Abuso de poder

La UE multa a Google con 4.125 millones de euros por el caso Android

El Tribunal General confirma la sentencia antimonopolio contra la multinacional tecnológica por abusar de su dominio en el mercado móvil para anular a la competencia y rebaja un 5% la sanción, que sigue siendo un récord

Imagen de archivo de la fachada de la sede de Google, conocida como Googleplex, en Mountain View, California (EE.UU). EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

Imagen de archivo de la fachada de la sede de Google, conocida como Googleplex, en Mountain View, California (EE.UU). EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología.

Escribe desde Barcelona

ver +

Golpe histórico contra Google. El Tribunal General de la Unión Europea ha confirmado "en gran medida" este miércoles que la multinacional tecnológica estadounidense abusó de su dominio en el sector de la telefonía móvil a través del control de Android para anular a la competencia. La justicia ha desestimado así el recurso legal presentado por Google y ha fijado en 4.125 millones de euros la multa por ese comportamiento antimonopolio, una sanción récord.

"Se desestima esencialmente la acción interpuesta por Google", ha fallado el tribunal en su esperado pronunciamiento. La corte ha considerado "apropiado" reducir un 5% el importe de la multa impuesta por Bruselas en 2018, que entonces era de 4.343 millones de euros. Aún así, el importe actual sigue siendo el mayor de la historia de la UE.

Abusos ilegales

Más allá de esa pequeña rebaja, la sentencia de la justicia europea confirma que Google aplicó de forma ilegal restricciones a los fabricantes de dispositivos móviles que usan el sistema operativo Android para afianzar su posición dominante. Así, Google aprovechó su dominio de Android para imponer por defecto su motor de búsqueda y el navegador Chrome en esos teléfonos, método del que se sirvió para aplastar a sus rivales.

"Google impuso su voluntad a los fabricantes de teléfonos que, de hecho, imposibilitaron la competencia en las búsquedas y otros servicios. Tenemos que dar una oportunidad a la competencia en las plataformas digitales, ya que esto aporta opciones y muchos más beneficios tanto para los consumidores como para los anunciantes", ha explicado Tommaso Valletti, jefe de competencia de la Comisión.

Android, propiedad de Alphabet (empresa matriz de Google), domina el mercado móvil en Europa con una cuota del 67,21%, mientras que iOS, el sistema operativo que usan los iPhone de Apple, se queda con un 32,11%. En su apelación, la empresa sancionada señaló a la UE que Apple también daba preferencia a sus servicios, como el navegador Safari, en sus dispositivos.

La mayor multa de la historia

Noticias relacionadas

De esta manera, la justicia europea da un golpe casi definitivo a un caso que Bruselas abrió ya en 2015 y que desde entonces ha sido disputado en los tribunales. Sin embargo, no es el definitivo. A Google le queda una última oportunidad para ampliar la batalla legal y tratar de frenar esa multa, y es que puede recurrir la sentencia al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), una instancia superior a la corte que ha dictaminado el fallo actual.

El de Android es uno de los tres grandes casos contra Google presentados por la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. La sentencia es una necesitada victoria para la UE, que en los últimos meses ha visto como la justicia revertía multas contra otros gigantes tecnológicos como Intel y Qualcomm.