OPCIONES DE MERCADO

Móviles reacondicionados, a fondo, de la mano de la firma Smaaart

Los dispositivos de esta firma se venden entre un 30% y un 50% más económicos y con una garantía de hasta dos años, como un teléfono nuevo

La ventaja que la empresa ofrece al mercado es un proceso de reacondicionamiento industrial seguro, que garantiza la calidad del producto

Fábrica de Smaaart en Francia.

Fábrica de Smaaart en Francia.

Se lee en minutos

Es una tendencia que crece con fuerza en el mercado: el uso de equipos reacondicionados, como consecuencia de una responsable actitud de los usuarios, de en un uso más racional de la tecnología, de la mejora de los procesos que dan segundas oportunidades a los aparatos y, finalmente, los avances en el servicio al cliente, muy mejorado, de las empresas dedicadas a esta actividad comercial.

Hace algunas semanas se anunció la llegada a nuestro mercado de la empresa francesa Smaaart, que ya ha iniciado su andadura con el lanzamiento de su página web en español y de la que es importante destacar que trabaja con un importante abanico de marcas, lo que favorece que el usuario halle aquello que necesita o desea en productos como Apple, Samsung o Huawei, entre otros.

Según fuentes de la propia empresa, el objetivo es crecer en un nuestro mercado: 'ofreciendo una opción de calidad a las personas que quieren cambiar su móvil' y en este escenario ha planificado, para el año 2025, multiplicar por 5 la facturación y aumentar la plantilla a 300 empleados. El grupo emplea actualmente a 100 personas y ha experimentado un crecimiento del 40% en 3 años. Para apoyar su desarrollo, en 2018 y 2019 el grupo cerró dos rondas de financiación, que sumaron casi 4,4m€ en la que participaron inversores y fondos públicos y privados.

Un historia de renovación

En 2017, la empresa Sofi Groupe, experta en el servicio posventa del sector telefónico desde hacía más de 30 años, se diversificó y creó la marca Smaaart dedicada al reacondicionamiento de móviles reciclados, siguiendo un proceso respetuoso con el medioambiente.

Gracias a su experiencia industrial logró desarrollar en Francia un proceso de reacondicionamiento de smartphones de calidad y transparente. En la actualidad, el grupo ha ascendido a posiciones líderes y está consiguiendo sus objetivos de disminuir el impacto medioambiental provocado por la industria telefónica, reparando y reacondicionando dispositivos ya fabricados para que tengan una segunda vida con rebajas de entre un 30% y un 50% sobre el precio de venta oficial de los productos nuevos. Sus móviles llegan con dos años de garantía y certificado de estar  limpios de datos personales.

Proceso controlado

Los teléfonos pasan un riguroso proceso de adaptación y pruebas. Se elimina cualquier rastro de datos personales y se acompañan de un certificado que lo acredita. También se hacen pruebas de batería y se testean diversos componentes que puedan estar desgastados o defectuosos.

La firma ofrece dos años completos de garantía para los productos vendidos a través de su página web, como si se tratase de productos completamente nuevos.

Servicio posventa y experiencia de compra

No es fácil, ni muchas veces habitual, poner en marcha un servicio de atención al cliente que cumpla las expectativas de los usuarios. En una experiencia de compra real, un iPhone  X de 64GB, el producto llegó en los plazos previstos, bien equipado (cargador, auriculares, cables) y con el aspecto solicitado (como nuevo). Respecto a esta experiencia real, destacar en el uso posterior la buena evolución del producto en cuanto a batería y actualizaciones automáticas, que se han realizado sin ninguna dificultad.

El control sobre la situación durante el pedido es satisfactorio y los precios, comparados con otras empresas de reacondicionado, muy ajustados. La experiencia global resulta positiva por tres razones: el ahorro económico, el acceso a móviles de avanzada tecnología y la satisfacción de compra de un producto sostenible. En este sentido y según la estadísticas de la marca, el 97 % de los clientes ha quedado satisfecho con la experiencia, lo que ha posicionado la marca en el mercado de los teléfonos reacondicionados como un proveedor de calidad.

Hay que recordar que un teléfono reacondicionado es un dispositivo que ha sido utilizado y, tras ser desechado por su propietario, restaurado y posteriormente vendido en el mercado secundario. Este tipo de aparatos reacondicionados y usados suponen una alternativa para los que buscan ahorrar dinero en un móvil. Los precios son inferiores a los que tenían los móviles nuevos y se pueden encontrar algunos modelos de iPhone a menos de 150 euros. Hay modelos de marcas como Samsung, Huawei o Sony, aunque también de otras menos relevantes y en las que también se usan los mismos criterios de calidad.

La compra se realiza mediante su página web, allí se pueden ver los modelos que tienen disponibles, así como el precio de los gastos de envío y el plazo desde la compra hasta que los recibimos, que va desde los 2 a los 4 días. Una vez realizada la compra el usuario dispone de dos años de garantía, incluso en la batería, uno de los aspectos más delicados al comprar un móvil usado.

En este escenario la marca enfatiza en su página que busca la satisfacción del cliente y que su objetivo es disminuir el impacto ambiental que genera la industria telefónica, que realiza un seguimiento de los desechos y se asegura que sean reciclados correctamente. El hecho de optar por un móvil reacondicionado en lugar de por uno nuevo, supone hasta un 80 % de ahorro para el planeta.

Equipamiento industrial

La empresa cuenta con con una infraestructura de producción de más de 6.000 m² ubicada en su fábrica en el sur de Francia, dónde se realiza un procedimiento basado en 45 puntos de control y 8 pasos clasificados. Cuando un móvil llega a la fábrica se comprueba que no aparezca en la lista negra de smartphones, a continuación  se borran los datos personales, las imágenes y archivos almacenados y se emite un certificado de borrado. Posteriormente pasa por pruebas de batería y de funcionamiento en 40 puntos de control; y finalmente por la fase de valoración del estado estético. Una vez se realizan los diagnósticos establecidos, el móvil entra en la fase de reparación, dónde se reemplazan, de ser necesario, los componentes y piezas defectuosos o desgastados. Consecutivamente, los técnicos hacen una limpieza profunda para que tengan una higiene impecable, realizan el control de calidad del producto y finalmente se realiza el embalaje y preparación de estos.

Al final del protocolo los teléfonos inteligentes son 100% funcionales y se entregan al comprador equipados con accesorios nuevos certificados CE (cargador, cable USB, kit peatonal, extractor SIM).

Te puede interesar

Evolución de la venta de reacondicionados

Según los datos disponibles, facilitados por la consultora International Data Corporation (IDC), el pasado ejercicio del 2020 la venta de móviles usados creció un 9,2% y se situó en 225,4 millones de unidades en todo el mundo, una tendencia al alza que se corresponde la evolución de años anteriores, en 2019 se vendieron 206,5 millones de unidades de móviles usados y se espera un incremento de este mercado año a año, hasta alcanzar los 351,6 millones unidades en el mundo en 2024.