Terremoto en Silicon Valley

Elon Musk suspende temporalmente la compra de Twitter

El magnate tecnológico anuncia la suspensión provisional del acuerdo a falta de conocer la proporción de cuentas falsas que hay en la red social, decisión que lleva a las acciones de la compañía a desplomarse un 20%

El perfil de Twitter de Elon Musk en un móvil, sobre varios logos de la red social.

El perfil de Twitter de Elon Musk en un móvil, sobre varios logos de la red social. / REUTERS / DADO RUVIC

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

El magnate tecnológico Elon Musk ha anunciado este viernes que "suspende temporalmente" la compra de Twitter, a la espera de tener más detalles sobre la proporción de cuentas falsas que hay en la red social.

El polémico empresario ha enlazado un informe de Reuters publicado el 2 de mayo en el que se señalaba que la plataforma habría informado a las autoridades fiscales de Estados Unidos que las cuentas de spam suponen menos del 5% de sus usuarios activos diarios monetizables, algo que Musk quiere contrastar antes de seguir adelante con la operación de compra.

"El acuerdo de Twitter está suspendido temporalmente en espera de detalles que apoyen el cálculo de que las cuentas de spam/falsas representan efectivamente menos del 5% de los usuarios", ha tuiteado.

¿Puede fracasar el acuerdo?

Ese breve comunicado, del que no se han dado más detalles, ha sido suficiente para impactar en los mercados. Así, las acciones de la compañía se han desplomado más de un 23% en las operaciones previas a la apertura de la bolsa de Wall Street, donde cotiza. Esa caída ilustra el temor de los inversores a que el acuerdo de compra fracase.

El pasado 25 de abril, el hombre más rico del planeta llegó a un acuerdo con la junta directiva de Twitter para adquirir la red social del pájaro azul por 44.000 millones de dólares (unos 41.000 millones de dólares), la que sería una de las mayores adquisiciones de su sector. Desde entonces, Musk ha trabajado para asegurar la financiación que le permita llevar a cabo su toma de control, vendiendo parte de sus acciones en Tesla y pidiendo préstamos a grandes bancos.

Aún así, entre los analistas hay escepticismo sobre si ese proceso de compra terminará llegando a buen puerto y, si lo hace, se hace por el mismo precio establecido en el acuerdo. Musk aceptó en ese acuerdo pagar una comisión de ruptura de 1.000 millones de dólares si finalmente se retiraba.

¿Qué hará con Twitter?

Noticias relacionadas

El anuncio de la adquisición ha supuesto un importante terremoto en Silicon Valley, meca tecnológica de EEUU, pues se desconoce cómo Musk quiere moldear la plataforma, una de las más influyentes del mundo en la configuración del debate público. Entre las prioridades que el empresario se marcó están la retirada de Twitter de las cuentas falsas y automatizadas, más conocidas como 'bots'. Incluso señaló que quería "autentificar a todos los humanos", lo que podría traducirse en eliminar también las cuentas anónimas.

Musk ya ocupó titulares este martes al dejar la puerta abierta al regreso de Donald Trump a la plataforma. La cuenta del expresidente estadounidese fue suspendida de forma permanente en enero del 2021 tras alentar la insurrección violenta de parte de sus seguidores contra el Capitolio de Washington. "Creo que fue una decisión moralmente mala, para ser claros, y tonta en extremo", aseguró Musk durante un evento organizado por el 'Financial Times'. "Fue un error. Alienó a una gran parte del país y no resultó finalmente en que Trump no tuviera voz".