tú y yo somos tres

Dos sacerdotes, dos heterodoxos

El Pare Manel y mosén Ballarín, ayer, en `Divendres¿ (TV-3).

Se lee en minutos

Buen golpe el deXavi Coral ayer por la tarde enDivendres(TV-3). De una sola tacada, dos sacerdotes. ¡Y qué sacerdotes!: el pareManely mosénBallarín, codo a codo, y nosotros en casa disfrutando enormemente. ¡Ah! Esta pareja de clérigos constituyen un tándem prodigioso. Encarnan la más extraordinaria, rara, pura y valiosa heterodoxia que puede encontrarse hoy en el interior, y hasta en los entornos, de lo que podríamos llamarla nostrada Esglesia Catòlica.Ballarínes el mosén que nos ilumina con su retrancade pagès. Es la criatura que destila lucidez a partir de lo rupestre. Sus sentencias desarman cualquier fortificación o parapeto intransigente. Decía:«El nivel medio de inteligencia de mis cuatro amigos que juegan a la botifarra en Gósol es muy superior a la inteligencia media de la de los políticos que tenemos /.../ En cierta ocasión, conocí a un ateo estupendo. Un ser de enorme humanidad. De gran bondad. Una gran persona. Le dije: hoy he rezado por ti, ¿y sabes que he pedido? ¡He pedido que nunca te conviertas!». ¡Ah! Quéfinezzala deBallarín, qué agudeza, qué sabio pragmatismo, qué magistral relativismo sobre la religión, a partir de la religión. El pareManeles otra variante de esta colosal dimensión del sacerdocio. El sacerdocio entendido como servicio, como entrega, como humanismo puro en los barrios que limitan con aquello quePaco Candel llamabadonde la ciudad pierde su nombre. Verdum, Trinitat, Roquetas... El pareManelha sido objeto ahora de un excelente trabajo sobre su vida y acción, en forma de libro, que ha elaborado el periodistaFrancesc Buxeda. Se titulaEl pare Manel, més a prop de la terra de que del cel. Es un texto muy valioso. Y a raíz de su publicación ya han salido voces integristasy miopes ladrando contra él. Ladrando y recordando horrorizados lo que dijo una vez en una entrevista que le hizo precisamente EL PERIÓDICO, y en la que contaba que ayudó a abortar a una pobre muchacha de 15 años edad, después de ofrecerle todo tipo de ayudas para que siguiera adelante con su embarazo. Ayer por la tarde el pareManel recordó ese momento, y advirtió:«Tengo siempre en mi cerebro el caso de otra niña, también embarazada, a la que tuve que enterrar porque le habían practicado un aborto casolà y murió desangrada». Una contundente advertencia a todos los que manipulan y mienten sobre él. Esos que ladran con enfermiza hipocresía. Fariseos de falsa parroquia.