"Las princesas son unas boludas"

Una niña argentina de siete años triunfa en la red con un alegato en contra de las princesas Disney

El alegato de Miranda en contra de las princesas Disney / VICKY R (YOUTUBE)

1
Se lee en minutos
NÚRIA MARTÍNEZ / Barcelona

"Las princesas son unas boludas". Este es el grito de rebeldía en contra de las princesas Disney de Miranda, una niña argentina de siete años, que denuncia en un vídeo la actitud de mujeres florero que éstas tienen. Así, la pequeña reivindica a Mulan, la excepción entre las princesas, ya que "es muy fuerte y luchadora". "Las otras princesas dicen: rescátame. Son meras boludas y en lugar de ir e intentar hacerlo, esperan al príncipe", explica, y añade indignada que "si no viene nadie no te quedes ahí trabada esperando. ¡Haz algo!"

Princesas luchadoras

En la pieza que logrado más de dos millones de visitas, la niña explica que "pegan y encierran a Mulan en una torre y, en lugar de esperar a su príncipe en la ventanita, va y lo hace". En la misma línea, la pequeña argentina habla de otro de los valores que inculcan en las películas Disney: las princesas tienen que tener novio. Pero Miranda lo hace con un enfoque muy distinto, ya que cree que si Mulan tiene novio es por lo luchadora que es. "Como ella fue tan luchadora, el mundo se lo agradece y tiene un novio. Ese chico dijo: ¡Ay qué luchadora!, Yo quiero tener una novia así". 

Triunfa en la red

Noticias relacionadas

Estas valientes palabras de Miranda han arrasado en la red, donde los usuarios han compartido su denuncia sobre los valores machistas que inculcan este tipo de películas, donde las mujeres resaltan por ser guapas y princesas, y no por ser luchadoras y trabajadoras. Además, muchos han recordado que en pleno siglo XXI, en los catálogos de juguetes, las cocinitas y las muñecas siguen estando dirigidas a las niñas

"Yo no quiero estar con una boluda, yo quiero estar con chicas inteligentes, pero el cuento de hadas me obliga. ¡No me gusta este cuento!. Quiero estar con una señora inteligente, no con una boluda", finaliza Miranda.