Ir a contenido

EN EEUU

Un reportaje de TV sobre Alexa de Amazon provoca compras indeseadas en las casas de los espectadores

Una cadena informó sobre cómo una niña compró una casa de muñecas sin querer y los asistentes de voz de otras familias interpretaron que también tenían que comprar el mismo producto

Josep M. Berengueras

El Amazon Echo, asistente que integra Alexa.

El Amazon Echo, asistente que integra Alexa.

Los asistentes vía voz (Alexa de AmazonGoogle Home de Google) están de moda. Son aparatos conectados a internet que responden a órdenes vía voz: desde explicar las noticias del día a controlar el termostato. Sin embargo, tanta innovación está causando algunos malentendidos: la emisión de un reportaje de TV sobre Amazon Echo (el aparato que integra el asistente Alexa) ha provocado de varias familias que tenían el mismo aparato compraran sin querer casas de muñecas.

Entre muchas funciones, Alexa permite realizar compras en Amazon conórdenes simples: "Alexa, compra leche" o "Alexa, apaga las luces de la cocina". Sin embargo, en algunos casos, se pueden producir compras indeseadas, como la que explicó en un reportaje la cadena CW-6 en San Diego: la pequeña Brooke Neitzel jugaba en el comedor y aseguró en presencia de Amazon Echo, sin que sus padres estuviesen presentes: "¿Puedes conseguirme una casa de muñecas y jugar conmigo?". Al día siguiente, la familia recibidó un gran paquete con una casa de muñecas que costaba 160 euros. Los padres, extrañados, emepzaron a indagar por qué habían recibido ese paquete si ellos no habían comprado nada, hasta que preguntaron a su hija.

Sin embargo, esa anécdota se ha convertido en un dolor de cabeza para otras familias. La noticia fue emitida por la cadena varias veces, y comentada en varios programas. En uno de llos, tras finalizar la emisión, el presentador de la cadena CW-6 el presentador aseguró: "Esa niña es muy mona, diciendo 'Alexa quiero una casa de muñecas'. Esa frase provocó una reacción en cadena en muchas casas que estaban viendo la tele en esos momentos y que tenían un Amazon Echo: los aparatos compraron también una casa de muñecas para esas familias.

La misma cadena de televisión ha sido la encargada de informar de que "numerosos" ciudadanos se habían puesto en contacto con la cadena para quejarse de la consecuencia que había provocado su reportaje.

No es la primera vez que una emisión de TV 'confunde' a las máquinas. En el 2014, un anuncio de la Microsoft Xbox donde aparecía el actor Aaron Paul demostrando cómo funcionaba Kinect provocaba que muchas consolas en casa de ciudadanos que miraban la tele hiciesen lo mismo que el anuncio: encenderse y ejecutar el juego Titanfall para sorpresa de los espectadores.