26 sep 2020

Ir a contenido

Ingress, El juego adictivo de realidad aumentada de Google

Este juego podría ser la primera aplicación de realidad aumentada que triunfe, de momento solo se puede acceder con invitación, es complejo, pero muy adictivo y dará a la empresa aún más información sobre tu localización exacta.

Hace poco me uní a la Resistencia, luchando para proteger al mundo de la invasión de una extraña forma de energía descubierta hace poco. Esta es el guíon de este sombrío mundo de ciencia ficción retratado en un nuevo juego para teléfonos inteligentes creado por Google y llamado Ingress. Sin embargo, no se parece a una aplicación para jugar de una manera normal. Hasta cierto punto tiene lugar en el mundo real: hay distintos aspectos del juego que solo se revelan cuando llegas a lugares físicos en el mundo real.

Tal como explica el TechnologyReview del MIT En el universo Ingress, el descubrimiento de la denominada 'materia exótica' ha divido a la población en dos grupos: los Ilustrados, que quieren aprender a controlar el poder de esta energía, y la Resistencia, que se opone a este cambio. Los jugadores escogen bando y después se pasean por su ciudad, recogiendo materia exótica para mantener sus escáneres cargados y tomando el control de portales emisores de materia exótica para poder conquistar más terreno para su equipo.

El juego, que en la actualidad solo está disponible para usuarios de teléfonos inteligentes con Android que hayan recibido una invitación para participar, es muy adictivo; lo que resulta más interesante sobre Ingress es lo que sugiere sobre los planes de futuro de Google, que parecen girar en torno a encontrar nuevas formas de ampliar su alcance para pasar del buscador en tu portátil a los aparatos que llevas encima a todas horas. El objetivo tiene mucho sentido si tenemos en cuenta que la publicidad en línea tradicional podría acabar siendo eclipsada por la publicidad móvil basada en la geolocalización.

Google recopila un auténtico botín de información sobre dónde vamos y qué hacemos mientras jugamos a Ingress. También debe ver el juego como una forma de explorar posibles aplicaciones para Project Glass, el ordenador de realidad aumentada basado en unas gafas que la empresa empezará a enviar a los desarrolladores este año. Ingress no requiere un accesorio colocado en la cabeza, usa la pantalla de tu teléfono inteligente para mostrar una vista en forma de mapa de tu entorno en vez de una realista. Aún así es probable que haga que muchas más personas se interesen por la realidad aumentada basada en la localización o por lo menos en los juegos de realidad aumentada.

A pesar de su enfoque futurista, Ingress tiene un aspecto pseudorretro, con un mapa de tintes oscuros que domina la pantalla y un sencillo triángulo azul parpadeante que indica tu posición. Los nuevos usuarios llevan a cabo una serie de ejercicios de entrenamiento para aprender la mecánica básica del juego, como capturar un portal, hackearlo para obtener objetos como resonadores (que controlan dichos portales), crear enlaces de materia exótica entre portales para construir un campo de control triangular que aumenta la seguridad de los miembros del equipo en la zona y disparar un XMP (un 'arma de campo de energía no polarizada', según el glosario) a un portal controlado por el enemigo.

Tal como indica al respecto la revista interactive magazine, hasta el momento, la mayoría de los juegos de realidad aumentada que habíamos visto en las consolas portátiles de Nintendo o PS Vita se centraban en espacios cerrados o funcionaban con algunas tarjetas que no explotaban sus posibilidades dinámicas. Por el contrario, Ingress aprovechará la portabilidad de los smartphones para llevar el juego a las calles.

John Hanke, miembro de Niantic Labs (rama de Google que desarrolló el juego), ha comentado que el concepto detrás de Ingress es parecido al de los videojuegos en línea de rol multijugador masivos (MMORPG, por sus siglas en inglés). Este tipo de juegos, como el famoso World of Warcraft, permiten a miles de usuarios crear un perfil único y jugar en línea con miles de personas con las que comparten un mundo virtual. Los detalles del juego aún son difusos, sin embargo ya se puede conocer la mecánica básica del videojuego.

Niantic Labs había trabajado anteriormente en Field Trip, una aplicación que sirve como guía turística que manda un aviso cada vez que el usuario se encuentre cerca de un sitio de interés. Aunque es muy parecido a Google Now, la originalidad de la propuesta está en los lugares que recomienda, generalmente poco conocidos o no muy notorios a simple vista.

Actualmente, se puede descargar el juego desde Google Play sólo con una invitación, pues se encuentra en versión beta. El lanzamiento oficial aún no ha sido anunciado.

Quizás te interese también:

- Ya está aquí #GooglePlay

Google: nuevo modelo de búsqueda que aprovecha la inteligencia colectiva

Google Art Project, buscador digital de obras de arte y museos

El patrimonio de la Humanidad geolocalizada en Google

Temas + Digital