tú y yo somos tres

El circo de verdad y bien entendido

El circo de verdad y bien entendido. / CUATRO

Se lee en minutos
Noticias relacionadas

Desde que existe la tele la palabra circo ha sufrido una tremenda degradación. Muchas veces -yo el primero- la venimos usando como sinónimo de disparate, de birria, de deliranteshowcutre para designar lo que sucede en tantos platós televisivos. Por eso agradezco que esta nueva entrega que ha protagonizadoAdela Úcar (21 días, Cuatro) haya sido, precisamente, sobre un circo. Un circo de verdad, auténtico, el Circo Wonderland, creado por italianos desde hace cuatro generaciones y cuyo patriarca y señor es un personaje extraordinario e irrepetible: el granLuchetto.Sentado en su carromato, sacándole lustre a sus botas de pista, hablaba conAdela y le decía:«Para mí el circo es vida. Pero, cuidado, la gente de afuera no debería acercarse mucho a nuestra vida. Es tan cautivadora, tan libre, tan bonita, que ya no la podrían dejar. Sobre todo los jóvenes». Tiene 70 años este fenomenalLuchetto.Cuando era más joven ejercía de trapecista. Ahora que tiene el poso de los años, y que ya ha adquirido la suficiente sabiduría, es domador de tigres. ¡Ahhh! Y mientras seguía sacándole brillo a los botines, añadía:«Limpio mis botas porque es muy importante que el artista se presente en la pista de primera categoría».Efectivamente: los zapatos bien limpios son un detalle de respeto hacia el público, y de pulcritud del artista. Buen trabajo el deAdela.Ha estado sensible, tierna, voluntariosa, en su inmersión en el paraíso Wonderland. Incluso se ha esmerado en aprender algún arte de la pista y la hemos visto haciendo de payaso, y también de acróbata. Pero sobre todo le ha devuelto a la palabra circo su significado original, auténtico y limpio. Aquí, en las cadenas de TV -las privadas, sobre todo-, las pocas veces que se han acercado a la pista de un circo ha sido para machacar al pobreÁngel Cristo,sacar sus trapos sucios y cotillear sobre sus vísceras. Tanto en vida, como difunto. O sea, antropofagia pura y dura.

FELIPE.-Le preguntóAna PastoraFelipe González,ayer, enLos desayunos(TVE-1):«Si su nombre apareciera en las encuestas, ¿cree que tendría mejor valoración que Zapatero?». YFelipecontestó:«Sí, probablemente. Mejor que Zapatero, mejor que Ru-balcaba, mejor que Blanco... ¿Sabe por qué? Porque la memoria es engañosa. Llevo tantos años fuera del Gobierno que la gente ha olvidado las barbaridades que hice y aflora lo positivo». ¡Ah! Disfrutable pincelada, llena de sarcasmo y realismo.