tú y yo somos tres

Cuní, en castellano en sus 'Matins'

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Perplejo ante la sentencia del Tribunal Constitucional que considera que el catalán no es lengua preferente en los medios de comunicación públicos de Catalunya, se puso ayer Josep Cuní frente a las cámaras de sus Matins (TV-3), y dijo: «Vull saber si a partir d'aquesta sentència 'deberé hablar también a nuestros espectadores en lengua castellana', o podré continuar fent-ho com ho he fet durant els últims 27 anys». ¡Ahhh! Buen golpe el de Cuní. Romper a hablar de pronto en castellano desde Els matins no ha sido un pronto humorístico: ha sido un detalle de ironía, de sarcasmo lúcido, y sobre todo ha sido un colosal retrato, una tremenda fotofinish de la disparatada situación que este tribunal ha generado con su sentencia surrealista.

Noticias relacionadas

'ÀGORA' .– Finísimo ha estado también Xavier Bosch arrancando su Àgora (TV-3) con unas pinceladas precisas, muy bien elegidas, de los momentos clave de estos años del Estatut, desde su nacimiento hasta su dilatado encallamiento en los diques de Madrid. Primer vídeo: Zapatero en un mitin (14 de noviembre del 2003), en presencia de Pasqual Maragall, de la plana mayor del PSC y de miles de eufóricos socialistas catalanes, diciendo entusiasmado: «¡Pasqual, apoyaré la reforma del Estatut que apruebe el Parlament de Catalunya!». Siguiente vídeo, el mismo protagonista (Zapatero), pero dos años después (26 de enero del 2006), declarando en un informativo de TV: «No es cierto que yo dijera que lo que aprobase el Parlamento de Catalunya, sin más, lo iba a ratificar. ¡No es cierto!». ¡Ah! Qué memoria la de nuestro admirado ZP: donde dije digo, digo Diego, y sin manías.

LA CAVERNA .– Por su parte, los programas de referencia de la Brunete televisiva ya han comenzado a pronunciarse. En El gato al agua (Intereconomía TV) la tertuliana Cristina López Schlichting estaba compungida. Consideró que el TC se ha quedado corto en sus tijeretazos, o sea, que debería haber hecho más escabechina. Decía: «Ya tengo mi titular: ¡El constitucional avala el principio de la disolución de España! Hoy es un día muy triste para mí». En cambio, nuestra pintoresca Curry Valenzuela (Alto y claro, Telemadrid), estaba más contentita. Pero eso sí, muy enfadada con Montilla. Decía: «¡Tiene bemoles mandar a la gente a la calle para protestar!». Y toda ella se estremecía. Cabe recomendarle una tacita de tila.