Ir a contenido

TRES EN LÍNEA 2.0

Adictos al 'Candy Crush'

Celia Villalobos no es la única enganchada al popular juego de los caramelitos con el que cada día se divierten 54 millones de personas en todo el mundo

La empresa King factura 470.000 euros al día por las microcompras de vidas, movimientos y dulces especiales

LAURA ESTIRADO / BARCELONA

La sonrojante actitud de la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobospillada in fraganti jugando al 'Candy Crush Saga' mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se esforzaba en pintar un país ideal durante el debate del estado de la nación, ha elevado hasta el Congreso una de las adicciones que comparten millones de personas en todo el mundo. El vídeo de Youtube de la anécdota de la primera jornada del debate ya lo han visto más 220.000 personas. Un éxito.

Pero cualquiera que viaje en metro, tranvía, tren o autobús ya sabe lo enganchado que está el personal, y no solo los políticos, al juego de los caramelitos, buque insignia de King, la empresa de "divertidos y populares" recreativos que se ha hecho de oro con Candy Crush Saga (pincha aquí para probarlo), Candy Crush Soda, Bubble Witch, Diamond Digger y Pet Rescue Saga, entre otros.

Las cifras del vicio de moda apabullan:

UNA DE LAS 'APPS' MÁS DESCARGADAS

El videojuego para teléfonos inteligentes y Facebook se lanzó el 12 de abril del 2012 (para plataformas móviles vio la luz el 14 de noviembre del mismo año). Un año después ya había superado a FarmVille 2 como el juego más popular en Facebook: tiene 45,6 millones de usuarios de media al mes.

Actualmente tiene 150 millones de usuarios únicos mensuales en todo el planeta y unos 54 millones de personas juegan a diario. Tan solo un año después de su lanzamiento ya se habían realizado 150 billones de dulces partidas.

En España, 1,2 millones de personas juegan diariamente. Más del 70% son mujeres de entre 26 y 35 años, con estudios universitarios y solteras.

La página del juego en Facebook, por ejemplo, es una de las más populares, con casi 76 millones de 'Me gusta'.

Es, también, la aplicación número uno en ingresos en las 'tiendas' Google Play y App Store.

Más de 118.000 usuarios siguen en Twitter el perfil de Candy Crush Saga, y casi 98.000, el de la versión Soda.

UNA MÁQUINA DE HACER DINERO

'Candy Crash Saga' es tan solo una versión actualizada del clásico 'tres en línea'. Cada nivel tiene un tablero de juego de diferente forma lleno de golosinas de entre tres y seis colores. A veces también hay obstáculos. Se trata de juntar grupos de tres del mismo color. Con esta jugada básica se consigue hacer desaparecer los caramelos alineados y, al mismo tiempo, hacer que el resto se reubique en el tablero. Hay 15 niveles por episodio (o pantallas) y por cada episodio que se pasa el jugador tiene la opción de pedir ayuda a sus amigos ('online'), debloquearlo pasando "misiones", pagar por uno nuevo.

Aquí es donde radica la gallina de los huevos de oro.

Aunque la aplicación es gratuita, la empresa King factura con 'micropagos' (para comprar vidas, comprar movimientos, artículos especiales, como 'boosters' o aceleradores, como el martillo de piruleta o el trol de chicle). Estas pequeñas compras oscilan entre los 0,89 euros y los casi 2. Y así, céntimo a céntimo, la empresa británica factura una media de 470.000 euros al día (solo con Candy Crush se embolsó más de 1.166 millones el año pasado).

LA BURBUJA EMPIEZA A PERDER FUELLE

A pesar de las cifras colosales, según publicó 'The Guardian', desde que se lanzó en el 2012, los jugadores inviertieron casi 3.000 millones en el juego. Su punto más álgido de ventas fue en el tercer trimestre del 2013. Desde entonces, el juego ha ido cayendo. En los cuatro últimos trimestres del 2014 las cifras han ido cayendo: 377 millones, 316 millones, 243 millones y 231 millones.

ADICCIÓN

Al ser un juego tan popular, ya han aparecido citas en las consultas del médico en las que la gente confiesa que el juego les crea adicción. El fabricante se ha posicionado al respecto, y afirma que limita el número de vidas y aconseja descansar a ratos.

Las estadísticas son muy variables depediendo del país, pero el 61% de los jugadores europeos le dan al 'Candy Crush' cuando van a trabajar mientras que en EEUU el 78% juega mientras ve la televisión. También se consume al entrar en Facebook (1 de cada 23 usuarios).

Respecto al día y hora preferidos para darse al vicio, el domingo se lleva la palma. Entre semana, las horas punta van desde las 18.00 a las 21.00 horas.

ALTERNATIVAS

King está ideando cómo compensar la caída de 'Candy Crush' (del 45% en el 2014) con otras sagas de sus juegos, como 'Candy Crush Soda' y 'Bubble Witch2', que han subido más del 130%. Tome nota, señora Villalobos.