tú y yo somos tres

El pepino como arma

María Antonia Iglesias (’La noria’, Tele 5).

Se lee en minutos
Noticias relacionadas

Ninguno de los grandes estudiosos del arte de la guerra, desde el célebre estratega chino Sun Tzu hasta el emperador Napoleón o el mariscal de campo Montgomery, ha hablado nunca del uso del pepino como arma o proyectil. No obstante, gracias a La noria (Tele 5) hemos podido asistir a una hermosa batalla entre María Antonia Iglesias y Celia Villalobos usando como arma esta hortaliza. Ha sido una sesión muy instructiva. Deberían tomar nota en el Instituto de Polemología de la Universidad de Estrasburgo. Todo comenzó cuando Jordi González se puso a sembrar por su mesa de debate unos cuantos ejemplares de esta actualísima verdura. Le dio uno a María Antonia y le preguntó: «¿Qué opinas del pepino?» Y ella, acariciándolo, contestó: «Que está verde». Y acto seguido, acariciándolo más todavía, y advirtiendo que en efecto aquella cucurbitácea estaba durísima, la comenzó a enarbolar en dirección a Celia Villalobos, que la tenía enfrente, y añadió: «¡Lo está usando el PP como pelea intencionada!», y entonces Celia, agarrando a su vez otro pepino, lo blandió tambien amenazadoramente y exclamó, con una mezcla muy sabrosa de indignación y cachondeo: «O sea, que la culpa del follón de los pepinos, señoras y señores, ¡la tienen Mariano Rajoy y el PartidoPopular!», y el recochineo del público fue indescriptible. Hombre, mirando la contienda desde un punto de vista estrictamente escenográfico, la imagen de señoras enarbolando pepinos es cutre. Fuera del contexto culinario, el pepino en manos de una dama produce feísmo. No tienen más que ver esa publicidad que emite Tele 5, ese tosco espot de apoyo a esta verdura que ha elaborado Mediaset España, en el que sale Tania Llasera colocándose pepinos en las tetas o Emma García metiéndose uno en su boquita en plan Monica Lewinsky. ¡Ahhh! Pero el pepino entendido como arma o proyectil para fines bélicos parece interesantísimo. Tranquiliza. En toda la historia de la humanidad no se conoce ningún caso de muerte por golpe de pepino.

ORTEGA CANO.- Según la papilla del DEC (A-3 TV) o la del Deluxe (T-5), la tragedia del torero tiene culpables distintos. Para el DEC, los malos son los Mohedano-Benito. Para el Deluxe, los Ortega Cano. O sea, se reparten el pastel. A mí me parece que la gran tragedia de este hombre ha sido, precisamente, que la tele entró en su vida como quien entra en una mina.