Nuevas medidas

Facebook e Instagram detectarán a los adultos sospechosos que contacten a menores

Un año después de destaparse su impacto nocivo en la salud de los adolescentes, Meta anuncia mejoras en la privacidad para proteger a los usuarios de menos de 18 años y penalizará a las cuentas que estos hayan bloqueado

Facebook e Instagram detectarán a los adultos sospechosos que contacten a menores

Nagy-Bagoly Ilona / 123rf

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Los adultos sospechosos de acosar a menores lo tendrán más difícil para actuar en Facebook e Instagram. Meta, la empresa propietaria de ambas redes sociales, anunció este lunes en un comunicado en su blog cambios en sus políticas de privacidad que afectarán a todos los usuarios que tengan menos de 16 o de 18 años, dependiendo de cada país.

Estos cambios harán que, por defecto, su configuración sea más privada, limitando así quienes pueden ver sus perfiles, sus publicaciones, sus listas de amigos, así como otros detalles personales.

Otra vía para tratar de proteger a los usuarios menores de edad será que tanto Facebook como Instagram detectarán a los adultos sospechosos. ¿Qué significa eso? Ambas aplicaciones identificarán como sospechosas las cuentas que pertenezcan a mayores de edad y que hayan sido bloqueadas o denunciadas por usuarios jóvenes. Estos perfiles dejarán de aparecer en las recomendaciones que te sugieren nuevas amistades.

Además, Instagram estudia que esos usuarios sospechosos no puedan mandar mensajes privados a los usuarios menores, un canal frecuente para el acoso. Estas medidas no entran a valorar qué pasará si esta posible situación de acoso se da entre usuarios que ambos son menores.

Meta también está trabajando con el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) para diseñar una plataforma abierta a otras empresas del sector tecnológico que sirva a los jóvenes para evitar que las fotografías íntimas de los adolescentes circulen en la red sin su consentimiento.

Impacto mental en las menores

Esta decisión llega más de un año después que Instagram cambiase sus políticas para que las nuevas cuentas registradas de usuarios jóvenes fuesen, por defecto, privadas.

El gigante de las redes sociales se vio entonces forzado a tomar medidas después de sufrir su mayor crisis de reputación cuando documentos internos expusieron su impacto en la salud mental de los adolescentes. Los informes filtrados por la exingeniera Frances Haugen revelaron entonces que, entre otros abusos, la compañía era consciente que Instagram produce "niveles crecientes de ansiedad y depresión" y que "empeora la relación con su cuerpo" de un 32% de las chicas. A pesar de conocer este impacto tóxico la compañía no había hecho nada para revertir esta situación.

Noticias relacionadas

Las protestas de los usuarios ante este y otros escándalos forzaron a Instagram a abandonar su idea de crear una versión de la plataforma para menores de 13 años, un proyecto que cancelaron en septiembre del año pasado.

Aunque la creciente presión ha llevado a Meta a adoptar más medidas para proteger la experiencia de sus usuarios más jóvenes, hay razones para pensar que ese gesto se trata meramente de una estrategia comercial. El año pasado, una investigación de distintas oenegés apuntó a que tanto Facebook como Instagram sigue rastreando la actividad en línea de sus usuarios menores de 18 años para dirigirles publicidad personalizada, algo que a priori restringieron en julio de 2021. Al fin y al cabo, los anuncios suponen más del 90% del negocio de Meta.