

Socio de una agencia de comunicación y apasionado de internet (dirige una sección sobre blogs en el programa de RNE En días como hoy), el periodista tiene en su web parecidas protestas contra el tratamiento televisivo del caso Antonio Puerta (agresor de Jesús Neira, quien se jactaba en la cárcel del dinero que pensaba ganar en los platós) y la entrevista que Conexión Samanta (Cuatro) le hizo a Farruquito, donde el bailaor presumía de haber ido a un programa a obtener el dinero que debía pagar por su condena.

A Herreros no le es ajena la tele. En su blog hay post en los que reflexiona sobre personajes catódicos como Belén Esteban, John Cobra o Gran Wyoming, y en el 2008 participó en el concurso Ven a cenar conmigo (A-3). El periodista cree que esta circunstancia está detrás de comentarios que le señalan como un ariete de la cadena de Planeta. «No me une nada en absoluto a A-3. Si Tele 5 piensa eso, se está equivocando totalmente. En esta historia lo importante no soy yo, sino lograr que un delito no genere beneficios a los culpables gracias a la tele», concluye.