entrevista en el 'teletodo'

Rodolfo Sancho: "Lo importante no es hacer cine o televisión, sino el personaje que interpretas"

El protagonista de 'La señora' está logrando un gran éxito con la nueva serie de Antena 3 TV 'Gavilanes'

2
Se lee en minutos
TXERRA CIRBIÁN

Rodolfo Sancho, el seductor padre Ángel deLa señora, es ahora el protagonista indiscutible deGavilanes, la nueva versión del culebrón colombianoPasión de gavilanesque Antena 3 TV estrenó el pasado 19 de abril y que está logrando notables índices de audiencia todos los lunes. El suplemento de televisión de EL PERIÓDICO ha entrevistado al actor. Estas son algunas de las respuestas que mañana publica elTeletodo.

¿Cómo ha llegado a ser un gavilán?

Me llámó Jesús Font, el director de la serie, y me lo propuso. Yo ya le conocía deMIR. Quedé con él y con la productora, Amparo Miralles, y lo primero que les pedí es queGavilanesno fuera como el referente colombiano que todos tenemos en mente. No quería entrar en el despacho de la jefa en camiseta, como ocurría enPasión de gavilanes, porque eso no tenía ni pies ni cabeza, jajaja.

¿Y no lo hará usted...?

Para nada. Me tranquilizaron y me dijeron que mi papel no iba por ahí. Desde el momento en que me llamaron a mí para interpretar ese personaje, di por hecho que no buscaban un Arnold Schwarzenegger y que el estilo no va a ser ese. Con lo que aquí estoy: ya vamos por el capítulo siete y aún no me he quitado la camiseta, jajaja.

¿Y se la quitará?

Bueno, la cosa no es que no haya que quitarse la camiseta en pantalla, sino que habrá que hacerlo cuando esté justificado, ja, ja, ja.

Hábleme de La señora

Cuando terminé mi papel de Antonio enAmar en tiempos revueltos, Jaume Banacolocha, productor de Diagonal, me insinuó que estaban escribiendo un papel de un cura para una nueva serie. Y «ya te llamaremos, ya te diremos algo». Y tres años después,La señora.

¿Pero usted se veía de cura?

Ángel era un personaje que se veía abocado a ser cura. En esa época, en una familia con varios hermanos, a uno de ellos le tocaba ser cura. En el fondo, era un pequeño salvaje, que caza por el monte, un chico asilvestrado que por circunstancias de la vida se ve abocado a ser sacerdote.

Y además, asciende.

No vea. Imagínese: se pasa cinco años en el Vaticano. Eso le puede cambiar a cualquiera: o te vuelves loco o te vuelves como ellos, ja, ja, ja.

¿Cómo ha encarado su personaje de Juan Reyes?

Juan es el mayor de los hermanos Reyes, un tipo forzado a madurar muy rápido, a cerrar sentimientos, a ser hermético, endurecido, austero... Eso hace que trabajes más el gesto, la mirada.

Noticias relacionadas

¿Y hacia dónde vuela este gavilán?

Él se ha metido en la finca de los Elizondo para investigar si la responsable de la muerte de su hermana y de su amante fue la mujer de este hombre. Pero en medio de todo se le cruza una mujer muy hermosa, la hija mayor, que le distorsiona el plan. Lucha contra sus sentimientos, pero la carne es débil y surge el conflicto, que se va enamorando de quien no debería. Son dos personajes que buscan resolver el mismo secreto pero que no pueden hablar de ello. Un melodrama, vamos...