Ir a contenido

La internet invisible

El ciberespionaje de EEUU despierta el interés por redes que ocultan la identidad del internauta

La red Tor, la más conocida y sencilla de usar, ha multiplicado este verano su número de usuarios

CARMEN JANÉ / Barcelona

Le llaman la internet profunda ('deep web'), invisible, oscura ('darknet'), o bien se refieren a ella a partir de uno de sus componentes, la red Tor. Son sistemas de comunicaciones pensados para proteger la identidad de sus usuarios y funcionan como una capa superpuesta sobre la internet que todos conocemos. Usada hasta ahora por activistas y blogueros de países con censura, militantes de la privacidad, paranoicos de la seguridad y personas con algo que ocultar a la ley, las revelaciones sobre la existencia de una red global de ciberespionaje estadounidense, destapada por el exanalista de seguridad Edward Snowden, y el bloqueo a The Pirate Bay, el principal repositorio de películas, programas y juegos sin derechos de autor, han disparado este verano el número de usuarios de la red Tor, la más conocida y de más fácil uso.

El auge de Tor ha tenido a favor su facilidad de instalación: apenas un programa descargable, con versiones hasta para móviles Android e iPhone, que abre un navegador propio. Desde él se accede a una red de páginas web creadas bajo dominios .onion (cebolla, en inglés) con la dirección IP (la matrícula que identifica a un dispositivo en la red) camuflada para no ser rastreada ni identificada. "Es como si metieras una postal dentro un sobre, y este dentro de otro sobre y así sucesivamente. Haces el envío y el receptor abre el primer sobre y envía el resto y así sucesivamente. Quien finalmente lea la postal, no sabrá quién se la ha enviado. Y es legal, porque ocultar la identidad no es delito: el delito puede ser lo que hagas entonces", explica el analista de seguridad José Luis Verdeguer, alias Pepeluxx.

>> Lea la información completa sobre la denominada internet profunda en e-Periódico.

0 Comentarios
cargando