I+D para medicina de precisión en enfermedades infecciosas, una inversión de alto impacto en salud

Domingo Gargallo-Viola, co-fundador y CEO de ABAC Therapeutics, asegura que “tratamos de seguir la evolución que había estado siguiendo hasta ahora el mundo de la oncología”

I+D para medicina de precisión en enfermedades infecciosas, una inversión de alto impacto en salud
Se lee en minutos

ABAC Therapeutics se fundó en el año 2014 con el objetivo de descubrir y desarrollar nuevos agentes antibacterianos con una nueva perspectiva centrada en la medicina de precisión. La investigación está focalizada en el descubrimiento de antibióticos con actividad específica frente a bacterias patógenas, o sea que provocan infecciones a los seres humanos. Domingo Gargallo-Viola, co-fundador y CEO de la compañía, asegura que “tratamos de seguir la evolución que había estado siguiendo hasta ahora el mundo de la oncología”, es decir, aplicar la medicina de precisión al tratamiento de las enfermedades infecciosas. Con esto ABAC aspira a aportar un gran valor a la sociedad, reduciendo el impacto perjudicial tanto clínico como económico derivado de la selección de bacterias multirresistentes que surgen como consecuencia del uso indiscriminado e inespecífico que se hace actualmente de los antibióticos.

Tanto él como su equipo se embarcaron en un proyecto innovador a la par que disruptivo, con un objetivo claro: aportar valor y mejorar la calidad de vida de las personas. La idea se estructuraba en torno a una estrategia farmacológica basada en un nuevo algoritmo que les permitiera descubrir antibacterianos específicos capaces de combatir de forma efectiva las infecciones causadas por bacterias multirresistentes, inmunes a los antibióticos disponibles. “De nuestro peso corporal, alrededor de 1 kg son bacterias, que no solo no son patógenas, sino que son grandes aliadas de nuestro cuerpo”, asegura Domingo. Por ello, el objetivo de ABAC es descubrir antibióticos que eliminen selectivamente las bacterias patógenas, respetando el microbioma, que cumple una función de protección y es necesario para llevar a cabo muchas funciones vitales de nuestro organismo. “Con nuestra nueva aproximación terapéutica, lo que se consigue es proteger el microbioma y reducir de forma muy significativa la generación de bacterias resistentes. Con una visión a largo plazo, prolongamos la vida útil de los compuestos y por tanto su valor desde el punto de vista comercial a futuro”.


/ ABAC

Sin duda, una visión que arroja luz a la industria y al sistema sanitario, y concretamente a los distintos actores que forman parte del sector del descubrimiento y desarrollo de medicamentos antibacterianos, ya que añade, “se trata de un área compleja y de alto riesgo, porque en cuanto a su uso en clínica no son los compuestos más atractivos para el sector debido a la corta duración de los tratamientos”.

Sin embrago, la pandemia provocada por la Covid-19 ha supuesto un cambio de paradigma no sólo en el aspecto sanitario, sino en la forma de pensar de la sociedad y la necesidad de contar con un potente e innovador arsenal terapéutico para hacer frente a las enfermedades infecciosas. “Con la pandemia, la sociedad en su conjunto se ha concienciado de la necesidad de invertir y fortalecer el sector sanitario, de la importancia de la investigación, y la apuesta por nuevas soluciones que favorezcan el desarrollo de proyectos disruptivos, no podemos acordarnos de la salud y de los hospitales solo cuando los necesitamos”, opina el director ejecutivo de esta compañía. “Nos hemos dado cuenta que sin salud no hay desarrollo y sin nuevas opciones terapéuticas tampoco se podrá hacer frente a los actuales y futuros retos que nos presentan los patógenos”, apunta Domingo, “y en nuestro caso hemos asumido el ilusionante reto de investigar y desarrollar nuevos antibióticos basados en la medicina moderna y de precisión”.

La visión de ABAC Therapeutics es muy amplia y con unas grandes aspiraciones, tanto es así que este 2021 están explorando alianzas con zonas estratégicamente importantes desde el punto de vista epidemiológico como son India o Sudáfrica, estableciendo vínculos con grupos del mismo sector para promover investigaciones y poner freno al devastador efecto de las enfermedades infecciosas, que según la Organización Mundial de la Salud, suponen una de las mayores amenazas para la Salud Global del siglo XXI.

Si se puede extraer algún aspecto positivo de esta crisis sanitaria, es la concienciación por parte de las administraciones públicas, entes privados y en líneas generales, la sociedad, por interesarse más acerca de lo que está ocurriendo actualmente en el ámbito de la salud y darse cuenta de la importancia de apostar por el I+D+i en este ámbito. Esta crisis ha promovido la familiarización con conceptos que anteriormente únicamente se usaban en entorno científico. Esto es extremadamente positivo por el apoyo que se está recibiendo de la sociedad directa e indirectamente. Pero no solo eso, sino que esta crisis ha promovido que la ciencia y los investigadores estén incluso en primera página de muchos medios de comunicación, y que la sociedad escuche y respete mucho la aportación y contribución de los científicos a los retos que afectan directamente a los ciudadanos. “La I+D+i debería seguir al frente de la sociedad”, indica Domingo, “puesto que su apoyo para que compañías como ABAC siga asumiendo retos y un futuro desarrollo científico y tecnológico es fundamental.”

“Las administraciones y los entes privados tienen que cargar con la responsabilidad de ser visionarios y dar respuesta a problemas como el que estamos viviendo y generar los medios para abordar eficazmente otros que puedan avecinarse en el futuro”, comenta este doctor en microbiología y parasitología con más de 30 años de experiencia en el descubrimiento y desarrollo de medicamentos antiinfecciosos. Por si aún no fuesen peligrosas las cifras de personas fallecidas a causa de bacterias resistentes a antibióticos hoy, lanza una cifra mucho más inquietante, como es la previsión de alcanzar alrededor de 10 millones de muertes por esta causa en el año 2050.

Kaudal ha supuesto para la compañía una vía de financiación privada que les ha proporcionado una nueva alternativa para seguir investigando en proyectos altamente novedosos que conllevan un gran esfuerzo en I+D, como el que han desarrollado gracias a la herramienta de Mecenazgo Tecnológico, un proyecto enfocado a implantar la medicina de precisión en tratamientos antinfecciosos. Asegura que “Kaudal es una compañía que apuesta por el I+D+i y que facilita los procesos de desarrollo de las ideas que se quieren llevar a cabo”. Pero si hay un valor que pone en alza sobre su trato con Kaudal es “la motivación que tienen por la apuesta de proyectos disruptivos que, al fin y al cabo, son los que tienen alto impacto en la sociedad y que requieren del acompañamiento de un socio de confianza que aporte lo que necesitas en cada momento”.

Como agente del ecosistema de I+D+i, Kaudal sigue apostando por atraer recursos privados a proyectos relevantes en todos los sectores de actividad y muy concretamente en sectores que llevan la investigación y el desarrollo en su ADN como el sector de la biomedicina, y para ello ha creado un programa de convocatorias lanzado el pasado mes de marzo, Orbita.k.

El propósito de Orbita.k es identificar proyectos de impacto para impulsarlos a través del Mecenazgo Tecnológico - un instrumento de inversión privada colaborativa basado en los incentivos fiscales aplicables a la I+D+i que canaliza recursos privados a fondo perdido hacia proyectos de I+D e innovaciónn tecnológica. En los últimos tres años, Kaudal ha impulsado más de 155 proyectos de Mecenazgo Tecnológico, por valor de más de 200 millones de euros, su aspiración es que emprendedores y empresas puedan llevar a cabo sus proyectos de manera ágil, acompañados por un socio cercano y de confianza, y contando con la certidumbre necesaria para abordar sus proyectos.


/ Kaudal

Orbita-k

Es un programa de convocatorias privada dirigida a empresas, principalmente a PYMES y start-ups y entidades privadas de I+D+i. El objetivo principal es la identificación de propuestas de I+D+i que se impulsen con recursos privados para contribuir al crecimiento sostenido del ecosistema investigador en España y a la generación de impacto económico y social.

Si tienes un proyecto novedoso e innovador y quieres lanzarte al mercado del I+D+i, contáctanos y envíanos tu propuesta a orbita-k.es y únete a la órbita.

Noticias relacionadas