Crisis de privacidad

Una nueva brecha de Facebook expone millones de correos electrónicos

  • Un investigador destapa que esa vulnerabilidad rebela datos de los usuarios incluso cuando son privados

  • La red social ignoró las advertencias del experto y ahora asegura haber controlado la filtración

FILE PHOTO  Silhouettes of mobile users are seen next to a screen projection of Facebook logo in this picture illustration taken March 28  2018  REUTERS Dado Ruvic File Photo

FILE PHOTO Silhouettes of mobile users are seen next to a screen projection of Facebook logo in this picture illustration taken March 28 2018 REUTERS Dado Ruvic File Photo / Dado Ruvic

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Nueva crisis de privacidad en Facebook. A penas 20 días después que se denunciase la filtración de información personal de 530 millones de sus usuarios en un foro de piratería, la red social se ha visto golpeada por una nueva vulnerabilidad. Esa brecha habría dejado expuestos millones de correos electrónicos incluso cuando estos se habían configurado como privados.

Este martes un investigador explicó a Facebook que había encontrado un fallo de seguridad que le permitía, utilizando una herramienta, vincular cuentas a cinco millones de direcciones de correo electrónico por segundo. El gigante tecnológico respondió asegurando que esa brecha no era lo suficientemente “importante”, lo que llevó al investigador a denunciar el caso, en condición de anonimidad, al portal ‘Ars Technica’.

“He gastado diez dólares para comprar unas 200 cuentas de Facebook y en tres minutos me las he arreglado para exponer 6.000 cuentas de correo electrónico”, señaló. El investigador también apuntó que la falla de seguridad detectada ahora es similar a la sufrida por la compañía a principios de año.

Brecha desactivada

Noticias relacionadas

En un comunicado, Facebook ha asegurado que está “tomando medidas iniciales para mitigar este problema”. “Parece que cerramos por error este informe de recompensas de errores antes de enviarlo al equipo apropiado”. La red social también ha explicado que sus ingenieros creen haber frenado la filtración tras desactivar la técnica con la que el investigador la había expuesto.

Se desconoce si esa brecha a sido aprovechada por ciberdelincuentes para crear una base de datos, como ya hicieron con la información robada en anteriores ocasiones. Esos datos pueden venderse después en portales de piratería y utilizarse para realizar ciberataques.