Cambios en el mercado de telefonía

Movistar anuncia la venta de terminales desbloqueados y sin permanencia a precios rebajados

El Samsung Galaxy S5 inaugura esta nueva estrategia y costará 100 euros menos que en el resto de canales

El Galaxy S5.

El Galaxy S5.

2
Se lee en minutos
PILAR ENÉRIZ / Barcelona

La operadora Movistar ha anunciado cambios en su política comercial, que pondrá en marcha a partir del 11 de abril coincidiendo con el lanzamiento mundial del esperado terminal de Samsung, el Galaxy S5. Este dispositivo costará en las tiendas de la operadora, libre y sin permanencia, 599 euros, unos 100 euros más barato que en el mercado libre.

La nueva estrategia, según informa Bruno Vilarasau, director Gran Público en Catalunya, se basa en la comercialización de terminales libres, sin compromiso de permanencia y a precios muy competitivos, con el objetivo de "atraer nuevos clientes que trabajan con otros operadores".

La incorporación a la oferta de Movistar, en condiciones ventajosas, del reconocido Galaxy S5, el último terminal de la coreana Samsung "es una prueba más de que la compañía sigue con su estrategia de apostar por la innovación y los mejores productos", dice Vilarasau. Las condiciones comerciales del 'smartphone' (para nuevos y clientes habituales) se resumen en un pago al contado de 599 euros, unos 100 euros menos que en el resto de canales, o financiarlo a 24 meses sin intereses por 24,95 euros al mes, iva incluido.

El nuevo Galaxy S5

Coincidiendo con este anuncio de Movistar, la compañía Samsung presenta este jueves a los medios nacionales su icónico terminal, pocos días antes de su lanzamiento mundial previsto para el próximo día 11 de abril y del que EL PERIODICO informó durante el Mobile World Congress, celebrado en Barcelona.

La quinta generación de los Galaxy incluye lector de huellas dactilares al estilo del iPhone de Apple para acceder a un modo privado así como a la capacidad de hacer pagos a través de Paypal.

Alta gama

Noticias relacionadas

Se trata de un dispositivo resistente al polvo y a los líquidos (certificado IP67), soportando hasta un metro de profundidad durante media hora. Se pueden hacer fotos debajo del agua. El teléfono que puede grabar en ultra alta resolución (4K), incluye una cámara de 16 megapíxeles, frente a los 12 del modelo precedente, el Galaxy S4.

Incorpora una trasera que simula a la piel y le proporciona una imagen más elitista. Se comercializará en azul, negro y blanco. La pantalla es de 5,1 pulgadas Full HD SuperAmoled y en su interior corre un procesador de cuatro núcleos de 2,5 Ghz. Con 2 Gb de memoria RAM. La batería, de 2.800 mAh, permite, según el fabricante, 10 horas de navegación web y hasta 12 en reproducción de vídeo. Incorpora nuevas funcionalidades en la utilidad S Health. Además del podómetro y del control de calorías, se añade un entrenador personal y un medidor de frecuencia cardiaca.