Ir a contenido

COLONIA INDUSTRIAL DIGITAL

Toyota construirá en Japón la 'ciudad del futuro' para sus empleados

La empresa espera que Woven City sea un campo de pruebas para nuevas tecnologías como los vehículos eléctricos y completamente autónomos, los robots, la domótica y la inteligencia artificial

Agencias

Woven City, la ciudad del futuro que Toyota construirá en Japón y ha presentado  en el Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas 2020.

Woven City, la ciudad del futuro que Toyota construirá en Japón y ha presentado  en el Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas 2020.

Desde vibradores controlados a distancia a un robot que te trae el papel higiénico o un fabricante automovilístico prometiendo construir la ciudad del futuro, la feria CES está poniendo a prueba la creatividad de las empresas para lograr destacar entre más de 4.500 exhibidores.

Por ejemplo, la compañía automovilística Toyota ha presentado en el Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas un prototipo de 'ciudad de futuro', completamente conectada y alimentada por celdas de combustible de hidrógeno, tal como ha informado la firma nipona en un comunicado.

La urbe, que ya ha sido bautizada por la compañía como Woven City (ciudad entretejida), se alzará en los terrenos de una antigua fábrica de la compañía en Japón con vistas al icónico monte Fuji, y en ella vivirán empleados de Toyota y sus familias, así como investigadores visitantes y socios comerciales.

En total, la empresa espera que Woven City -que empezará a construirse en el 2021- tenga una población de en torno a 2.000 personas y que constituya un "laboratorio viviente".

La ciudad será un campo de pruebas para nuevas tecnologías como los vehículos eléctricos y completamente autónomos tanto de transporte de pasajeros como de mercancías (no se permitirá circular a vehículos con conductor), los robots, la domótica y la inteligencia artificial.

Los encargados de diseñar la ciudad serán los arquitectos del despacho danés Bjarke Ingels, que ya adelantaron en la presentación del pasado día 6 algunas pinceladas de cómo imaginan Woven City.

La localidad tendrá tres tipos de vías entrelazadas: solo para vehículos rápidos, mixtas para vehículos lentos y peatones, y solo para peatones, estas últimas ambientadas con vegetación de principio a fin, como largos parques.

Según prometieron sus diseñadores, la ciudad será "completamente sostenible", los edificios serán de madera para minimizar la huella de carbono y los tejados dispondrán de placas fotovoltaicas para aprovechar la energía solar.

En el interior de los hogares, los robots serán omnipresentes y habrá sensores que controlen la salud de los residentes.

Pero las empresas no son las únicas que luchan por espacio mediático durante estos días de feria: la propia organización del evento, la Asociación de Tecnología para Consumidores (CTA, por su sigla en inglés), ha aprovechado una polémica del año anterior para garantizar que todo el mundo hable de la presente edición.

Y es que, si CES será recordada por algo este año, será por haber sido la primera vez que ampara sin tapujos la tecnología sexual, y por haber conferido así un aura de respetabilidad a una rama tradicionalmente vista con recelo desde el sector.

Vibradores femeninos, masturbadores masculinos, estimulantes de placer y todo tipo de juguetes se exhiben abiertamente por primera vez estos días en la mayor feria de electrónica del mundo, que se clausura este viernes, compartiendo tarima con las últimas novedades en televisores, ordenadores, drones, robots industriales y vehículos autónomos.

Así, ya sea recurriendo al sexo, a las ideas quijotescas o incluso a la escatología, todo el mundo en CES lucha por destacar y hacerse un hueco entre la ingente cantidad de anuncios, presentaciones y novedades que estos días salen de Las Vegas.

Temas: Toyota Las Vegas