entrevista con el Actor

Imanol Arias: «Me han propuesto hacer de Miguel Gila»

Tras su separación de Pastora Vega, el actor leonés (Riaño, 1956) inicia el rodaje de una nueva entrega de 'Cuéntame...'

Imanol Arias: «Me han propuesto hacer de Miguel Gila»

TVE

Se lee en minutos

JUAN CARLOS ROSADO
MADRID

–¿Qué Antonio Alcántara nos vamos a encontrar esta nueva temporada?

–Antonio se siente confuso en su mundo. En el primer cambio de Gobierno, se da la casualidad de que no cambia el ministro, con lo que le confirman en el cargo y entonces se vuelve loco. Quiere vivir en el señorial barrio de Salamanca, por lo que entran en la casa que se compraron y la dejan para alquilar otra.

–¿Y qué pasa después?

–Pues que recibe un palo económico brutal. Comete errores fundamentales: se cree que el dinero solo sirve para hacer dinero, cuando debe servir para pagar, crear, comer, investigar... Antonio se equivoca en ese momento como muchos españoles.

–¿Eran mejores los políticos de aquel entonces que los de ahora?

–Los de hoy me parecen mucho peores. Confieso con tristeza que últimamente no me interesa nada la política. No voy a votar o voto en blanco. Tenemos unos políticos demasiado mediáticos, con mucha palabrería. El Gobierno es débil y la oposición se alegra de no poder ganarle.

–Usted recelaba hace un año de una TVE sin publicidad. ¿Se siente ahora cómodo en ella?

–A mí no me afecta nada el nuevo modelo. Mi preocupación de entonces era cómo se pagaba eso. Creo que si se han eliminado los anuncios es porque lo han pedido las cadenas privadas. Lo lógico es que paguen los que se llevan la publicidad.

–¿Cómo se imagina que hubieran seguido los Alcántara este Mundial?

–Pienso en un Antonio muy mayor que, a través de la amistad con el padre de Casillas, logra ir a Suráfrica. Aunque al final no llega porque le pilla lo de los aviones que no salen.

–¿Y qué hubiera sentido ganando?

–Pues seguramente lo mismo que yo, que tengo la sensación de que en España, cuando hay un objetivo común, todos nos identificamos a pesar de las diferencias. Es muy fácil decir lo de que el fútbol es un comecocos, lo de pan y circo. Al final, es el espectáculo televisivo más visto y deseado por las cadenas. Yo nunca había visto España llena de banderas y de reconocimiento a lo que somos. Había muchas banderas dobles.

–¿Es usted de los que se han sentido  más españoles estos días?

–No, porque yo me siento español desde hace muchísimo tiempo. De lo que estoy contento es de ver el sentimiento español. Tengo un profundo desprecio por el separatismo. Me parece que si no quieren estar, lo mejor que podían hacer es marcharse, pero de uno en uno. A ganarse la vida por ahí, que es lo que hemos hecho otros para querer a España.

–Defíname eso del sentimiento español que tanto le gusta.

–Un sentimiento común. En España faltan sentimientos comunes que nos identifiquen, aunque luego nos peleemos. España es muy guerracivilista, todo está ultramontanizado. A mí me siguen diciendo que soy de los de la ceja (por Zapatero) cuando no hay ninguna imagen mía con la ceja. Nunca estuve con la ceja. Además, ser de la ceja no creo que suponga nada, visto lo visto. El problema es que tenemos solo dos partidos y lo que habría que hacer es no votarles a ninguno. Propongo que no se vaya a votar o que se vote en blanco.

–Sí, porque no es lo mismo votar en blanco que votar a Blanco, a Pepín Blanco, ¿no?

–¿Quién es Pepín Blanco?

–El ministro de Fomento. A quien sí conoce es a Antonio Banderas...

–Sí, siempre que le veo pasamos muchos ratos juntos. Me gustaría verle más porque es muy divertido.

–¿Se cambiaría por él?

–En algunas cosas, sí: en las piernas que tiene y en la Harley-Davidson. En lo de vivir en Hollywood, depende. Hay cosas que tiene que están muy bien, como el acceso a muchos proyectos y la capacidad de producir.

–¿Es usted feliz en este momento?

–Estoy ya pasado de bola, deseando que pasen los días y llegue septiembre para cumplir aniversarios en mi nuevo estado, que es el que deseo.

–¿Afectan los malos tragos de la vida a la faceta laboral y profesional?

–Está claro que no benefician. Me he sentido un poquito manipulado estos meses porque hablaban otras personas que tenían una necesidad brutal de hablar. Ha sido una movida fundamentalmente televisiva. Lo único que puedes hacer es no verlo, porque no somos tan importantes como creemos. Por eso yo nunca he denunciado ni demandado a nadie.

–¿Estaría dispuesto a rebajar su caché para aliviar las arcas de TVE?

–Estoy ya rebajando mi sueldo porque no lo subo desde el 2003.

–¿Es cierto que una cadena le ha ofrecido un cheque en blanco?

–Sí. Lo rechacé porque me insultaban en un programa de tarde de esa cadena (por Tele 5). Jamás trabajaré para una cadena que insulte a mi familia, aunque esté muerto de hambre y los directivos sean íntimos amigos míos. Una televisión que dice que he dejado a mi exmujer arruinada no se merece ni que pise sus platós. No puedo nada más que despreciarla porque es mentira.

–¿Le hubiera gustado hacer de Suárez en la miniserie de Antena 3?

–Sí, pero estuvo bien quien lo hizo.

–¿Y de Felipe González?

–Me gustaría más hacer de Iniesta.

Noticias relacionadas

–¿Y de quién más?

–Hay un proyecto con El Terrat, que aún no está cerrado, para hacer algo... Me han propuesto rodar una miniserie sobre la vida del que quizá sea el mejor cómico que ha habido en España: Miguel Gila. Me encantaría hacerlo.